Mundo del agro local aprueba designación del nuevo seremi

Por: Fotografía: V.Orellana 2018-03-20

Satisfacción en el mundo del agro de Ñuble causó el nombramiento de Fernando Bórquez Lagos, como nuevo seremi de Agricultura.

Lo anterior porque el academico de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción ha estado por años ligado al rubro, lo que sería un plus a la hora de abordar los principales problemas del sector, como la conectividad rural, problemas con el agua, entre otros.

Así lo manifestó Carlos González, uno de los directores de la Asociación de Agricultores de Ñuble.

“Él fue agricultor muchos años y además es académico, lo que puede ayudar mucho a todo lo que es la aplicación de las nuevas tecnologías que la agricultura necesita. Tiene un gran desafío que es abordar las principales necesidades que tuvo y que tiene el agro en nuestra región y creo que debería enfocarse a seguir el plan de trabajo, con preferencias al término del proyecto Punilla, sacarlo adelante y terminarlo y seguir poniendo en marcha proyectos de nuevos embalses que están en carpeta, sumado a un trabajo que debe desarrollar de todo lo que es comunicaciones, todo lo que es la parte vial porque ni el 20% de los caminos rurales están en buenas condiciones o pavimentados”, manifestó González.

Esta visión la comparte Héctor Jaque, presidente de los regantes del rió Chillán, quien hizo hincapié en que Bórquez conoce los problemas que existen en la zona.

“Él es un agricultor que conoce los problemas de la agricultura, también conoce el problema del riego y sabe que con la modificación al Codigo de Aguas que se está tramitando del gobierno anterior, nosotros dijimos que se perdía la certeza jurídica y hemos visto que el actual gobierno ha dicho que va a dar seguridad en la certeza jurídica del derecho del agua, para que de esta forma puedan hacer inversiones”.

Así también, Margarita Letelier, de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, considera que Bórquez está calificado para el cargo ya que es agricultor y agrónomo, elementos que llevan a proyectar una buena gestión.

“Creo que Fernando es una persona que está ampliamente calificado para ser seremi de Agricultura, él ha trabajado toda la vida en la universidad, ha sido agricultor, hijo de agricultores, toda la vida trabajando en nuestra región, entonces quién más que él puede estar calificado para ver las necesidades de la zona y de nuestra Región de Ñuble”, señala.

Desde el mundo de la vitivinicultura se espera que la nueva autoridad pueda contar con las herramientas necesarias para poder decidir en materias trascendentes, así lo manifesita Yeny Llanos directora de la Asociasion de viñateros del Valle del Itata.

“Creemos que las cosas acá se ven mucho mejor que con el pasado gobierno que hubieron muchas frustraciones porque hubieron compromisos que no se cumplieron, entonces damos las técnicas, pero obviamente la gran demanda está en equipamiento e infraestructura y abrir canales de comercialización. Que si la autoridad se va a gastar mil millones en asesorías, pues que invierta 10 mil en proyectos de ejecución concreta de inversión en el rubro. Porque al final la plata se va en asesores y no sacamos nada con saber cómo se produce el vino si no tenemos cómo producirlo. Montones de asociaciones comunales de índole empresarial, cooperativas que están sin ni uno, ni siquiera plata para bidones para vinificar”.

De acuerdo a lo expresado por la nueva autoridad de la seremi de Agricultura, sus primeras tareas estarán enfocadas a conocer las actuales necesidades de todo el sector y elaborar en conjunto un programa de trabajo donde las universidades tienen un papel importante manifiesta el nuevo seremi.

“El desarrollo de la agricultura regional tiene que tener como base todo el apoyo de las instituciones que tengan investigación, extensión, dentro de nuestra área. Eso es fundamental, el apoyo que nos pueda brindar particularmente la Universidad de Concepción, tiene carreras que están en el ámbito agropecuario, pero también hay otras universidades que pueden hacer aportes muy importantes como la del Bío Bío por ejemplo”, explicó Bórquez.

Finalmente la nueva autoridad se refirió al Código de Aguas enfatizando que “es determinante tomar una decisión que sea razonable. Todo lo que se ha planteado en el proyecto que existía, es matar la agricultura. Nosotros no tenemos déficit de agua, lo que pasa es que la estamos mal utilizando. El 80% del agua va a caer al mar y eso no puede ser. Si necesitamos agua para los cultivos, necesitamos agua para la vida, deberíamos retenerla”.

Comentarios