Editorial | Solo intenciones verdes

Por: Fotografía: M.Ulloa 09:25 AM 2018-03-23

A los chillanejos les gustaría poder disfrutar de grandes parques a pocos minutos de sus casas, pero lamentablemente, la falta de visión de sus autoridades en las últimas décadas despojaron a la ciudad de aquellas zonas disponibles para crear áreas verdes que hoy se han convertido en conjuntos habitacionales.

 Y es precisamente esa falta de visión la que no le ha brindado a Chillán una planificación urbana adecuada, que considere al menos cumplir con la superficie mínima de áreas verdes recomendada por la Organización Mundial de la Salud (mientras el organismo recomienda 9 metros cuadrados por habitante, en la ciudad la cifra llega apenas a 2 metros cuadrados). 

En ese contexto, la actual administración municipal ha manifestado su intención de enmendar el rumbo y dotar a la comuna de una mayor superficie de parques.

Hoy, Chillán cuenta con poco más de 30 hectáreas de áreas verdes y el objetivo es sumar cien hectáreas en los próximos veinte años, a través de una estrategia que considera construir un “gran parque” en un terreno de 25 hectáreas contiguo al aeródromo, y otros dos parques, en los sectores oriente y poniente, respectivamente, que  suman 5,5 hectáreas.  

Lamentablemente, de la intención no se ha pasado a la acción. Del “gran parque” no se conocen avances, solo declaraciones tímidas y una promesa poco convincente de realizar una consulta ciudadana para definir sus características.

Algo parecido ocurre con el predio del sector Ultraestación, entre las calles Italia y Ejército de Chile, donde el gobierno comunal ha proyectado desarrollar un área de encuentro ciudadano que no solo ofrezca infraestructura ornamental y de entretención, sino también un hito patrimonial que recuerde el pasado ferroviario de la ciudad en los cimientos de los antiguos galpones que quedan.

La iniciativa viene siendo estudiada desde hace cuatro años, e incluso la casa consistorial se ha adelantado en crear imágenes de cómo se recuperaría el olvidado espacio, no obstante, a la fecha aún no se ha definido su futuro.

El otro plan que parece dormir el sueño de los justos es el que considera la continuación del actual Parque Sarita Gajardo en el lado suroriente de la comuna. De acuerdo a lo manifestado por los propios vecinos, al menos desde hace tres años vienen escuchando que el gran terreno baldío que se extiende desde la calle Pilcomayo hasta la Avenida Los Puelches será habilitado como un nuevo espacio verde de 14.000 metros cuadrados. Sin embargo, a la fecha no existen avances al respecto y es muy probable que pase un buen tiempo para que se tengan novedades, pues hoy las prioridades del municipio son otras, partiendo por resolver la licitación del nuevo contrato de áreas verdes, que en dos oportunidades ya fracasó por errores del propio municipio y que le costaron la salida a la ex jefa de Secpla.

A estas alturas el gobierno local debería entender que no basta con plantear buenas ideas y la intención de concretarlas. Aquello otorga una imagen de liderazgo e iniciativa, pero que pronto se desvanece cuando se constata que no va acompañada de una gestión efectiva y creativa, en este caso para el desarrollo y buen uso de los espacios verdes que deben enriquecer la vida en comunidad de los chillanejos. 

 

Comentarios