Con limpieza de canales se activó el Plan de Invierno

Por: Jorge Chávez Fotografía: Municipalidad de Chillán 08:30 PM 2018-03-16

El Minvu realizó un catastro con los puntos de anegamiento por lluvia en Chillán.

Los trabajos de limpieza de canales se efectuaron desde febrero pasado.

El próximo martes empieza oficialmente la estación de otoño en el país, temporada del año que trae consigo fuertes vientos y torrenciales lluvias, fenómenos naturales que usualmente ocasionan verdaderos trastornos en las ciudades del centro sur como Chillán.

Con el objetivo de mitigar el impacto en la comunidad, la municipalidad local puso en marcha el Plan de Invierno 2018, el cual consiste en realizar una serie de trabajos preventivos antes de que se produzcan las primeras precipitaciones otoñales.

El jefe de la Dirección de Medio Ambiente, Aseo y Ornato del gobierno comunal chillanejo, Víctor Fernández, aseguró que los primeros trabajos se focalizaron en la limpieza de los canales urbanos del sector oriente de Chillán, ductos que al arrastrar basura y desperdicios, en algún tramo de su recorrido obstaculiza el paso del agua generando desbordes e inundaciones.

“Desde febrero venimos realizando una serie de acciones tendientes a la mitigación y prevención para enfrentar de la manera adecuada la llegada de la temporada de invierno. Es por eso que hemos estado realizando trabajos de limpieza y mantenimiento de los canales urbanos de nuestra comuna, principalmente aquellos que sirven para efectos de evacuación de aguas lluvias del sector oriente, los cuales ya se encuentran limpios”, comentó.

En relación a las redes subterráneas de recepción de aguas, el funcionario recalcó que actualmente se vienen despejando los conductos.

“Ya se inició la limpieza de los sumideros, principalmente con el objetivo de liberar aquellos tubos que se encuentran obstruidos y no permiten el libre escurrimiento”, recalcó.

 Víctor Fernández precisó que, como todos los años, también se ha dispuesto aumentar la cantidad de personal dispuesto a atender las emergencias que se produzcan por efectos de los fenómenos meteorológicos.
Coordinaciones regionales

Desde la Gobernación de Ñuble afirmaron que ya vienen concretando mesas técnicas de trabajo para estar preparados ante las eventualidades de la temporada.

La semana pasada se efectuó la primera reunión entre los representantes de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) y los municipios de Ñuble, todo coordinado por la Gobernación local. En la ocasión los encargados de Emergencias dieron a conocer cuáles son los puntos más críticos de sus comunas, con el objetivo de planificar las acciones de mitigacion de riesgos.

Deficiencias

En la municipalidad local advierten que existen problemas estructurales en la red de sumideros de la ciudad y si bien aseguran que los trabajos preventivos que realizan tienen el objetivo de prever una mejor circulación de agua, la capacidad hidráulica de los colectores no dan la capacidad para enfrentar episodios de abundante lluvia.

Según da cuenta el catastro actualizado de redes secundarias de aguas lluvias efectuado a mediados del 2017 por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), en la interocmuna existen 22 puntos críticos a causa de inundaciones, de los cuales 14 están identificados en la capital regional.

El diagnóstico reveló que el centro y sur oriente de Chillán son los sectores que presentan los mayores problemas de anegamiento con la caída de precipitaciones en las temporadas de otoño e invierno.

De acuerdo a la oficina ministerial, a lo largo de calle Gamero se observa el problema en las intersecciones viales con Yerbas Buenas, Independencia, Sargento Aldea e Isabel Riquelme. Lo mismo ocurre en La Avenida Los Puelches, entre Alonso de Ercilla y calle El Volcán; la calle Crucero, a la altura de la cuadra dos de Cristóbal Colón y la intersección de las calles Candelaria y La Pampa en la Población Sarita Gajardo, entre otros. El Minvu anunció que tiene en carpeta mejorar al menos seis puntos conflictivos.

Buscando poner fin a las repetidas escenas de inundaciones, el Gobierno anterior inició la construcción de la primera de las cuatro etapas del gran colector de aguas lluvias, el que recorrerá la ciudad desde el sector nor oriente hasta el sur poniente, recogiendo las aguas  lluvias que le entregará la red de sumideros y los canales urbanos de la comuna.

Comentarios