Pone a prueba su contundencia ofensiva como local

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia uno 08:15 PM 2018-03-30

Los diablos rojos han ganado solo un partido de tres jugados en el estadio local.

El paraguayo Prieto no pudo anotarle al “Chago” Morning, pero hizo su primer gol frente a San Felipe.

Ñublense ha ganado solo un partido de local de los tres que ha disputado en el Estadio Nelson Oyarzún de Chillán, marcando apenas un gol por encuentro.

La falta de contundencia ofensiva ha sido su pecado mortal jugando en casa, pero ante Wanderers el domingo el equipo de Emiliano Astorga quiere demostrar que puede ser equilibrado en defensa y altamente letal en ataque.

“Ahora veo un equipo que puede ser fuerte en defensa y llegar al gol. Debemos dejar los tres puntos en casa”, recalca el estratega de los “diablos rojos”.

“Será un partido difícil. Wanderers tiene jugadores rápidos, parecido a La Serena, pero tenemos el equipo y las ganas para seguir escalando en la tabla de posiciones.  A veces no salen los goles, pero confiamos en los compañeros que pueden anotar, lo demostramos ante Santiago Morning.  Ganamos jugando bien, de local tenemos que levantar,  nos ha costado mucho, no podemos regalar un tiempo, será especial porque Wanderers, a pesar que no viene bien, está para pelear el torneo, y viene con la confianza de haber ganado”, analiza el delantero “diablo” Michael Silva, formado en la cantera “caturra”.

A “matar” en casa
En su estreno como local Ñublense rescató un ajustado triunfo por 1-0 sobre Valdivia con gol de cabeza de Hugo Bascuñán. 

Luego sufrió para empatar 1-1 con La Serena (gol de Roberto Reyes), y por el mismo marcador con San Felipe (anotación de cabeza de Marcos Prieto).

Lo positivo es que al menos contra Santiago Morning, en la fecha 7, el equipo ya pudo marcar más de un gol. 

Anotó dos, y uno de ellos fue obra del artillero Sebastián Varas, goleador histórico que cortó su peor racha sin marcar  un gol en el club con la camiseta roja (seis fechas consecutivas).

El otro gol fue anotado por el zaguero argentino Emiliano Pedreira, quien de cabeza puso el 2-0 parcial.

Ñublense es el tercer elenco menos efectivo del torneo, junto a San Felipe y el propio Wanderers, con apenas seis goles en siete fechas, promediando menos de un gol por duelo.

El equipo de menor producción ofensiva es Puerto Montt, con tres anotaciones, seguido de La Serena que solo ha convertido cinco tantos.

Esa baja producción ofensiva es la que quiere desterrar Emiliano Astorga para ganar mañana. 

Para eso confía en la resurrección goleadora de Varas y la potencia en el juego aéreo del guaraní Marcos Prieto. 

También en la capacidad habilitadora del argentino Emanuel Croce, quien se recostará sobre la banda derecha y aparecerá como enganche en algunos ataques.

“El equipo genera ocasiones y la idea es convertirlas para manejar el partido”, anticipa Astorga, asumiendo la necesidad de ser letal ante los porteños y no dejarlos levantarse de la mano del nuevo DT Moisés Villarroel.

Comentarios