Harboe cita la cárcel local en reunión de seguridad en La Moneda

Por: Isabel Charlin Fotografía: Presidencia 09:25 PM 2018-04-07

El senador PPD por Ñuble, Felipe Harboe, participó este viernes en la primera reunión de la mesa técnica de seguridad convocada por el Presidente, Sebastián Piñera; integrada por ministros, subsecretarios, parlamentarios y alcaldes de distintos sectores políticos, más representantes de la sociedad civil.

A diferencia de la postura adoptada por el PS -el senador, José Miguel Insulza, declinó participar-, el PPD decidió aceptar el llamado del Gobierno.

“A mí me habría gustado que Insulza participara, porque creo que tiene una gran experiencia como ex ministro del Interior y ex secretario general de la OEA, a él le tocó ver los procesos de reforma policial en América Latina. Yo más bien refuerzo la tesis del PPD, nosotros tomamos la decisión de sumarnos al diálogo. Una oposición que quiere ser alternativa de Gobierno debe ser una oposición innovadora, dialogante y con propuestas”, sostuvo el legislador, quien insistió, eso sí, en que no se trata de un “cheque en blanco”.

“Le agradecí al Presidente la invitación, la oportunidad de dialogar, pero esto no es un cheque en blanco. Venimos con una agenda en materia de seguridad, que es el tema al cual me he dedicado en los últimos 20 años”, aseveró.

Entre las propuestas que Harboe hizo estuvo la de incorporar a alcaldes de zonas rurales a la mesa.

“Valoro la presencia de alcaldes, pero sugerí la incorporación de un jefe comunal de regiones distintas a la Metropolitana y Valparaíso, que represente a una comuna rural, porque la realidad de la inseguridad rural es muy distinta a la urbana”, manifestó.

También hizo un llamado al Gobierno a hacerse cargo de las definiciones al interior de las policías.

“La primera discusión que debemos tener respecto de reforma policial, es definir hasta qué punto está dispuesta a avanzar la autoridad en el control civil de los temas estratégicos de las policías, algo que no tiene que ver con intervenirlas o politizarlas, sino con que las definiciones las tome el Estado de Chile y no necesariamente el general director de Carabineros”, dijo.

Prevención y rehabilitación
En el ámbito de la seguridad ciudadana, el senador remarcó la necesidad de potenciar la prevención y la rehabilitación. Y lo hizo citando el ejemplo de la cárcel de Chillán.

“Me parece fundamental que se incorpore la prevención social y la rehabilitación y reinserción. La clave está en no tener miedo a tomar decisiones. El Gobierno anterior, por ejemplo, tuvo miedo a la oposición ciudadana a instalar una cárcel en Ñuble. Lo que no haga este Gobierno en su primer año, no lo hará, porque construir una cárcel se demora 6,5 años. En el caso de Ñuble, tenemos una cárcel en el medio de la ciudad, las platas estaban, había terrenos disponibles, pero la autoridad de la época no tuvo la capacidad de entender que los funcionarios públicos no tienen que velar por la popularidad, sino por lo que es correcto para el país. Se pudo haber tomado la decisión de instalar la cárcel fuera de la ciudad, y no se hizo por presiones políticas”, planteó Harboe al Presidente Sebastián Piñera, quien le pidió al ministro de Justicia, Hernán Larraín -presente en la cita-, “solucionar a la brevedad la situación”.

Problemas de seguridad en Ñuble
Según Felipe Harboe, en Ñuble hay dos tipos de problemas de seguridad.  “En las concentraciones urbanas no hay espacios públicos integradores. No hay un parque en Chillán, San Carlos, Bulnes o en Coelemu, donde la gente que vive en viviendas pequeñas pueda ir a desahogarse socialmente, lo que influye mucho en evitar conflictos vecinales, que muchas veces, se transforman en problemas delictuales”, aseveró.

En el caso de Chillán, puntualizó, “ha habido un crecimiento inorgánico, sin dejar un metro para poder tener equipamiento de seguridad. Lo que hicieron en Los Volcanes es francamente para sacarse el premio de lo que no hay que hacer en materia de desarrollo urbano. Allí se requiere tener espacio público de entretención y más equipamiento, más escuelas, más centros de salud, oficinas municipales, OMIL y mayor seguridad, encarnada en una oficina policial”.

En el sector rural, en tanto, advirtió que se deben reforzar las medidas preventivas, la coordinación. 

“Hoy tenemos sistemas tecnológicos como WhatsApp, cámaras de vigilancia y otros, que permitirían a los carabineros de las unidades cercanas actuar junto a los vecinos. Hoy, las unidades policiales están lejos de los centros rurales, por tanto, lo que se requiere es acercarlas con unidades más pequeñas, o eventualmente tener servicios móviles permanentes que permitan reaccionar de manera adecuada”, manifestó.

Comentarios