En zona roja licitación para las áreas verdes de Chillán

Por: Edgar Brizuela 07:10 PM 2018-03-13

La licitación de las áreas verdes es un proceso que comenzó hace más de un año y aún no tiene resultados.

La próxima semana la Municipalidad de Chillán subirá la licitación para la mantención y ampliación de áreas verdes, que están en una fase crítica, con plazos muy acotados y con poco margen para el gobierno comunal, como lo reconocen directivos del organismo. 

El director de la Secretaría de Planificación (Secpla),  Francisco López, realizó hoy una realista evaluación sobre el estado de este concurso público y fue enfático al asegurar que no puede seguir posponiendo el desarrollo de este plan municipal, que fracasó en sus dos licitaciones anteriores.

La autoridad se reunió con concejales y jefes de servicios municipales ligados a la licitación en Comisión de Obras,  donde fueron analizados detalles del proceso en marcha, plazos e inclusiones de última hora en las bases.

El director de Secpla planteó que el municipio se enfrenta a una licitación con plazos muy ajustados y que por lo tanto debe ser enfrentada con carácter de urgencia, pues de lo contrario tendrán problemas adicionales.

“Estamos con los plazos muy ajustados, pero estamos dispuestos a correr”, indicó el ingeniero civil, quien agregó que el anterior proceso tuvo solo dos errores de forma menores que impidieron que culminara con éxito. Si no fuera por tales falencias tipográficas,  acotó, “el contrato ya estaría adjudicado”. 

La municipalidad necesariamente tiene que resolver esta licitación en su tercer intento, pues se le acaba el plazo de seis meses de ampliación de contrato con la empresa Núcleo Paisajismo, cuyo vínculo terminó en diciembre pasado, pero fue ampliado justamente porque no fue posible resolver el proceso licitatorio.

Tras dos procesos para los que se tuvieron extensos plazos superiores a un año de desarrollo y con cambios en las condiciones generales,  el municipio está en zona roja para sacar adelante este contrato, advirtió López.

Se trata de un contrato voluminoso para el gobierno comunal, pues implica financiar un convenio con una empresa privada a través del cual la entidad edilicia traspasará mensualmente alrededor de $110 millones, por seis años.

Contra el tiempo

Durante la reunión de hoy uno de los acuerdos a los que se llegó fue que el plazo fatal para levantar las bases al Mercado Público es el 23 de marzo próximo. 

Si se logra cumplir con esta fecha, el municipio estaría en condiciones de licitar y resolver el contrato con tiempo suficiente para que la empresa que gane se instale en la ciudad antes del 15 de junio, cuando vence el actual contrato con Núcleo Paisajismo. 

Si no se obtiene éxito, comentó la concejala Nadia Kaik (RN),  el municipio se encontraría en un problema,  pues tendría que prorrogar el vínculo contractual con Núcleo Paisajismo, una empresa de la cual existen reclamos de parte de la mayor parte de los ediles.

El concejal del PPD Camilo Benavente recalcó que la actual concesionaria no tiene una impecable hoja de servicios, sino que durante los años que lleva trabajando en la ciudad ha sido objeto de una serie de sanciones por parte del municipio chillanejo.

Informó que desde marzo de 2014 la empresa ha sido infraccionada en 18 ocasiones, totalizando multas por $14.029.627, las que fueron  pagadas por Núcleo.

A ello se suman otros incumplimientos que incluso derivaron en una presentación a Contraloría Regional por parte del concejal Víctor Sepúlveda.
Cambios a las bases

Una de las decisiones que fueron adoptadas ayer fue realizar cambios en las bases,  que básicamente se refieren a modificaciones en las ponderaciones para determinados requerimientos técnicos.

De esta manera una de las novedades se refiere a disminuir la calificación al uso de normas ISO por parte de las empresas postulantes. 

Además de rebajaría las ponderación para otro elemento fundamental como es la negociación colectiva al interior de las empresas. Anteriormente era un tema con mayor relevancia en el análisis técnico. 

Se suma a ello que se reforzará un tema que no había sido bien manifestado en otros procesos, como era solicitar experiencia internacional, acreditar ese hecho y que tuviera relevancia en el puntaje final que asignará la comisión municipal de expertos del municipio chillanejo.

Adicionalmente se aplicará una rebaja en la ponderación para el tema remuneraciones del personal, que en todo caso define un sueldo mínimo de $330 mil mensuales, que es una necesidad excluyente. 

Para Benavente un tema que tiene que ser integrado en las bases es el del comportamiento anterior de las empresas que participen en el proceso de licitación, con la finalidad de que lleguen efectivamente a la ciudad firmas que sean un aporte y no repitan eventualmente errores de prestaciones anteriores en otros lugares.

Es por ello que se pidió encarecidamente a los representantes de Secpla que busquen las fórmulas legales para que las multas, sanciones y problemas de las hojas de vida de las empresas tengan efectos en esta licitación.

La directora de Jurídica, Carolina Zuleta, sostuvo que se han barajado alternativas para regular el comportamiento anterior de las empresas en las bases, pero hasta ahora se estima que incorporar una barrera de ese tipo afectaría la igualdad de oferentes.

En todo caso al término del proceso los concejales se mostraron satisfechos con los resultados, pues como lo expresó el concejal Patricio Huepe, al modificar las ponderaciones en la bases se conseguiría ampliar la cantidad de empresas que podrán postular para adjudicarse el contrato municipal.

En términos generales la municipalidad dispondrá de una capacidad de pago de $110 millones cada 30 días, lo que corresponde a más de $1.320 millones al año y $7.920  millones en seis años.

Comentarios