Chillaneja fue trasplantada con células madre de cordón umbilical

Por: Susana Núñez Fotografía: Cedida | Carolina González 05:55 PM 2018-04-11

Tras 8 meses de espera, una niña chillaneja que padece una leucemia linfoblástica aguda logró concretar su esperado trasplante que le permite seguir viviendo.

El pasado martes, Alexandra Garrido de 12 años, se sometió a una intervención de células madres de un cordón umbilical en el hospital Luis Calvo Mackenna, lo que implicó una operación de 50 minutos.

Previo a ese proceso la menor recibió un intenso tratamiento que le permitió preparar su organismo para el transplante.

"Fueron dos bolsitas de células madres de un cordón y todo el trasplante estuvo bien, no tuvo complicación, no hizo ningún tipo de reacción alérgica o de rechazo. Ahora está bastante decaída, antes del trasplante ella tuvo que ser sometida a 6 radioterapias, de 20 minutos cada una, además de 4 quimioterapias muy intensas y fuertes para preparar el organismo y la médula para la recepción de las células madres, así que ahora lo que hay que esperar es un periodo de 21 días", detalló su madre Carolina González.

Si bien su cuerpo respondió bien a la intervención, se encuentra en observación para descartar cualquier anomalía en las próximas semanas.

"Ahora lo que viene son los cuidados súper intensivos, porque las quimioterapias a las que fue sometida provocan hartos daños y sus glóbulos blancos comienzan a bajar, hacen neutropenia, lo más probable que haga fiebre y como sus defensas están muy bajas, tiene que recibir medicinas para evitar que se contagie de algún virus o bacteria que es lo más grave después del trasplante", advirtió.

La familia se mostró agradecida con el trabajo del equipo médico y hacia quienes han manifestado su preocupación por Alexandra.

Así lo expresaron a través de redes sociales, donde dedicaron palabras de gratitud a sus seguidores.

"Un maravilloso equipo humano tuvo la misión de su trasplante, agradecida de todos los mensajes y sobre todo de las oraciones, energías positivas y amor que han enviado a mi pequeña. Ahora viene la segunda etapa, en la que su cuerpo debe reconocer sus células como propias y empezar a funcionar", manifestó la madre de la joven.

Comentarios