Anuncian indicación a Código de Aguas

Por: Roberto Fernández Fotografía: Minagri 09:00 PM 2018-03-17

El proyecto nació como una moción parlamentaria presentada en 2011 y que el Ejecutivo restituyó en octubre de 2014.

Los ministros de Agricultura, Antonio Walker y de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine anunciaron ayer, tras sostener un encuentro de coordinación en Santiago, que se preparará una indicación al proyecto de ley que reforma el actual Código de Aguas.

El controvertido proyecto de ley, patrocinado por la administración Bachelet y aprobado por la Cámara de Diputados en noviembre de 2016, está actualmente en su segundo trámite constitucional en la comisión de Agricultura del Senado, y tiene dentro de sus principales objetivos asegurar el consumo humano y los caudales ecológicos, sin embargo, organizaciones de regantes y gremios agrícolas, como la Junta de Vigilancia del río Ñuble (JVRÑ), han manifestado su rechazo a algunas disposiciones, como lo relativo a la temporalidad de los derechos de aprovechamiento, que la legislación actual define como perpetuos.

Tal como lo explicó el ministro Walker, la indicación apuntaría a entregar certeza jurídica a los actuales dueños de los derechos de aprovechamiento de agua, quienes ven con preocupación que la reforma vulneraría el derecho de propiedad.

“Analizamos el aspecto jurídico y técnico del Código de Aguas y concluimos que necesitamos un Código que mire hacia el futuro. El actual proyecto tiene aspectos positivos, pero también tiene aspectos negativos que son los que queremos revisar en aras de tener una certeza jurídica para el futuro de los regantes de Chile”, señaló Walker.

“El principal usuario del agua es la agricultura, ya que usamos más del 75%, y lo que hacemos es transformarla en alimentos, por eso necesitamos una reforma que haga frente a los efectos de cambio climático”, añadió el titular del agro.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas afirmó que “la reforma en su estado actual contiene elementos que crean incertidumbre respecto a la certeza que se debe tener, en consecuencia, lo que vamos a preparar es una indicación para perfeccionar esos aspectos de la reforma. Esto es un perfeccionamiento para que los derechos de agua queden asegurados”.

Para elaborar esta indicación, ambos ministerios confeccionarán una mesa de trabajo entre los equipos técnicos para definir los aspectos correspondientes a la modificación y posteriormente buscar una estrategia para socializarla entre los sectores involucrados.

Satisfacción en Ñuble

La presidenta de la JVRÑ, Margarita Letelier, se mostró satisfecha con el anuncio y reconoció que ello es fruto, en parte, del intenso trabajo desplegado por las organizaciones de regantes del país, en distintos niveles, para corregir aquellos aspectos negativos de la iniciativa legal.

“Existe la voluntad política para reducir la incertidumbre. Me parece bien que se pronuncien y que lo hagan tan rápido”, comentó la dirigenta, quien hizo hincapié en la necesidad de devolver la certeza a los agricultores, lo que favorecerá las inversiones. “A todos los que quieran plantar frutales, generar trabajo, hay que darles tranquilidad, porque nadie invierte si no tiene la certeza de los derechos de agua”.

Letelier recordó que los primeros regantes que levantaron la voz para advertir sobre los efectos del proyecto fueron los de Ñuble, y que luego sumaron apoyos, organizando asambleas masivas y participando en la discusión en las comisiones parlamentarias.

“Se ha producido un movimiento que antes no existía, una unidad en torno al recurso agua, que ha hecho que todos, sobre todo, los medianos y pequeños, reaccionen en un frente común, y eso ha sido tremendamente importante, y las señales están a la vista, lo que queda de manifiesto en las reiteradas menciones del Presidente Piñera a la agricultura y eso se debe a la gestión que hicimos los agricultores, así que me siento súper orgullosa como ñublensina.

Supimos de alguna manera parar el tema del caudal ecológico como estaba planteado, y no lo digo con soberbia, lo digo porque los agricultores queremos trabajar tranquilos, con certezas, y todos saben que no hay acaparamiento de agua ni especulación en la agricultura”.

Comentarios