Tras un año de estudios Chillán sigue en fase 1 del Pladeco

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 10:10 PM 2018-04-03

Jornadas de participación ciudadana, planificadas primero para enero y luego para marzo, todavía no se ejecutan

Municipio sostiene que informe definitivo estaría concluido durante el segundo semestre, aunque está en duda si antes de septiembre, cuando Chillán sea capital regional

Transcurrido más de un año desde que la Municipalidad de Chillán entregó el diseño del nuevo Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) a la Universidad del Bío-Bío, aún no existen certezas respecto del estado de avance del instrumento de planificación.

Desde que comenzó su ejecución los plazos han sido extendidos en varias ocasiones,  de tal manera que el cronograma inicial de nueve meses no fue respetado.
Si bien la duración del contrato es flexible, pues los plazos de congelan en las etapas de revisión de los informes universitarios, no es menos cierto, aseguran concejales,  que el desarrollo de la carta de navegación comunal entró en una etapa crítica. 

“Se supone que durante la última semana de marzo se iba a realizar la jornada de participación ciudadana, pero no hemos sido convocados y tenemos muchas incertidumbre”, cuestiona el concejal Víctor Sepúlveda.

En principio esa fase del estudio debía concretarse a fines de enero, pero fue el propio municipio el que comunicó ese mismo mes que la participación ciudadana, a través en encuentros con la comunidad y “actores relevantes” de la ciudad, se desarrollaría durante la “última semana de marzo”.

Aquello tampoco se concretó, lo que causa molestia al interior del Concejo Municipal.   

El edil radical Juan López Cruz critica que “la única certeza que tenemos es que el Pladeco ya pasó un límite aceptable para su entrega y ahora es la Municipalidad de Chillán la que tiene que dar explicaciones y tomar cartas en el asunto”.

Desde 2017 con problemas
A mediados del año 2017,  cuando era evidente que existían problemas internos entre la municipalidad y la UBB  Concepción, que ganó la licitación, las partes estuvieron a punto de terminar el contrato,  pero finalmente de decidió seguir adelante. Uno de los cambios fue que un equipo de Chillán de la casa de estudios tomó el control del trabajo.

El cronograma definido en la ocasión consideraba la entrega del informe Nº 1 y la realización de jornadas de participación ciudadana durante el verano pasado.
A los pocos días de ese anuncio, se decidió que las consultas a la comunidad de verificarían en marzo, pues se adujo que como producto de las vacaciones no habría participación del nivel esperado. 

Por ello las reuniones masivas (denominados talleres con la comunidad) fueron reprogramadas para el mes que acaba de pasar, aunque hasta la fecha no se conocen citaciones a la comunidad organizada y sus dirigentes.

El presidente de la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble (Corñuble), Juan Ramírez, sostiene que “hasta ahora no hemos recibido invitaciones para ser parte de procesos de consulta”.

El dirigente agrega que “estamos absolutamente disponibles para ser parte del proceso de generación del Pladeco en la medida que seamos convocados”.

Documento actual obsoleto
El atraso tiene otros efectos. En las actuales condiciones, el Pladeco ya no corresponderá al período 2018-2023, como se establecía en la licitación,  sino que deberá postergarse al menos un año, desde 2019 al 2024.

Además el actual Pladeco de la ciudad fue aprobado el año 2011 y vencía oficialmente el 31 de diciembre de 2015, pero tuvo que ser extendido hasta fines del 2016 mientras se ejecutaba el documento de reemplazo. Como la Municipalidad de Chillán solo en marzo de 2017 pudo licitar el proyecto a la UBB, a la fecha van dos años más de atraso con una ciudad regida por un Pladeco obsoleto. 

El concejal Camilo Benavente es particularmente duro con la manera en que se ha manejado el proyecto. “Ha sido un despropósito cómo se ha llevado el proceso en general, partiendo con una licitación muy por debajo del precio de mercado y posteriormente con una inspección técnica absolutamente deficitaria. El Pladeco es la principal herramienta de gestión de un municipio y es impresentable que exista tanta desprolijidad”.

Benavente agrega: “esperamos que el nuevo Secpla nos entregue certezas esta semana, pues la incertidumbre en que estamos es incómoda”.

Otro efecto apunta a que el mismo alcalde Sergio Zarzar anunció en su momento que Chillán debería tener su nuevo Pladeco antes de que se convierta oficialmente en capital de la nueva Región de Ñuble. Eso ocurrirá en septiembre y existen dudas de que el documento esté listo para esa fecha.

Participación ciudadana: ahora abril y mayo
Desde la unidad de Comunicaciones del municipio se indicó que “el Pladeco se encuentra en una etapa de término de su primera fase, consistente en la entrega del Informe Número 1, que fue confeccionado por levantamiento y propuestas provenientes de autoridades y funcionarios municipales”. 

Según el gobierno comunal este lunes “se dio por autorizada la última revisión y solo queda pendiente esta semana la aprobación de los mapas territoriales, que constituyen uno de los productos que se elaboran en esta etapa”. 

En cuanto a la etapa de participación ciudadana, el municipio informó que “la planificación de todas las consultas ciudadanas ya se encuentra aprobada, siendo la primera de ellas un ‘Taller de inducción y participación de actores relevantes’, el cual se desarrollará el próximo miércoles 25 de abril. Con ello se da inicio a una decena de encuentros planificados entre abril y mayo cubriendo todos los sectores rurales y urbanos de la comuna”.

Según el nuevo cronograma, y de acuerdo a las bases del estudio, una vez terminada la segunda etapa de consultas ciudadanas, se retomará el trabajo de análisis de las propuestas recibidas, las cuales, unidas a la propuesta municipal, desembocará en una propuesta final que nuevamente debe ser validada por la comunidad. 

En estas condiciones y dado que estas últimas etapas podrían implicar varios meses más de análisis, anuncia el municipio, “estamos evaluando alternativas para mejorar la recolección de información y los tiempos finales del proyecto. Estamos enfocados en optimizar los tiempos de todas las etapas que vienen garantizando una prolija revisión y calidad del producto final, lo cual debiese ver la luz durante el segundo semestre de este año”.

Comentarios