Uruguay derrotó con lo justo a Gales y es campeón de la China Cup 2018

Por: Agencia Uno Fotografía: Agencia Uno 11:35 AM 2018-03-26

La selección de Uruguay derrotó este lunes por 1-0 a Gales en la final de la China Cup 2018, definición disputada en el Guangxi Sports Centre Stadium de Nanning, gracias a un único gol de Edinson Cavani. 

El combinado celeste terminó siendo superior en el cruce contra el conjunto liderado por Gareth Bale. Ejemplo de ello fueron los dos tiros al palo de su goleador Luis Suárez, delantero del FC Barcelona. 

Como en la semifinal contra la República Checa, Uruguay salió al terreno de juego muy motivada y apenas transcurrido el primer minuto de juego Luis Suárez envió un balón al palo en un serio aviso para una Gales que, de más a menos, se mantuvo aún así metida en el duelo y encerrando al final en su área a los 'charrúas', que tiraron de oficio para apenas sufrir. 

El gol de Edinson Cavani en el minuto 49 fue decisivo. Un balón largo entre líneas para el 'Cebolla' Rodríguez acabó con una asistencia para un desmarcado Cavani, quien marcó a placer superando a Wayne Hennessey. El delantero del PSG, en una jugada similar con centro esta vez por la derecha de Rodrigo Bentancur, erró al rematar impactando mal el balón y perdonó el 0-2. 

Como también perdonó Luis Suárez, que no estuvo afortunado. Luchador como siempre, tuvo también en sus botas el ampliar la diferencia en el marcador pero, todavía con tablas, envió su segundo disparo al palo. Un error de Gales en el pase atrás al portero permitió al '9', inteligente y rápido, robar el balón y superar la presión de Hennessey, pero su disparo se estrelló en la madera. 

Fue un partido ofensivo, con ocasiones en ambos lados, y Hennessey tuvo que sacar una gran mano para evitar un trallazo de Cavani o ver, con suspiro, cómo Vecino enviaba su misil algo alto. Pero Fernando Muslera también tuvo trabajo, sobretodo ante los varios disparos lejanos de una Gales que probó fortuna desde la distancia. 

Aún así, la mejor ocasión del partido para los de Ryan Giggs la tuvo el jugador del Real Madrid Gareth Bale, al borde del descanso, cuando peinó con la cabeza y casi de espaldas a la portería un saque de falta muy lejano al área 'celeste'. Su remate, con mucho peligro, lo desvió Muslera a córner, como hizo tras una volea de Andy King que olía a gol. 

De esta manera, Uruguay se corona campeón de la segunda edición de este certamen internacional. La primera versión quedó en manos de Chile, combinado entonces dirigido por Juan Antonio Pizzi, que venció a Islandia en la definición. 

En la final de consolación la selección anfitriona de esta China Cup se llevó otra goleada. Después del 0-6 contra Gales en la semifinal esta vez la China de Marcello Lippi cayó ante la República Checa (1-4) en el Guangxi Sports Centre Stadium. 

Comentarios