Zarzar hace mea culpa al entregar cuenta pública

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:20 PM 2016-04-29

Una cuenta pública marcada por la autocrítica, pero también por logros, inversiones y proyectos futuros, fue la que realizó este viernes el alcalde Sergio Zarzar en sesión extraordinaria de Concejo Municipal, realizada en dependencias del hotel Diego de Almagro.


La autoridad comunal informó los principales hitos del 2015, reconociendo que a pesar de que la actividad municipal tiende al desarrollo comunal y al bien común, hay iniciativas que no han resultado como hubieran querido, lo cual los insta a seguir trabajando.


Como muestra de ello aludió a los problemas que se han registrado en la operación de luces LED, las cuales han fallado y “colapsado”, graficó, en diversos sectores. A ello sumó los problemas de conectividad vial y las dificultades existentes en el sistema de semaforización.


El edil a la reelección planteó que la comunidad local es cada vez más demandante de soluciones a sus problemas, lo cual más que ser un problema es un aliciente para la entidad edilicia. Pero reconoció que el personal humano municipal muchas veces no es suficiente para la cantidad de tareas que deben realizar.


A pesar de las falencias, registró avances en una serie de materias comenzando por detallar que el presupuesto municipal del año 2015 llegó a los $29.675 millones, que representaría más del doble del que se tenía hace seis años ($13.299 millones).


Entre los hechos más relevantes de su gestión se cuenta la terminación del Teatro Municipal, que tras una inversión de más de 5 mil millones de pesos está a pocas semanas de ser entregado.


Destacó además como un hecho reciente los avances logrados para que la ciudad pueda tener en el corto plazo una farmacia popular o asistencial, lo que surge, como planteó, luego de no pocos inconvenientes.


En suma la autoridad presentó un informe positivo y concluyó con un llamado a la unidad con el fin de que Chillán camine hacia el desarrollo.


No obstante el concejal Carlos Hernández (PS) criticó que “el alcalde hace un llamado a la unidad, pero cuando el Concejo fiscaliza y expone los problemas de este municipio, señala que somos malos y desagradables. Esta administración se equivoca, y mucho, y en general no hace autorreflexión sino que se muestra exitista y no ha ‘ordenado la casa’ como el alcalde dijo que lo haría el año 2008”.


El concejal radical Juan López Cruz recalcó que “el alcalde se viste con ropas ajenas, pues debe reconocer que la declaración de Monumento Nacional del Puente de Confluencia se logró luego de que nosotros como concejales trajimos al Concejo a los habitantes de Confluencia. El municipio incluso era partidario de eliminar el puente”.


Víctor Sepúlveda, comunista, agregó que “el alcalde señala que repararon los techos de la Plazoleta Sargento Aldea, pero ese es un proyecto de los locatarios y financiados por ellos”.


Nadia Kaik (UDI), en tanto, manifestó que se queda “con los grandes proyectos que la municipalidad plantea para el futuro, como la remodelación de la plaza, la construcción de una piscina temperada, mejoramiento de aceras y muchas otras iniciativas de beneficio vecinal que suman miles de millones de pesos”.

Comentarios