Entre 50 y 200 personas siguen los concejos en vivo

Por: Isabel Charlin 07:40 PM 2018-03-31

Un tema recurrente en las últimas sesiones del Concejo Municipal de Chillán ha sido la implementación de un sistema que permita transmitir en vivo las reuniones ordinarias y extraordinarias de los ediles.

Es más, cuando el alcalde, Sergio Zarzar, fue reelegido la primera vez en 2012, una de las medidas que anunció el día de su victoria fue ésta, acercar la institucionalidad a las personas, por la vía de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, nada ha pasado desde entonces.

En la última sesión de concejo del lunes 26, el edil PPD Camilo Benavente volvió a poner el tema sobre la mesa. El administrador municipal, Ricardo Vallejos, reconoció que es una posibilidad que está en evaluación, y para concretar la petición, se necesitan algunas precisiones respecto de equipos requeridos y capital humano para hacerlo posible.

En ciudades como Concepción o Antofagasta (ambas capitales regionales, tal como lo será Chillán a partir de septiembre), la transmisión de las sesiones de concejo partieron en 2013, con una audiencia por sesión constante de alrededor de 50 personas, la cual puede llegar a 200, cuando se discuten temas de alto interés.

En el caso de la capital penquista, la transmisión se realiza vía streaming ocupando Youtube, y su costo de operación es de alrededor de $300 mil.

En Antofagasta, en tanto, adquirir e implementar los equipos costó cerca de $1 millón. Otras comunas del país, como Las Condes, han intentando implementar un sistema aún más sofisticado. En el municipio liderado por Joaquín Lavín se intentó externalizar el servicio y brindar las sesiones por HD, sin embargo, el concejo se opuso, pues el costo era muy elevado ($1 millón por sesión).

En el último tiempo, el Consejo para la Transparencia ha estado pendiente del tema, y hace unos meses anunció que dará a conocer próximamente una propuesta a los municipios para transmitir en directo los concejos comunales, lo que podría incidir en menores costos de operación, permitiendo así que municipios pequeños se sumen a la iniciativa.

Educación y transparencia

Para el administrador público y ex concejal de Chillán, Cristian Quiroz, la iniciativa es positiva y fortalece el acceso a la información por parte de la comunidad.

“Es una señal de transparencia. En esta misma línea, existe una ventana de oportunidades para avanzar en la innovación y mejora en los niveles de participación ciudadana, desde un modelo pasivo basado solo en la entrega de información; a uno activo y promotor de instancias de toma de decisiones, como en la participación consultiva, interactiva y funcional”, sostuvo el también ex consejero regional.

Para Quiroz, “definitivamente las nuevas tecnologías deben ser un aliado de la actividad política y del servicio público. Chillán tiene los recursos y capacidades para seguir innovando, utilizando diversas plataformas”, dijo.

El sociólogo, Daniel Fuentes, destaca el uso de las TICs (tecnologías de la información y comunicación) en el ámbito político.

“Si ponemos en contexto a las llamadas TICs (televisión, computación, internet, etc.), éstas favorecen la comunicación y el intercambio de información en el mundo actual. Las ventajas para la ciudadanía de utilizar las TICs como canales y espacios de participación, consiste principalmente en darle la oportunidad a los ciudadanos de expresar sus inquietudes, quejas o recomendaciones de forma rápida y fácil, sin barreras de tiempo ni de espacio”, sostuvo. 

En el caso específico de transmitir las sesiones del concejo del municipio de Chillán, Fuentes aseveró que “no deja de ser una oportunidad para educar a la comunidad respecto de la labor  pública, y ciertamente, dar contexto a las funciones que tienen los concejales en ese sentido”. 

Y agrega: “Transmitir en vivo mediante un Facebook Live o vía Twitter los actos que van en favor de la comunidad, como las salidas a terreno, resultaría interesante, pero dando un componente educativo a la acción, como explicar el porqué se someten a votación algunos proyectos. Eso podría resultar innovador”, mencionó.

Desde el punto de vista más político, Fuentes cree que una adecuada y oportuna incorporación de las TICs en la acción pública constituye un elemento de inclusión importante de los ciudadanos en el quehacer político, “ya que bien implementado este sistema, permite una fluida retroalimentación entre el municipio y la comunidad.  A nivel local existiría mayor confianza, más transparencia, más control público sobre las acciones que nos involucran a todos en la comunidad. Se construiría también mayor diálogo ciudadano en torno a las decisiones públicas”, sentenció.

Comentarios