Liderazgos en Ñuble marcarán carrera senatorial

Por: Isabel Charlin 10:15 AM 2018-03-18

El país vivió recientemente un proceso eleccionario, sin embargo, no hay tiempo para descansar. Luego de la asunción de Sebastián Piñera, y el aterrizaje de los nuevos parlamentarios en Valparaíso, los ojos ya están puestos en tres comicios clave: municipales y gobernadores regionales, en 2020; y diputados y senadores, en 2021. En el caso de las parlamentarias, los resultados de noviembre pasado, y cómo se desenvuelvan el oficialismo  y la oposición, sin duda servirán de base para ir configurando los liderazgos a nivel local, y en este contexto, ya se pueden adelantar algunos nombres que corren con ventaja.

En Chile Vamos, no hay duda que el mejor posicionado, tanto por los resultados de las últimas elecciones, como por el rol que ha adquirido en el Gobierno entrante, es el senador de la UDI, Víctor Pérez. El parlamentario tuvo un papel activo durante la tramitación de la Región de Ñuble; ordenó a su sector en torno a la postulación de Sebastián Piñera a la presidencia, y obtuvo buenos resultados con los tres candidatos a diputado que presentó la UDI, eligiendo a uno de ellos, Gustavo Sanhueza.

Si bien el senador ha sido críptico respecto de su futuro -no se sabe si repostulará por Ñuble, o Bío Bío; o no lo hará-, el protagonismo que ha adquirido en la nueva región podría instarlo a quedarse. En RN, en tanto, el diputado Frank Sauerbaum no esconde sus ganas de pelear por llegar a la Cámara Alta. En rigor, éste es su segundo período como diputado, y al interior de la colectividad es uno de los liderazgos locales fuertes que podrían pelear por la senaturía de Ñuble. En las pasadas elecciones obtuvo el segundo lugar en votación, obteniendo una amplia mayoría en la Provincia de Punilla.

Para nadie es un misterio que a partir del triunfo de Sebastián Piñera, se acrecentaron las diferencias entre Pérez y Sauerbaum, lo que podría dar cuenta de una delimitación de territorio y definición de estilos, de cara a marcar los liderazgos al interior del conglomerado. Ocurrió, por ejemplo, en las semanas previas a la designación del delegado Presidencial para la instalación de la Región de Ñuble, cuando ambos parlamentarios se la jugaron por sus respectivas cartas, e incluso, intercambiaron ideas en torno a la evaluación de la anterior gestión de Lorena Vera, y la posibilidad de fusionar los cargos de gobernador y delegado.

Finalmente Pérez logró posicionar a Martín Arrau en la Delegación, y el partido de Sauerbaum se quedó con la Gobernación, la cual es liderada ahora por Paola Becker. Otra carta de RN cuyo destino político es incierto es el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar. El jefe comunal tiene tres caminos: repostularse por un cuarto período a la alcaldía de la ahora, capital regional; ser opción de la colectividad para las elecciones de gobernadores regionales, o dar el salto el 2021 y competir por un escaño del Senado o de la Cámara de Diputados.

Factor decisivo en todas estas definiciones será la evaluación que se haga del actual Gobierno, y la proyección de sus autoridades. También está la posibilidad que figuras nacionales, que actualmente ocupan ministerios, fijen sus ojos en Ñuble para llegar al Senado. Nada está descartado.

Harboe v/s Sabag

En la oposición, si bien el “rearme” ha sido lento, los liderazgos parlamentarios siguen intactos. A nivel regional, nadie duda del posicionamiento del senador del PPD Felipe Harboe, quien fue clave durante el proceso de discusión del proyecto que creó la Región de Ñuble en el Congreso, como puente entre el Ejecutivo y los legisladores.

Su trabajo conjunto, además, con el UDI Víctor Pérez, fue alabado de manera transversal. Logró posicionar a Lorena Vera como la cabeza de la primera parte del proceso de instalación; y si bien su candidato a diputado no logró salir electo (Manuel Bello); sí contará con Arnoldo Jiménez en el Consejo Regional, y con Camilo Benavente en el Concejo Municipal de Chillán.

El futuro de Harboe, sin embargo, no está del todo resuelto. Si bien su primera opción es repostular al Senado por Ñuble, el rol que adopte en la actual oposición a nivel nacional será clave de aquí a 2021.

El senador podría presidir la mesa del Senado, o competir por liderar a su partido, lo que podría posicionarlo a nivel nacional, y llevarlo a postular en la Región Metropolitana, por ejemplo.

Quien asoma como el principal contendor “interno” de Harboe, es el actual diputado DC, Jorge Sabag. El legislador obtuvo en noviembre la primera mayoría distrital, no obstante, tiene el desafío de penetrar en Chillán, donde los votos no lo acompañaron.

El diputado ha dicho abiertamente que aspira a ser senador, y por ello comenzó a acercarse al ex distrito 41 (recordar que antes representaba solo al 42) desde hace tiempo.

Pese a que su partido, la DC, está fraccionado, y en las pasadas parlamentarias no hubo un apoyo explícito hacia su candidatura por parte de la dirigencia, sí logró cuadrar a las bases. Su principal virtud, según sus cercanos, es el trabajo en terreno, y a eso se abocará en los próximos años.

Comentarios