Convocarán mesa de trabajo para evaluar ajustes al PDA

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:10 PM 2018-04-05

Dos semanas y media lleva en el cargo de secretario regional del Ministerio de Medio Ambiente el biólogo marino Mario Delannays.

A un día de haber asumido el puesto ocupado en los últimos cuatro años por Richard Vargas, el nuevo funcionario de Gobierno adelantó a LA DISCUSIÓN sobre la urgente necesidad de evaluar y eventualmente ajustar algunas medidas del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) que rige en Chillán y Chillán Viejo desde el 28 de marzo del 2016, el cual no ha estado exento de críticas por la forma en cómo se ha ejecutado el documento.

Si bien la vigencia del texto es de una década, en los dos primeros años de aplicación el promedio de cumplimiento solo roza el 5%, estadística calculada con las dos medidas estructurales en que descansa el éxito del plan, el programa de recambio de estufas y la aislación térmica de viviendas.

En su primera visita de este miércoles a Chillán Mario Delannays confirmó que se socializará de manera amplia los eventuales cambios que pudieran hacerse al PDA, mediante la instauración de una mesa de trabajo.

“Vamos a tener que revisar punto por punto dentro de los cuatro focos que tiene el plan, para ir mejorando y optimizando los recursos y la eficiencia de las mediciones. Buscaremos que la mesa esté conformada por representantes significativos que representen fielmente a la comunidad, a nivel municipal y otras reparticiones; es algo que estamos definiendo ahora, por lo tanto la composición de esa mesa la definiremos en conjunto con el alcalde (Sergio Zarzar)”, explicó.

Falencias
Duras críticas ciudadanas, de parlamentarios y expertos,  ha recibido el documento ambiental, debido a que este nunca consideró un financiamiento exclusivo para ponerlo en marcha, y solo se tuvo que conformar con los recursos sectoriales que los propios ministerios involucrados en la normativa tuvieron que destinar de sus ya estrechos presupuestos.

Respecto a la posibilidad de que el documento reciba mayores recursos económicos de los que contó en sus dos primeros años, específicamente en las medidas estructurales referidas al programa de recambio de estufas y aislación térmica de viviendas, el seremi  aclaró que será un tema a estudiar.

“Parte de la revisión también involucra el énfasis que queremos darle en el financiamiento, como todo programa que hay que implementar y desarrollar. Un componente fundamental es con cuánto recurso se dispone; queremos acelerar eso, ya tenemos un monto asignado, el cual queremos darle velocidad y que se traduzca en implementación y por eso es fundamental el trabajo con la comunidad, a través del municipio, en poner los énfasis que corresponda,  llámese tecnología, recursos financieros, etc.”, indicó.

El funcionario recalcó que el proyecto enviado por su antecesor al Gobierno Regional (GORE) del Bío Bío, con el que se solicitan $3.500 millones para invertirlos en el programa de recambio de calefactores en la intercomuna, aún sigue gestionándose, y sostuvo que será un acuerdo que deberán alcanzar con las nuevas autoridades regionales.

Urgencia
El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, reprochó el alcance que ha tenido hasta el momento el PDA y lo calificó como un documento poco eficaz y que, en rigor, se ha orientado en prohibir a los habitantes de la comuna la combustión de leña sin entregar alternativas concretas a aquellos que no tienen otra forma de calefaccionar sus hogares.

“Frente a esta problemática, creo que debemos trabajar de manera distinta. La crítica que yo he hecho es que en los últimos años prácticamente no se ha avanzado; no podemos estar cambiando 400 calefactores a leña al año cuando tenemos más de 40 mil, o sea es la nada misma y no vamos a mejorar de esa forma. Por eso creo y sostengo que esto debemos tomarlo de manera seria de una vez por todas y tiene que haber también un aporte sustantivo del Gobierno”, enfatizó.

La autoridad comunal agregó que la mirada del Ejecutivo debería ir más allá y plantearse para la Zona Saturada de Ñuble el cambio de la matriz energética.

“Tenemos que ver la forma de mejorar todo el problema de la contaminación y eso significa recambio a lo mejor de los calefactores, pero también cambiemos de energía; si hay que subsidiar, pensémoslo, analicemos si es factible (...). Cuando se prohíbe encender las estufas en una zona tan fría:  ¿cómo va a calefaccionar esa gente? Cuidado, que por un lado se está arreglando el aire y por el otro se está enfermando a la gente”, sentenció el jefe comunal.

Preocupación ciudadana
El seremi de Medio Ambiente convocó este miércoles a dirigentes y representantes de las juntas de vecinos de Chillán con el objetivo de anunciar la activación del plan de Gestión de Episodios Críticos consignado en el PDA, que en rigor partió el pasado domingo.

Los vecinos advirtieron que si bien la problemática de la polución por la quema del popular combustible se origina en las casas, acusan que el Gobierno les ha endosado totalmente la responsabilidad por el éxito de un plan que, a su juicio, está siendo mal ejecutado por las autoridades competentes.

“Ha sido pésima la aplicación del plan; tenemos problemas en el recambio de calefactores, no se están cumpliendo las metas tampoco y resulta que este año no hay presupuesto para postular a la aislación térmica de las casas. Con las fiscalizaciones se inician sumarios porque las personas están contaminando, pero resulta que muchos no tienen otra alternativa de calefacción; entonces el Gobierno exige, pero ellos no cumplen”, opinó Gabriel Lagos, presidente de la Junta de Vecinos Doña Francisca III.

Por su parte el representante vecinal de la Junta de Vecinos Zañartu, Juan Zúñiga, afirmó que pese a los intentos por mejorar el aire establecidos en el PDA, la política pública aún no ha sido determinante para el cambio mayor que necesita la intercomuna.

“Creo que de todas maneras ha sido útil lo que se ha hecho, porque de no ser así hubiéramos tenido muchas mayores dificultades de salud con la gente, pero también pienso que no ha sido suficiente. Se ha notado una falta de compromiso de la propia gente, las campañas comunicacionales no han sido fuertes, no hay una fiscalización adecuada y el programa de recambio es lento y sumamente engorroso”, comentó.

Iris Salazar, presidenta de la Villa Padre Hurtado ubicada en el camino a Parque Lantaño, recalcó que la poca cantidad de personas que han sido beneficiadas con la política de chatarrización de viejas estufas hasta el momento no han sido determinantes en la mitigación de la polución.

“Lo mejor sería que ojalá más personas pudieran obtener las estufas a pellet, que es la que menos contamina. Necesitamos que se masifique el programa, porque si vamos a esta velocidad vamos a seguir contaminando y en los sectores donde hubo recambio no se va a notar”, advirtió. 

Comentarios