La historia del bombero que posó para Helga Yufer

Por: Carolina Marcos Víctor Orellana 07:35 PM 2018-03-17

Corría junio de 1955 y el Cuerpo de Bomberos de Chillán se preparaba para recibir a una visita ilustre en el Cuartel General de calle 18 de Septiembre. Se trataba de la escultora y ceramista nacida en Concepción, pero radicada en Chillán, Helga Yufer Kowald, quien había esculpido el homenaje a los caídos en el Terremoto de 1939, en el Cementerio Municipal de Chillán.

Ahora, la artista se había planteado la idea de realizar otro homenaje, con la misma temática, pero esta vez en el Cuerpo de Bomberos de Chillán, ya que el edificio era una nueva construcción levantada tras el mega sismo de 1939. Yufer se propuso un homenaje a los bomberos de la ciudad y proyectó de inmediato la imagen de un voluntario ayudando a una madre y su hijo en medio de la tragedia.

Ella, que vivía en calle Constitución (en donde hoy se emplaza un estacionamiento), veía pasar todos los días a un particular voluntario del Cuerpo de Bomberos de Chillán. Se trataba de Leandro Vera, quien muy pronto se convirtió en el modelo que Helga Yufer buscaba.

Así recuerda Vera hoy la historia. “Ella me veía pasar cada vez que yo acudía a las alarmas de incendio porque yo vivía cerca de su casa. Me reconocía por eso y se declaraba una admiradora de la institución. Un día me propuso la idea, me dijo que era artista y que quería hacer una escultura. Yo no podía correr con colores propios por respeto a la institución y llevé la idea al alto mando, el que dijo inmediatamente que sí”, recordó Leandro al lado de la escultura.

Helga Yufer le pidió al voluntario buscar también a un niño y a una mujer. “El niño lo encontré en el mismo barrio en donde vivía yo, en calle Independencia. La mujer que nos ayudó fue la señora Marcela Schwindt”, indicó. “Posamos durante cuarenta días todas las tardes. Después, fuimos a la Parcela Bernardo O’Higgins que pertenecía al socio honorario Remberto Valdés. De ahí sacamos greda para traerla en una camioneta para que la escultora trabajara en esta escultura”, dice.

Con el tiempo, Leandro dejó la institución debido a su trabajo de vendedor. También se alejó por problemas de salud, pero nunca olvidó a su querido Cuerpo de Bomberos. “Siempre he estado preocupado, he estado pendiente de lo que pasa”, admite contento. 

Futuro museo

La escultura fue donada por Helga Yufer en el marco de la celebración de las Bodas de Diamante del Cuerpo de Bomberos de Chillán. Según informó la institución, Bomberos se encuentra rescatando de las bodegas algún material histórico con el fin de poder ser exhibido a la comunidad. La instalación de un futuro museo comenzó ya con la exhibición de algunos artículos como trajes y carros de antaño. A fines de este año, la primera etapa del museo institucional en Chillán debería estar finalizada.

Comentarios