Puente mecano

Por: La Discusión 08:55 AM 2016-04-30

Desde que se anunció el desmantelamiento del puente mecano que une Concepción con San Pedro de la Paz, instalado para paliar la crisis de conectividad que se vivió en aquella ciudad debido a los efectos del terremoto en los viaductos que cruzan el río Bío Bío, han comenzado a surgir voces en distintos puntos de la región solicitando que dicha estructura se utilice para mejorar la conectividad de zonas que por años han esperado la construcción de un puente.


Casos emblemáticos, como el de Santa Juana, que no ha tenido éxito en su demanda por un viaducto que la una con Talcamávida, en la comuna de Hualqui, son el reflejo del excesivo centralismo en la asignación de recursos a nivel regional, que tradicionalmente ha priorizado a Concepción.


El propio seremi de Obras Públicas, René Carvajal, afirmó en marzo que ha recibido solicitudes de las cuatro provincias, y que se han identificado al menos 50 puntos en la región donde el mecano permitiría superar severos problemas de conectividad, aprovechando su principal característica, pues está constituido por 37 tramos de 39,6 metros de longitud, lo que permitiría satisfacer las demandas de más de una localidad.


Sin embargo, dentro de todas las opciones hay una que responde de mejor forma al desafío de avanzar efectivamente en materia de descentralización, equidad territorial y crecimiento económico: el traslado de la estructura a la desembocadura del Itata, donde la ausencia de un puente ha sido el principal obstáculo para la concreción de la anhelada ruta costera. De hecho, su instalación en dicho sector  no solo generaría beneficios en materia de mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes del secano costero, sino que también tendría un fuerte impacto en el desarrollo económico del Valle del Itata, declarada Zona de Rezago por el Gobierno en marzo de 2015, pues aumentaría los flujos de tránsito entre la costa de la Región del Maule y Concepción, fomentando actividades como el turismo y la producción silvoagropecuaria.


Esta idea, promovida por el diputado Jorge Sabag y los alcaldes de Trehuaco, Coelemu, Cobquecura y Tomé, tiene un valor estratégico, pues permitiría dar un paso importante hacia la concreción del proyecto de ruta costera, que en el futuro podría ser alternativa a la Ruta 5.


De hecho, actualmente el MOP está licitando por segunda vez la confección del estudio de prefactibilidad de la ruta costera entre Cobquecura y Dichato, donde la construcción del puente sobre el Itata constituye la etapa más onerosa del proyecto.


En ese contexto, el parlamentario solicitará la próxima semana al ministro de Defensa que el mecano, que fue adquirido por el Ejército en 2010 y cuyo desmantelamiento comenzará en junio, sea traspasado al MOP. Posteriormente, se pedirá a Obras Públicas que la estructura se quede en la Región del Bío Bío, y que buena parte de sus 1.465 metros se utilicen para levantar un puente provisorio en la desembocadura del Itata, donde el ancho del río oscila entre los 800 y los 1.200 metros. 


Para ello, sin embargo, será necesario que el MOP defina su destino y apruebe la construcción de los pilotes de hormigón que sostendrán la estructura, una inversión no menor, que al plantearse como una iniciativa que mejorará la conectividad y el desarrollo de una Zona de Rezago, podría avanzar con mayor celeridad en la burocracia estatal.


El objetivo de largo plazo es que esta estructura sea el primer paso para “amarrar” la ejecución de la ruta costera con un puente definitivo, proyecto que hoy es la principal demanda de Ñuble en materia de vialidad.

Comentarios