Chillán sumó Alerta y Preemergencia sin medidas restrictivas del PDA

Por: Jorge Chávez 08:25 PM 2016-04-28

Hasta el lunes último, el aire respirado en Chillán y Chillán Viejo había sido el óptimo recomendado por la normativa nacional y la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Para que el medio ambiente urbano o rural sea definido como sano, los niveles de saturación por material particulado fino (MP2,5) deben ser menores a los 50 microgramos por metro cúbico (ug/m3) medidos en 24 horas, límite que no se había sobrepasado en la intercomuna.


Precipitaciones, buena calidad de los vientos y temperaturas mínimas que rara vez bajaban los 10 grados eran los factores que mantenían a Chillán y Chillán Viejo con un inédito aire saludable como no se tiene en el último quinquenio, si se compara la misma época del año.


No obstante, la fuerte caída de los termómetros a inicios de semana, los cuales alcanzaron solo los 2 grados Celsius, y el consecuente encendido de estufas a leña para la calefacción, provocaron que los índices de contaminación a causa de la combustión de biomasa se dispararan hasta llegar a niveles críticos.


Alerta el martes
Según el monitor de MP2,5 de la estación Purén, instrumento desde donde el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) toma datos para analizar el comportamiento de la polución local, el martes pasado el humo emitido por los cañones de los calefactores generaron un promedio diario de polución de 106.1 ug/m3 de MP2,5, lo que en rigor significó que aquel día se predijo una Alerta Ambiental, etapa que considera un rango de saturación de material particulado entre los 80 y 109 ug/m3 de MP2,5.


Si bien con el Plan de Gestión de Episodios Críticos del Plan de Descontaminación Ambiental (PDA), vigente desde el 28 de marzo último, empezó a emitir a diario el pronóstico oficial de calidad del aire con 24 horas de anticipación, para el segundo día de la presente semana el sistema predictivo anunció que en Chillán y Chillán Viejo se iba a registrar un aire Regular, es decir, se mantendría entre los 51 y 79 ug/m3 de MP2,5, lo que a la luz de los datos promedio del monitor Purén, no se cumplió.


Aire crítico también el Miércoles 
La proyección para la intercomuna que entregó para anteayer la Intendencia Regional, gracias a los antecedentes del modelo predictivo que dispone el MMA, fue que el ambiente respirable sería nuevamente Regular.


Sin embargo, el monitor de Purén constató ese miércoles un promedio diario de 129 ug/m3 de MP2,5, cifra que corresponde a un estado de Preemergencia Ambiental, el cual considera niveles de entre los 110 y 169 ug/m3 de MP2,5.  


Lo concreto es que con esta medición la intercomuna sumó su segunda jornada real de saturación sin que se tomen medidas restrictivas al uso de leña como se establece en el PDA cuando se llega a niveles de Alerta y Preemergencia.


Datos oficiales
El ingeniero ambiental y académico de la Universidad de Santiago, Luis Díaz Robles, explica que lo que hace el sistema predictivo es tratar de proyectar cómo serán las condiciones de contaminación en las horas futuras, pero advirtió que los factores que dan vida al modelo científico pueden ser difíciles de modelar, lo que podría hacer que en algunos momentos sea errático.


“Cuando para un día se proyecta que la calidad del aire será de un nivel de saturación y resulta que luego se constata con la medición real de un monitor que ésta fue de una etapa superior a lo anunciado, se está subdimensionando la contaminación, pero también se debe aclarar que un sistema predictivo no es una bola mágica que entrega datos certeros, es un mecanismo que también crea incertidumbre, pero es perfectible”, sostuvo.


Luis Díaz Robles precisó que estas mismas fallas vienen produciéndose en otras comunas sureñas en donde también están vigente planes de descontaminación ambiental.


“Lo que pasa en Chillán con el modelo de pronóstico, es lo mismo que viene ocurriendo en comunas como Osorno. Cuando un sistema incluye variables, como por ejemplo la velocidad del viento, se hace un poco complicado modelar y manejar los datos; sin embargo, esto es ajustable”, reiteró.


El profesional fue tajante al recalcar que si bien las autoridades regionales declaran oficialmente todos los días un estado de calidad del aire (Bueno, Regular, Alerta, Preemergencia o Emergencia) para la Zona Saturada de Ñuble, aclaró que debe tenerse en cuenta que no necesariamente se vivirá ese estado de polución por quema de leña.


“Se mal entiende al creer que, por ejemplo, el decretarse un aire Regular significa que de todos modos se vivirá ese episodio de baja contaminación; muchas veces la gente lo que hace es despreocuparse del consumo masivo de leña y finalmente la polución termina sobrepasando lo previsto oficialmente porque no existieron restricciones a uso de biomasa”, concluyó el experto y añadió que la comunidad de Chillán y Chillán Viejo debe tomar conciencia de que sus acciones influirán mucho en la real contaminación por material particulado que se produzca todos los días.


Confusión
Para el ingeniero ambiental Juan Luis Novoa, lo más relevante de un sistema predictivo es que resulta ser un elemento que de cierta forma condiciona el comportamiento de la ciudadanía, no solo respecto al consumo de leña para la calefacción, sino que en otras acciones cotidianas.


“Si a uno le dicen que habrá aire regular, realizará su vida normal, prenderá su estufa sin preocupación y practicará deporte; lo preocupante es que la gente realice todas esas actividades teniendo un aire con saturación elevada no prevista por el sistema predictivo”, comentó el también académico de la Universidad de Concepción (UdeC) campus Chillán.


Novoa sostuvo que si bien no conoce detalles del modelo predictivo que se usa actualmente en la intercomuna, advirtió que el uso de algunas variables para el pronóstico lo estarían haciendo errático.


“Depende de los factores que se estén empleando; por ejemplo si se está utilizando la temperatura como variable, se debe tener en cuenta que ésta no se adopta de la misma manera en toda la gente. Se dan casos en que a pesar de que la temperatura mínima no es tan extrema, algunos tienen encendida su estufa durante todo el día. Estos casos provocan emisiones que no fueron proyectadas, lo que genera un conflicto colectivo porque la comunidad termina expuesta a una contaminación elevada”, precisó Juan Luis Novoa.


Anuncios
La declaratoria oficial de calidad del aire de la intercomuna la entrega a diario la Intendencia Regional del Bío Bío con 24 horas de anticipación.


El propio subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena, a fines de marzo explicó a LA DISCUSIÓN que el sistema de pronóstico de calidad del aire que se usaría en la zona es de clase mundial, lo que incluso les ha valido firmar un convenio con la Organización Meteorológica Mundial para difundir este sistema en otras ciudades del mundo.


De hecho, el funcionario de gobierno adelantaba en su momento que la Seremi del ramo en el Bío Bío tendría toda la información posible para decretar los episodios oportunamente.


El seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, descartó que el sistema predictivo no se haya adelantado a los episodios de saturación del martes  y miércoles y explicó que aquellas jornada de saturación se debieron a factores que el mecanismo no toma en cuenta.


El funcionario de gobierno explicó que la autorización de 14 quemas  agrícolas en la zona externa de Chillán y Chillán Viejo, que fueron las que produjeron fuertes emisiones,  impulsaron hacia arriba las mediciones de MP2,5.

Comentarios