Indignación tras brutal bombardeo a hospital de Alepo en Siria

Por: Agencias Fotografía: AFP 09:00 PM 2016-04-28

Decenas de personas murieron en un bombardeo del hospital Al Quds, apoyado por Médicos Sin Fronteras, en la ciudad siria de Alepo, un hecho que fue fuertemente rechazado por la ONU y del que fue responsabilizado el Ejército sirio que combate contra las fuerzas rebeldes para recuperar el control de esta ciudad. 


Según aseguró a la televisión española la ONG médica, “hay 14 muertos confirmados, entre ellos dos médicos, dos enfermeros, un guarda y un empleado de mantenimiento, el resto eran pacientes”. Por su parte, el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos ha afirma que al menos 27 personas habrían fallecido.


“El hospital era el principal centro de referencia en atención pediátrica en Alepo”, explicó MSF, y “entre los facultativos fallecidos se encontraba el doctor Wasem Maaz, uno de los muy escasos pediatras que quedan en la zona”.


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó el bombardeo de “imperdonable”. “Debe haber responsables para estos crímenes”, agregó en un comunicado.
“Los ataques a civiles constituyen violaciones inaceptables a las leyes humanitarias”, afirmó, aludiendo igualmente a “recientes bombardeos ciegos por partes de fuerzas gubernamentales y los grupos de oposición y a prácticas terroristas empleadas por grupos extremistas”.


Desde Estados Unidos responsabilizaron del ataque al régimen de Bashar Al Assad y llamaron a Rusia, su aliado, para respetar el cese de hostilidades entre las fuerzas del régimen y rebeldes que ha sido consagrado en una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.


“Aunque todavía estamos tratando de reunir datos sobre las circunstancias de este hecho, parece haberse tratado de un ataque deliberado que sigue una sorprendente tendencia del régimen de Asad de tomar como blanco a instalaciones médicas y equipos de primeros auxilios”, indicó el secretario de Estado John Kerry.

Comentarios