SML aún no entrega cuerpo hallado en 2017

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Familia Uribe 09:10 PM 2018-03-22

Una espera interminable ha significado para la familia de Pedro Ángel Riquelme Uribe, fallecido presumiblemente en 2014, el poder recuperar su cuerpo y sepultarlo, pese a que este fue encontrado el año pasado.

Incluso a través de redes sociales una de sus sobrinas planteó su caso a modo de denuncia por la larga espera explicando que el cuerpo sigue en el Servicio Médico Legal de Concepción, pese a que las pericias investigativas se cerraron para esta causa.

Claudio Riquelme, hijo del fallecido, dijo a LA DISCUSIÓN que cuando supo “que se habían llevado sus restos a Concepción, dejé pasar un tiempo y empecé a llamar constantemente para saber cómo iban los exámenes, pero nunca me daban una respuesta. Un día hablé con una señorita que me dijo que los exámenes estaban listos hace rato y que no sabía por qué no nos habían llamado, pero que ella no podía darme los resultados”.

Peor para ellos es que desde la Fiscalía de Chillán les dijeron que no podían darle una fecha para la entrega todavía, razón por la que decidieron hacer público el caso en redes sociales.

Consultado al respecto el fiscal Juan Rohr, encargado de la causa, precisa que “este es un caso que hay que explicar desde varios aspectos. Primero, se debe entender que lamentablemente el cuerpo fue encontrado años después de la fecha de su desaparición por lo que prácticamente estamos hablando de osamentas.

Y en segundo término, este caso lo tuvimos que tratar con estándar de investigación por homicidio ya que no podemos entregar un cuerpo encontrado en esas condiciones sin antes hacer todo lo posible por establecer su causa de muerte”.

Fue el 9 de septiembre de 2017, es decir hace más de seis meses, que en el sector de Quilmo, a unos tres kilómetros del polígono del Regimiento “Chillán”, fueron halladas unas osamentas y prendas de vestir, por lo que se alertó, primero a Carabineros y luego al Ministerio Público, quienes ordenaron a la PDI investigar el origen de este hallazgo.

“Nos llamaron y nos mostraron unas fotografías de la ropa que encontraron y eran las de mi papá”, recuerda Claudio,  quien junto a su hermano fueron llamados por la PDI para recoger las muestras de ADN que para el 20 de febrero desmostrarían que en efecto se trataba de su padre. Y aún no lo han podido sepultar.  “Es lo único que queremos para poder cerrar todo este proceso”, comentó.

Investigación sigue abierta
Fue un 22 de diciembre  de 2014 que la familia de Pedro Ángel Uribe lo vio por última vez. 

Vecino de la Población Vicente Pérez Rosales, afectado del mal de Alzheimer, se le perdió el rastro luego de salir de la casa de su hijo Claudio, en la Población Los Volcanes, y ya al otro día estaba la denuncia por presunta desgracia estampada en Carabineros.

“Nosotros no queremos que la investigación se cierre, queremos saber cómo murió y qué estaba haciendo en ese lugar (Quilmo)”, replicó su hijo.

El fiscal Rohr aseveró que “en ningún caso se ha cerrado, no podemos cerrarla, lo que pasa es que se acabaron las pericias y lamentablemente no se pudo determinar la causa de muerte mediante esa vía, pero como Fiscalía seguiremos investigando el caso”.

Comentarios