La sorprendente campaña de Ñublense como forastero

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Mauricio Ulloa 10:15 PM 2018-04-05

El “diablo” es una visita insolente.

De los 15 puntos que luce Ñublense en la tabla de posiciones, casi el 50 por ciento (7 puntos) los ha logrado en condición de forastero.

Jugando fuera de casa, en el presente torneo de la Primera B, el elenco de Emiliano Astorga es el equipo de mejor rendimiento junto a Cobresal, Santiago Morning y Rangers, clubes que también de 12 puntos disputados fuera de sus reductos, cosecharon 7 unidades.

La producción de los diablos rojos en condición de forastero se traduce en: 

Dos victorias (sobre Barnechea 1-0 y S. Morning 2-1), un empate (con Rangers 0-0) y una derrota (0-2 ante Cobresal).

En cuatro encuentros disputados en estadios ajenos, ha recibido apenas tres tantos y ha convertido igual número.

“Nosotros de visita ya encontramos una regularidad, nos ha ido bien y la idea es tratar de seguir en esta senda ante Puerto Montt, aunque sabemos que es un buen equipo, que no le ha ido tan bien, pero tiene buenos jugadores”, apuntó el atacante del Rojo, Sebastián Varas, quien está en duda para el choque del sábado con los salmoneros, a raíz de un lumbago. De todos modos, será evaluado a última hora porque quiere llegar al partido.

Pura confianza
“La idea es ir a ganar a Puerto Montt y hundirlos más, porque el equipo está con confianza”, recalcó entusiasta el lateral Diego Opazo, quien tiene unas molestias físicas.

El técnico de Puerto Montt, Luis Landeros, reconoce que el sábado a las 18 horas, enfrentará al equipo de mejor rendimiento como visitante.

“Primero será clave la paciencia. Ñublense tiene una propuesta muy eficiente. Juega con cuatro centrales en el fondo que no pasan la mitad de la cancha y costará mucho sobrepasar ese muro bien parado que tienen atrás. Además tienen dos volantes que juegan bien con y sin balón. Conozco a sus jugadores y son fuertes, si los enfrentamos con pelotazos frontales, vamos a salir perdedores, debemos tener el balón y triangular para penetrar hasta la última zona,  con mucha paciencia, pero será muy difícil porque Ñublense se defiende muy bien. Ya lo supe cuando dirigí a Iberia y lo ganamos en el minuto 94”, reflexiona Landeros, quien nació en Chillán y tiene los mejores recuerdos de la Población Sarita Gajardo, donde vivió su padre, Luis, ex jugador del Ñublense del 70’.

Puerto Montt luce una decepcionante campaña como local. De cinco partidos, ha ganado apenas uno, ha perdido tres y suma un empate.

“El arranque de torneo fue pobre, porque no tuvimos la opción de hacer muchos partidos, tras el partido con Cobreloa agarramos el ritmo”, asegura Landeros. En Ñublense, a pesar que están en duda Varas y Bascuñán, confían en que “llegarán todos” al duelo en Puerto Montt, donde esperan seguir demostrando que son una visita insolente.

Comentarios