De “machetear” en la calle a estar entre las 6 mejores de Chile

Por: Camilo Díaz Fotografía: Gentileza Marco Bernal 09:45 PM 2018-04-03

Una historia de tenacidad y esfuerzo es la que encarna un equipo de vóleibol femenino dirigido por Marco Bernal, e integrado por 12 mujeres entre parralinas y chillanejas, representantes de la Asociación de Vóleibol Chillán (Avolchi), que el reciente fin de semana disputó la primera fase de la Liga Nacional A3 en Santiago, símil de la Tercera División en el fútbol.

El grupo de deportistas, cuyas edades van desde los 16 hasta los 27 años, debía contar con a lo menos $1.190.000 para decir presente en la competencia que reunió a 12 equipos del país.

“¿De dónde sacábamos nosotros esos recursos?”, se preguntaban el propio entrenador, Marco Bernal.

“Partió la campaña con dos etapas. Convocar a los comerciantes locales para que nos fueran aportando, y lo otro hacer actividades de colaboración de parte de la gente en la calle. Íbamos a los semáforos a pedir plata, hacíamos un poco de vóleibol, campañas masivas a través de redes sociales y radios de Parral explicando la importancia de ser parte de este campeonato no solo por el vóleibol, sino que por el deporte de Parral”, precisa el formador, quien de destacó el apoyo irrestricto de la Municipalidad de Parral, que financió el bus, y un parralino residente en Santiago que les prestó su hogar para alojar.

Ese mismo esfuerzo para poder decir presente en la competencia fue instalado dentro del campo de juego en Santiago, donde las deportistas se pararon de igual a igual contra avezados equipos: hubo dos derrotas y tres victorias que se tradujeron en que se pudieran clasificar a la ronda final, la cual se disputará los días 13, 14 y 15 de abril.

“Desde ya el objetivo más que logrado. Estamos dentro de los seis mejores del país en la categoría, y nos supimos parar de igual a igual con equipos muy poderosos. Es nuestra primera experiencia, queríamos ir a conocer la realidad de este vóleibol nacional que se aleja un poco del sur de Chile, y nos encontramos con varios aspectos a considerar, que nos dan un pie y un puente para poder seguir trabajando”, cerró el otrora formador de la disciplina en el Instituto Santa María de Chillán, establecimiento de donde son varias de sus jugadoras.

La otra cara de la moneda, en la misma competencia, pero en varones, la vivieron el equipo de San Carlos, el cual con un plantel sub 18 tuvo su primer apronte nacional, cayendo en todos sus encuentros, pero dando la pelea y ganando un importante roce competitivo que les servirá para seguir en formación.

Comentarios