Preemergencia: consumo de leña queda restringido en la intercomuna

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:30 PM 2016-04-27

La Intendencia del Bío Bío decretó este jueves el estado de Preemergencia Ambiental para Chillán y Chillán Viejo, a causa del material particulado fino (MP2,5) producido mayormente por la quema de leña domiciliaria, lo que en rigor se transformó en el anuncio del primer episodio crítico  de saturación del presente año.


Con el estado de calidad del aire declarado por la autoridad regional, se activó oficialmente la restricción al consumo de leña que se establece en el Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) de la intercomuna, vigente desde el pasado 28 de marzo.


Esto pese a que el martes y eventualmente también ayer miércoles, los niveles de calidad del aire llegaron a alerta ambiental, pese a lo cual no se decretaron medidas fiscalizadores. Esto debido a que el sistema predictivo solo anunció aire “regular” para ambos días.


En el caso de este jueves, donde se anticipa “preemergencia”, las limitaciones al uso del popular combustible se extenderán hasta las 24 horas y abarcará a los sectores residenciales y productivos de la zona.


Medidas
Según establece el Plan de Gestión de Episodios Críticos que contempla el documento ambiental local, durante hoy solo se permitirá humos visibles provenientes de viviendas durante un máximo de 15 minutos continuos, ya sea en el manejo de estufas o cocinas a leña.


Igualmente quedó prohibido el uso del fuego para la quema de rastrojos agrícolas y forestales (y de cualquier tipo de vegetación viva o muerta), en los terrenos agrícolas, forestales y ganaderos de las comunas de Chillán y Chillán Viejo, sean estos públicos o privados.


En el caso de la industria intercomunal, se limitó  el funcionamiento de calderas con una potencia térmica mayor a 75 kWt que presenten emisiones mayores 30 mg/m 3 N de material particulado.


Las actividades físicas y deportivas en todos los establecimientos educacionales de la intercomuna también quedaron suspendidas.


Fiscalizaciones
El trabajo en terreno de inspección de las medidas restrictivas al uso de leña estará a cargo de los funcionarios de la delegación provincial de la Secretaría Regional del Ministerio de Salud, quienes mantendrán jornadas de trabajo diurnas y nocturnas en Chillán y Chillán Viejo, toda vez que la Preemergencia se mantendrá todo el día.


Mauricio Careaga, jefe regional de la cartera de salud, recordó que su labor se ejecutará solo cuando lo estime la concentración de material particulado 2,5 en el aire que identifique la Seremi del Medio Ambiente.


“Nosotros haremos las fiscalizaciones y el resultado lo entregaremos a Medio Ambiente, que serán los que tendrán la vocería oficial del Plan de Descontaminación Ambiental, que esperamos sea un documento de mayor impacto para los habitantes de las comunas de Chillán y Chillán Viejo”, sostuvo el funcionario de gobierno.


Contaminación
El seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, precisó que la calidad del aire proyectado para mañana es consecuencia de las bajas temperaturas y de la fuertes emisiones de material particulado fino (MP2,5) que se identificaron en los últimos días.


Vargas hizo un llamado a los habitantes de la Zona Saturada de Ñuble a consumir leña certificada y a manejar de forma eficiente sus calefactores.


“La comunidad puede ayudarnos mucho con el correcto encendido de las estufas, que dé cuenta de su funcionamiento correcto de manera rápida y sin la emisión excesiva de humos visibles; si bien la población se queja por los altos niveles de contaminación, somos nosotros mismos los que podemos ayudar a mejorar la calidad del aire”, precisó.


Asimismo, explicó que de no cambiar las condiciones medioambientales, esta declaratoria de Preemergencia podría mantenerse durante el fin de semana.


Sin clases de educación física

El jefe del Departamento Provincial de Educación (Deproe), Hernán Álvarez, aseguró que todos los establecimientos educativos de Chillán y Chillán Viejo tienen claro cuándo deben suspender las clases de educación física a causa de las medidas que considera el PDA.


“Los colegios y liceos tienen la información a la mano sobre lo que estipula el Plan de Descontaminación y cuándo es que deben adoptar esta medida, que busca proteger la salud de los estudiantes”, sostuvo.


El funcionario detalló que hacer caso omiso a esta disposición sería lamentable, puesto que se estaría contraviniendo una importante  normativa ambiental.


Falla del sistema predictivo

La declaratoria oficial de “preemergencia” de hoy la estableció la Intendencia Regional del Bío Bío, luego de que el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) revisara los datos científicos entregados por el sistema de pronóstico y concluyera que la intercomuna vivirá ese estado de calidad del aire.


Una pobre ventilación en la zona, ausencia de lluvias, bajas temperaturas y dirección de los vientos, son  algunas de las variables que se analizaron para proyectar los niveles de contaminación de mañana.


De acuerdo a los parámetros de medición de la polución por MP2,5 que maneja el MMA, son cinco los estados de calidad del aire que se pueden vivir en el país.


El “bueno”, que responde a un nivel de saturación inferior a los 50 microgramos por metro cúbico (ug/m3) de MP2,5 y considerado como el óptimo; “regular”, entre los 51 y 79 ug/ de MP2,5; “alerta”, en el rango de los 80 y 109 ug/m3 de MP2,5; “preemergencia”, entre los 110 y 169 ug/MP2,5 y “emergencia”, superior a los 170 microgramos por metro cúbico del MP2,5.


Los últimos tres estados de calidad del aire son considerados como peligrosos para la salud de las personas.


Si bien la jornada de hoy fue la primera que  oficialmente fue calificada como de saturación crítica, lo cierto es que desde el pasado martes el ambiente respirable de la intercomuna ya registraba altas emisiones de MP2,5.


De acuerdo al medidor de material particulado de la estación Purén, el martes se constató un promedio diario de contaminación de 106.1 ug/m3 de MP2,5 (con un peak horario de 636,2 a las 21 horas), lo que en rigor significa que ese día Chillán y Chillán Viejo vivieron un estado de “alerta ambiental”, a menos de 4 puntos de saturación de un nivel de Preemergencia.


Sin embargo, para aquel martes la Intendencia Regional del Bío Bío decretó un estado de calidad del aire de tipo “regular”, etapa en que no se aplican restricciones al consumo de leña ni fiscalizaciones de ningún tipo.


En concreto si se hubiera decretado Alerta Ambiental, se hubiera restringido el uso de leña entre las 18:00 y 06:00 horas, lapso de tiempo en el que solo se tendría que permitir 15 minutos de emisiones continuas de humo.


De haberse previsto la mala calidad del aire, habría quedado prohibido durante todo el día el funcionamiento de calderas con una potencia térmica mayor a 75 kwt que presenten emisiones mayores a 50 mg/m3N de material particulado; el uso de fuego para la quema de rastrojos agrícolas y se hubiera recomendado a la comunidad  abstenerse a realizar actividades físicas, restricciones que la Seremi de Salud habría fiscalizado.


Lo mismo ocurrió ayer miércoles. Mientras que la autoridad regional anunció que se iba a presentar un aire “regular” en la intercomuna, los índices constatados por el monitor Purén demostraban que durante todo el día la contaminación por quema de leña se encontraba en niveles altos. Al cierre de esta edición el peak de las 19.00 horas fue de 502 ug/m3. Y tal como ocurrió el martes, como no se previó el problema, no se tomaron medidas para evitarlo.


Pese a las cifras oficiales, el seremi Richard Vargas descartó que el sistema predictivo no se haya adelantado al episodio de saturación del último martes y explicó que la jornada de saturación se debió a factores que el mecanismo no toma en cuenta.


“El promedio diario fue inferior a lo que se presenta en el monitor; el promedio móvil puede haber llegado a esos niveles, pero se coincidió con las condiciones adecuadas que se anunciaron. Lo que si ocurrió es que el sistema no puede predecir la autorización de 14 quemas agrícolas en la zona externa de Chillán y Chillán Viejo, que fueron las que produjeron fuertes emisiones que impulsaron hacia arriba las mediciones de material particulado. La comunidad agrícola aprovechó este veranito de San Juan intermedio en que tuvimos buenas condiciones climáticas después de las lluvias para hacer las quemas de rastrojos que tanto daño nos hacen”, indicó el funcionario de gobierno.
Pese a la respuesta de la Seremi, el monitor Purén el martes y ayer registró el alza de saturación entre las 17.00 y 22.00 horas, donde tradicionalmente en Chillán se han encendido las estufas. Durante el día, los niveles se mantuvieron en rangos normales. 

Comentarios