“Me da lo mismo lo que digan, no vivo de la gente”

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Mauricio Ulloa 2018-03-21

Está en deuda. Y dolido. El goleador histórico de Ñublense, Sebastián Varas, se desahogó en la zona mixta del estadio Nelson Oyarzún, tras el magro empate con Unión San Felipe, saliendo al paso de las críticas que le ha lanzado el medio y los hinchas.

“Lo que hablan o lo que digan, a mí me da lo mismo, yo tengo que jugar donde me coloquen, si me veo bien o mal, ustedes dirán, son sus críticas, la gente puede decir lo que quiera, a mí me da lo mismo, gracias a Dios no vivo de ellos, hago todo el esfuerzo para tratar de hacer lo posible. Creo que soy uno de los jugadores que más se identifican con el club, así que en ese sentido no me va ni me viene lo que digan, tengo que tratar de jugar y si tengo que estar afuera un día, lo voy a tener que hacer, como cuando estuvo Abraham y me tuve que comer la mierda”, disparó a la salida del hall de prensa.

El nativo de Viña del Mar reconoce que es primera vez que no marca un gol en seis partidos.

“Soy autocrítico, sé que en seis partidos no he podido hacer goles y eso te duele porque estoy acostumbrado a hacerlos, es primera vez en mi carrera que no hago goles en seis partidos, pero sé que van a llegar. Así que en ese sentido, estoy tranquilo, y repito, lo que digan ustedes (los periodistas), me da lo mismo, no me va ni me viene. Yo escucho la crítica de todas las personas cuando son constructivas, pero cuando tiran mierda como diciendo que ‘a Varas hay que prenderle velas para que juegue”, ahí es diferente, pero críticas por jugar, uno las acepta, estamos expuestos a eso. Me da lo mismo lo que digan, si no me quedaría en la casa cubierto por cuatro sábanas para no escuchar las críticas”, se explayó el atacante, antes de analizar su aporte futbolístico en el último con San Felipe en Chillán.

Autocrítica
“Yo reconozco que el primer tiempo fue bajo, pero después en el segundo tiempo fui el Varas de siempre, oportunista, tratando de habilitar a mis compañeros, de guapear, pero no es una decisión que salió de un día para otro jugar de enganche, ya que el profesor me puso ahí porque yo lo hice bien en El Salvador. El año pasado pude dar cinco habilitaciones de gol jugando enganchado, pero ahora es diferente porque tenemos un 9 como el ‘Paragua’ Prieto y yo el año pasado era el 9 y me tenía que enganchar. El primer tiempo no me encontré en la cancha, toqué con suerte dos veces la pelota y no estoy acostumbrado a eso. Estoy acostumbrado al Varas del segundo tiempo, pero más allá de las posiciones uno tiene que estar a la disposición del técnico y el equipo en cada partido”, sentenció el atacante que espera reencontrarse con los goles el sábado a las 17.30 horas en La Pintana, cuando Ñublense se mida con el sublíder, Santiago Morning.

Comentarios