Menos lluvioso y más frío será el otoño-invierno este año

Por: Jorge Chávez Fotografía: Fernando Villa 08:25 AM 2018-04-02

Menos lluvias y temperaturas más extremas, son las condiciones ambientales que tendrá Chillán durante la temporada otoño-invierno 2018, de acuerdo a la información entregada por el doctor en Ciencias de la Atmósfera y profesor del Departamento de Geofísica de la Universidad de Concepción (UdeC), Juan Inzunza.

El experto aseguró que, basado en antecedentes recogidos desde la Dirección Meteorológica de Chile, se prevé un panorama inusual para la capital de la Región de Ñuble, con temperaturas mínimas por debajo de los promedios históricos y con máximas igualmente superiores a las de los últimos años.

“Vamos a tener unas mañanas más frías de lo normal y en cuanto a las máximas, curiosamente van a ser algo más altas también(...)”, explicó, añadiendo que esta realidad será vivida geográficamente desde nuestra región hasta Chiloé, aproximadamente.

El académico de la UdeC aclaró que los valores normales de cualquier variable de meteorología se obtienen de calcular los promedios de al menos 30 años de mediciones y que lo atípico de la situación en Chillán se verá reflejado en la caída o elevación de las temperaturas, según sea el caso, en al menos dos grados Celsius. Según datos históricos de la Dirección Meteorológica de Chile, la temperatura mínima media en la comuna es de 6º Celsius y la máxima es de aproximadamente 15º Celsius.

Menos lluvias

Las estaciones de otoño e invierno de este año traerán menos precipitaciones para la ciudad en comparación a lo ocurrido el 2017.

El académico afirmó que si bien se prevé menos cantidad de lluvias, solo terminando la temporada se podrá saber si es que este 2018 fue seco o no, calificativo que se le da a un periodo donde cae hasta un 50% menos de agua.

Pese a las proyecciones realizadas, el profesional advirtió que el panorama podría presentarse con más o menos intensidad debido a la incertidumbre que generan los condicionantes reguladores del clima en el planeta.

“El fenómeno de La Niña está terminando y los modelos de pronóstico muestran que podría pasarse a una fase neutra (sin Niño ni Niña) para los próximos meses, lo que hace un periodo muy inestable. Todo indica que caerá menos agua que el año pasado desde Talca a Chiloé, en donde se incluye a la Región de Ñuble”, reiteró.

La contaminación amenaza

La mayor cantidad de precipitaciones de la temporada otoño-invierno del año pasado, en comparación al 2016, ayudó a mitigar el impacto producido por la contaminación por humo de leña originado durante la calefacción domiciliaria.

La lluvia, al caer, arrastra consigo el material particulado contenido en el humo y literalmente limpia el aire de las impurezas que deja la combustión del popular combustible.

Según información oficial de la Secretaría Regional del Ministerio de Medio Ambiente, el 2017 los días con niveles altos de polución disminuyeron un 17% en relación al 2016, cifra que respondió especialmente por lo particularmente lluvioso que resultó el periodo que va de abril a septiembre.

De cumplirse el pronóstico para los próximos seis meses,  la comuna podría llegar a sufrir un año con altos niveles de contaminación, debido a que esta vez no tendrá a su lado el factor lluvia como inmejorable aliado.

Con aire bueno

Ayer domingo 1 de abril partió la etapa de restricción al consumo de leña en la calefacción domiciliaria, tal y como lo especifica el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) intercomunal.

Desde ayer la Intendencia de la Región del Bío Bío tiene la obligación de entregar diariamente el pronóstico de calidad del aire con sus declaratorias de Alerta, Preemergencia o Emergencia con la finalidad de que los habitantes locales y las autoridades tomen los resguardos del caso para evitar que se disparen los índices de saturación por la quema de biomasa.

En su primer informe, basado en las variables y factores obtenidos en el modelo predictivo que administra el Ministerio de Medio Ambiente, la Intendencia anunció para Chillán y Chillán Viejo un aire calificado como Bueno.

De acuerdo a lo consignado en el PDA, cuando se decreta Alerta Ambiental se restringe la emisión de humos visibles por un periodo máximo de 15 minutos entre las 18 y 00 horas y en Preemergencia tal limitación se extiende todo el día, en tanto que en Emergencia está prohibido encender estufas a leña excepto las del programa de recambio y las fabricadas después del año 2014.

Comentarios