PDA con 5% de avance deberá gestionar el nuevo Gobierno

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 07:50 PM 2018-03-17

Exactamente dos semanas quedan para que oficialmente comience el periodo de restricción del uso de leña para la calefacción en las comunas de Chillán y Chillán Viejo, tal y como lo establece el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) que rige en la Zona Saturada de Ñuble desde el 28 de marzo del 2016.

Significa que a partir del domingo 1 de abril los funcionarios de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de la cartera de Salud, tendrán la facultad de fiscalizar las viviendas de la intercomuna con el objetivo de velar que no se esté violando la prohibición de quemar el popular combustible, los días en que está prohibido hacerlo y/o certificar que éste se consuma de manera correcta y responsable.

La regulación del consumo de biomasa que consigna el documento, considerada del tipo reactiva, junto a las políticas denominadas medidas estructurales, como son el recambio de estufas y la aislación térmica de viviendas, son parte de la llamada columna vertebral del texto, con el que el Gobierno anterior se proyectó reducir un 59% la tóxica polución por material particulado fino 2,5 (MP2,5) contenida en el humo de leña.

Si bien la vigencia del PDA será de una década, en los dos primeros años de aplicación el promedio de cumplimiento roza el 5%, estadística que deberá ser abordada con especial atención las autoridades de la nueva administración.

Medidas

Las expectativas de la anterior autoridad regional de Medio Ambiente era que hasta diciembre pasado se tendrían entregados 839 modernos calefactores en la intercomuna de Ñuble, cantidad que solo representa un 4,2% de los 20 mil equipos que se tienen que reemplazar hasta el 2026, según lo mandata el PDA. En rigor, el actual Gobierno tendrá la misión de acelerar la gestión y tratar de alcanzar un cumplimiento cercano al 50% en los cuatro años que tendrán para aplicar el documento, teniendo en cuenta que al término del mandato solo quedarán igual número de años para que termine su vigencia.

En términos de aislación térmica de viviendas, que es la segunda medida estructural del texto ambiental, el programa tampoco ha avanzado con la rapidez que exige el grave problema a causa del humo de leña.

Prohibición

Desde este 2018 el PDA prohíbe a los establecimientos educativos y reparticiones públicas utilizar leña para calefaccionarse, medida que debe ser asumida desde el próximo 29 de marzo, fecha en que el plan cumple dos años de promulgado en el Diario Oficial.

El Municipio de Chillán tiene la obligación de cambiar el sistema de calefacción a leña de los establecimientos educativos que administra y si bien LA DISCUSIÓN solicitó información para conocer detalles del proceso, al cierre de edición la Casa Consistorial no había entregado antecedentes.

Por su parte desde el Servicio de Salud Ñuble aclararon estar completando la reconversión en los dispositivos de salud mental dependientes y del Cesfam Violeta Parra.

Impacto

La jefa de carrera de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Concepción (UdeC) Campus Chillán, Natalia Valderrama, afirmó que los esfuerzos en la lucha contra la contaminación en la intercomuna deberían orientarse sobre todo en el tema educativo.

“Se puede tener un plan maravilloso, una gran inversión, pero de nada sirve si la gente por diversas razones prefiere seguir usando la leña(...), entonces el cambio se dará educando y sensibilizando a los ciudadanos, lo que es un trabajo a largo plazo”, explica la académica.

El diputado de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Gustavo Sanhueza, afirma que las finanzas del actual Gobierno no son tan boyantes debido a la gestión anterior; no obstante, afirma que el Ejecutivo podrá destinar los recursos que se necesita para ejecutar los programas consignados en el PDA.

“Primero hay que hacer una evaluación de lo que ha sido hasta el momento el Plan de Descontaminación y sus efectos; a pesar de la desastrosa administración económica anterior, tengo confianza que el Gobierno del Presidente Piñera va a revertir las actuales condiciones y así se podrá invertir en esta política y se haga todo lo que se pretenda”, comenta.

Por su parte el concejal del Partido por la Democracia (PPD), Camilo Benavente, advierte que el PDA de por sí no es suficiente para combatir la contaminación y opina que el gobierno comunal chillanejo debe involucrarse más en el combate de la polución.

“El municipio tiene las condiciones de promover la masificación del recambio de estufas. Creo que debería comprometerse más en este tema y así apoyar con recursos para mitigar los efectos del uso de leña”, sentenció el edil.

 

Comentarios