Ganaderos piden plan de fomento al ministro Walker

Por: Roberto Fernández Fotografía: Fedecarne 2018-04-13

Fedecarne reúne a organizaciones de San Antonio-Melipilla, Talca, Linares, Chillán, Temuco, Valdivia y Puerto Montt.

Mejorar la fiscalización de la carne importada, avanzar en mayor transparencia en el mercado e impulsar un plan de fomento ganadero fueron algunas de las demandas expresadas por la directiva de la Federación gremial de productores de ganado bovino (Fedecarne), encabezada por el chillanejo Carlos González, en una reunión que sostuvieron con el ministro de Agricultura, Antonio Walker, en Santiago.

Fomento ganadero
El dirigente gremial se mostró satisfecho tras el encuentro, donde precisó, se analizó el descenso en la masa ganadera y las formas de reactivarla. “Se le entregaron diferentes iniciativas para desarrollar un plan nacional de fomento ganadero”.

González indicó que “le hicimos ver la preocupación que tiene el gremio sobre la baja masa ganadera que tiene este país y le solicitamos trabajar en conjunto para ver los caminos para aumentar esta masa bajo incentivos, aumento de productividad, y además, le entregamos un estudio en el cual le proponemos una serie de indicaciones para que el Ministerio pueda ayudar a través del BancoEstado o la Corfo para tener instrumentos financieros en condiciones favorables en cuanto a tasas y plazos para que estén disponibles para el sector ganadero, que se adapten a las necesidades del sector, que tengan que ver con la actividad, con los plazos de desarrollo, de explotación”.

En ese sentido, los dirigentes hicieron hincapié en que el BancoEstado debiera tener un rol más protagónico en el desarrollo del rubro.

Carne importada
Respecto a la transparencia de mercados, en la cita se hizo énfasis en la necesidad de una mayor fiscalización a la carne importada en los países de origen, especialmente en el Mercosur, debido a lo que califican como una competencia desleal por parte de algunas industrias, como la brasileña.

“El ministro fue muy claro en decir que él compartía nuestras inquietudes y que él iba a colocar todo su empeño para echar andar todos estos puntos y sacarlos adelante. La ventaja es que él es un ministro agrícola, fue dirigente gremial muchos años”.

También se abordó la necesidad de que el INIA y las universidades cuenten con recursos para investigación y transferencia tecnológica en sistemas ganaderos. “El INIA debe jugar un rol importante, de manera de elevar nuestra producción, pues mientras en otros países, como Nueva Zelandia, hay praderas con 21 toneladas de materia seca por hectárea, y aquí estamos en 4-6 toneladas, entonces, tenemos mucho por crecer para mejorar nuestras praderas, tecnología, genética”.

Por último, referente a la norma de tipificación, se hizo presente al ministro que los cambios debieran ser graduales, con base en estudios que permitan cuantificar los beneficios que ellos tendrían para todos los eslabones de la cadena.

Comentarios