Cómo un “pastizal” puede ser el Gran Parque Regional

Por: Edgar Brizuela 12:35 PM 2018-04-01

Para hacer realidad el proyecto de un gran Parque para la ciudad el municipio chillanejo trabaja en dos planos. Por un lado, está definiendo internamente su perfil y por otro lado, prepara una consulta para que la comunidad exprese lo que quiere ver plasmado en aquel terreno. El alcalde Sergio Zarzar afirmó que “espero que la comunidad entregue sus opiniones sobre los atractivos a implementar en los terrenos que están ubicados a un costado del aeródromo”.

Lo que se pretende es resolver el tema lo antes posible, considerando que han pasado ya varios años desde que el municipio obtuvo vía permuta estos terrenos que eran de la Dirección General de Aeronáutica Civil, que a su vez recibió tierras del gobierno comunal emplazados al norte de la pista de aterrizaje.

Sobre el tema, el director en Ñuble del Servicio de Vivienda y Urbanización, Óscar Crisóstomo, planteó que si bien la inversión para convertir el terreno en un parque urbano de interés regional es elevada, se justifica, pues se dotará a la ciudad de áreas de esparcimiento, deportes y eventos de todo tipo que no existen en la actualidad.

El profesional ha calculado que la inversión para transformar el terreno es muy elevada. Un dato puede dar luces sobre este tema: el Serviu invierte unos $1.000 millones en implementar parques en terrenos de una hectárea.

El presidente del Colegio de Arquitectos Delegación Zonal Ñuble, Pedro Ramos Muñoz, dijo que “estamos de acuerdo que se requiere una gran inversión para convertir en parque un terreno que podríamos visualizarlo hoy como un pastizal”.

Ramos agregó que “se requiere una gran planificación integral a la mano con las necesidades de un Parque Intercomunal abierto a todas las posibilidades que ofrece nuestra nueva Región de Ñuble, necesariamente se necesita contar con el apoyo del sector privado por lo complejo y elevado que resultaría económicamente concretarlo”.

Para la entidad gremial, será necesario consolidar urbanísticamente este espacio, pues carece de las necesidades básicas de infraestructura como por ejemplo, agua potable y alcantarillado.

“Debemos ser realistas y pensar un parque que se transforme en un polo de atracción con ambición regionalista, donde confluyan actividades de carácter cultural, social, turística, histórica, para dar una identidad patrimonial reconocida no tan solo a nivel nacional, sino también mundial”.

Pedro Ramos añade que “en lo personal, me atrae mucho la idea de pensar un parque de carácter sustentable, es decir, que permita mejorar la calidad de vida de sus habitantes, integrando el hábitat natural circundante, incorporando la flora y fauna de nuestra zona aplicado a un diseño urbano-arquitectónico ecológico y sustentable o sostenible, que aproveche las condiciones climáticas, las energías naturales, que favorezcan considerablemente el costo de construcción de este nuevo parque y muy especialmente disminuir al máximo el coste de las energías convencionales, los desperdicios y contaminación ambiental”.

Comentarios