Ñuble aspira a superar el rezago económico

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:00 AM 2018-03-12

Superar el rezago económico de Ñuble es la principal expectativa a nivel local no solo a partir del inicio de la administración de Sebastián Piñera, sino que también en el contexto de la creación de la región.

Ñuble exhibe actualmente la tercera tasa de desempleo más alta del país (7,5%), una tasa de pobreza de 20,8%, que es muy superior al promedio nacional de 11,7%; y salarios comparativamente más bajos, lo que responde a factores como los bajos niveles de educación; una matriz productiva muy poco diversificada, que se concentra en materias primas como la celulosa, la madera aserrada y la fruta fresca; un déficit de infraestructura pública (el 23% de las rutas están pavimentadas); elevados niveles de ruralidad y aislamiento; y un rezago respecto del resto del país en materia de inversión pública y privada.

Desafíos
A partir de este diagnóstico es que líderes empresariales locales plantean que el nuevo gobierno debe poner énfasis en aspectos como la inversión en infraestructura pública, como carreteras y embalses; en el fortalecimiento del capital humano, generando además las condiciones para retener y atraer profesionales y técnicos; el fomento de la industrialización y la atracción de inversiones privadas, a partir de las vocaciones productivas de la zona, como la industria alimentaria; y el apoyo a las mipymes, que representan el 99% de las empresas de la nueva región.

“Tenemos serios problemas de conectividad en telecomunicaciones, muchos caminos en estado deplorable, sobre todo, en invierno, con poco acceso a infraestructura aeroportuaria y creciente migración a los centros urbanos”, manifestó Álvaro Gatica, presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble.

Por su parte, Alejandro Lama, presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, hizo hincapié en la necesaria modernización del Estado, que agilice la burocracia para la creación de empresas, pero también, en el perfeccionamiento y simplificación de la reforma tributaria implementada en la administración Bachelet.

Prioridades
En materia de prioridades, desde la Cámara Chilena de la Construcción sede Chillán esperan que se avance en el diseño de la Estrategia regional de desarrollo, que se fomente la puesta en marcha de proyectos de infraestructura, con un nuevo impulso al sistema de concesiones a privados.

Desde la Cámara de Comercio de Chillán, hay interés por modificar el sistema de pago de patentes municipales, con el objetivo de que las grandes empresas tributen en las comunas donde operan; y restringir la entrega de permisos para el comercio en la vía pública.

El Colegio de Contadores de Ñuble, por su parte, es partidario de generar incentivos tributarios temporales para la atracción de inversiones para la instalación de industrias del rubro agroalimentario.

En tanto, el gremio de los agricultores coincide en la necesidad de mejorar la infraestructura vial y la conectividad digital en zonas rurales, así como en la urgencia de concretar obras de riego de gran envergadura. Asimismo, plantea que se debe introducir mayor flexibilidad en el mercado laboral agrícola a través de una legislación moderna, retomando una tarea inconclusa del primer gobierno de Piñera y de la segunda administración de Bachelet.

Finalmente, la Multigremial de Ñuble aspira a que las nuevas autoridades trabajen en el fomento de la industrialización de la agricultura primaria y en la diversificación de la matriz productiva, con un énfasis especial en el turismo. De igual forma, aboga por una adecuada planificación del desarrollo, con una visión eficiente de largo plazo, que considere aspectos como el empleo, la conectividad, el medio ambiente y la equidad territorial.

Comentarios