Priorizarán la conservación de 4 zonas de Ñuble ricas en biodiversidad

Por: Jorge Chávez Fotografía: La Discusión 08:15 PM 2016-04-29

El secretario regional del Ministerio de Medio Ambiente, Richard Vargas, aseguró que tres zonas de la Provincia de Ñuble ricas en biodiversidad serán priorizadas para su conservación, luego de que fueran definidas como áreas naturales de importancia por un estudio realizado por la Facultad de Ciencias Forestales y Ciencias Ambientales de la Universidad de Concepción.


El trabajo académico, encargado  la casa de estudios por la cartera regional del ambiente, identifica a la comuna cordillerana de San Fabián de Alico y a las cuencas superiores de los ríos Diguillín y Cholguán como zonas necesarias de salvaguardarse. A estos sectores, de acuerdo a lo explicado por el seremi Vargas, se le sumará también el cerro Cayumanque en Quillón.


El jefe regional de Medio Ambiente explicó que los territorios, al igual que otros cuatro ubicados en diferentes comunas de la Región del Bío Bío, actualmente están siendo impactados negativamente en su composición, especialmente por factores humanos, razón por la cual urge tomar medidas de protección.


“Con el estudio se estableció cuáles son las áreas que necesita la Provincia de Ñuble y región para sostener la conservación de la biodiversidad. Esta es una de las zonas más ricas del mundo y donde tenemos una alta vulnerabilidad producto de las transformaciones de las actividades económicas que la tienen sometidas, fundamentalmente el monocultivo de plantaciones exóticas, la actividad energética en desarrollo y la industrial; todo esto ha sometido a una fuerte presión al ecosistema y nosotros nos estamos dando la tarea única en Chile de generar la infraestructura que necesita la zona para sostener la biodiversidad”, detalló Vargas.


El funcionario detalló que, con el objetivo de preservar las áreas sensibles, el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) utilizará los instrumentos legales que tienen a mano, como el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), para lograr que estos sectores sean custodiados o pasen al cuidado de los servicios públicos competentes.


“El cerro Cayumanque es uno de las zonas prioritarias que si bien está mayormente en manos privadas, tenemos que trabajar con ellos para generar acciones de protección para que se generen corredores ecológicos”, explicó.


Vargas detalló que los resultados del estudio serán entregados a la Intendencia Regional del Bío Bío con la finalidad de incorporarlo en el Plan Regional de Ordenamiento Territorial (PROT), que está elaborándose actualmente y que será un instrumento que ayude a la generación de estrategias para el desarrollo sustentable de la región.


De acuerdo al seremi, tras la presentación del estudio se buscarán los recursos y la disponibilidad de los servicios públicos para poner en protección las áreas declaradas prioritarias. “La primera idea que tenemos es incorporar estrategias de promoción turística para que todos los nuevos proyectos económicos que se realicen en estos lugares y que afecten estas áreas o los bosques nativos puedan hacer las compensaciones que ameritan”, aclaró.


Ventajas
La directora del “Proyecto Infraestructura Ecológica para la Región del Bío Bío y una propuesta de sitios prioritarios para la conservación de la biodiversidad”, Mariela Núñez, aseguró que a diferencia de las demás provincias de la región, Ñuble tiene la ventaja de mantener aún ecosistemas en mejor estado de conservación, lo cual ha sido reconocido a nivel internacional por la Unesco al declarar esta zona como Reserva de la Biósfera el 2011.


“Recordemos que el año 1976 fue declarado mediante un Decreto de Ley como una zona de protección de montañas, donde el principal objetivo era proteger los bosques y el agua de esta zona”, sostuvo la académica de la UdeC y destacó la relevancia del área natural local en tiempos en que éste ha sido golpeado fuertemente.


Según información del equipo de científicos que elaboró el estudio (integrado por Mariela Núñez, Cristian Echeverría, Rodrigo Fuentes y Mauricio Aguayo) la región ha tenido una importante transformación del paisaje en términos de pérdida de flora, disminución de terreno agrícola y aumento de plantaciones forestales. La estimación de los expertos es que en los últimos 25 años se ha perdido el 35% de superficie de bosque nativo.


Según cálculos de la Seremi de Medio Ambiente, de las 4.000 hectáreas de leña para la calefacción que se consume al año en Chillán y Chillán Viejo, al menos 3.500 no cuentan con plan de manejo de bosque nativo, lo que significa que no se conoce el origen de esa biomasa y si se restituyó lo que se extrajo.


Riqueza
El encargado de la Unidad Ambiental de la Municipalidad de San Fabián de Alico, Juan Carlos Covarrubias, explica  que en el territorio de la comuna crecen al menos 35 especies nativas de las 80 que aproximadamente se identifican en el país, lo que hace a esa parte de la cordillera ñublensina como una de las más ricas en flora a nivel nacional.


“La latitud en donde se ubica San Fabián es el punto donde se juntan dos ecosistemas muy diferentes, con especies arbóreas distintas: por un lado los bosques esclerófilos de la zona central, cuya distribución aproximada es entre Coquimbo y la Provincia de Ñuble (con especies como quillay, peumo, boldo y litre) y por otro lado los bosques templados del sur, cuya distribución aproximada va entre la Provincia de Ñuble y el extremo sur de Chile, con especies como canelo, olivillo, lingue, raulí, y pitra, entre otros. Esto hace que San Fabián posea especies de ambos ecosistemas; son contadas con los dedos las comunas que poseen un nivel de biodiversidad vegetal equivalente”, detalla el funcionario municipal.

Comentarios