Incautan 15 mallas de mariscos en mal estado

Por: La Discusión Fotografía: Municipalidad de Chillán 08:15 PM 2018-03-30

Entre 2016 y 2017 se evidenció un incremento del 21.8% en las inspecciones sanitarias en periodo de semana santa.

Tras dos jornadas diurnas de fiscalización de la venta de pescados y mariscos sin sanciones, una de Sernapesca y otra de la Seremi de Salud, la Unidad de Inspección de la Municipalidad de Chillán,  junto a la Autoridad Sanitaria, en una jornada de control nocturna, encontró mariscos en mal estado.

Los productos, específicamente mallas de mariscos, fueron detectados, retirados y destruidos durante la fiscalización realizada por la Unidad de Inspección y Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Chillán en conjunto con la Seremi de Salud.

La acción fue parte de un operativo de fiscalización de camiones que transportaban pescados y mariscos para abastecer a los locatarios de la Plazoleta Sargento Aldea durante Semana Santa.

sta fiscalización se concretó  en la calle Isabel Riquelme entre Maipón y Arturo Prat habilitada para la descarga de los productos. Hasta ayer en la mañana habían sido inspeccionados y revisados 13 camiones provenientes del sur con productos para los más de 20 locatarios de pescaderías del centro de la comuna.

En la revisión la Seremi de Salud inspeccionó que se mantuviera la cadena de frío y el buen estado de los productos. El procedimiento se realizó durante la noche del miércoles y hasta las 7 de la mañana de ayer, y está contemplada su continuidad para el transcurso de esta noche.

A raíz del procedimiento se detectaron 15 mallas de mariscos en mal estado, las cuales fueron decomisadas y destruidas.

La Municipalidad de Chillán insistió en que es de suma importancia realizar estas fiscalizaciones para que los chillanejos y habitantes de la región puedan disfrutar tranquilos y con seguridad de estos productos, en fechas donde aumenta su consumo.

Buen estado

La fiscalizaciones de la Seremi de Salud buscan establecer que los productos estén a menos de 5ºC, en máquinas conservadoras de frío o a través del uso de hielo. No debe haber pescados ni mariscos expuestos directamente al sol, además de poseer condiciones organolépticas, correspondientes a olor, sabor y color. Los pescados no pueden venderse fileteados, solo al momento de la venta y a solicitud del usuario.

Otras recomendaciones son observar que los pescados tengan sus agallas bien rojas y ojos brillantes. Tocar para corroborar que la carne esté firme, dura al tacto y las escamas no se desprendan.

Comentarios