Los liderazgos que marcarán el debut de la Región de Ñuble

Por: Isabel Charlin 10:35 AM 2018-03-11

Codiciada era por los partidos de Chile Vamos, la designación del cargo de delegado Presidencial para la instalación de la Región de Ñuble. Principalmente, porque quien fuera elegido quedaba a un paso de convertirse en intendente, en septiembre; y porque la envergadura del trabajo a realizar, de no tener contratiempos, marcaría la hegemonía de una u otra colectividad a la hora de marcar presencia en los futuros cargos a designar. RN, la UDI y Evópoli posicionaron a sus cartas. Todo indicaba que el nombamiento recaería en un experimentado político de RN, sin embargo, se impuso un perfil más técnico, encarnado en el independiente pro UDI, Martín Arrau. Un nombre altamente calificado en lo profesional, que si bien tiene poca experiencia política, previo a comenzar su gestión ya tiene la película bastante clara, y no ha temido a la hora de ajustar las expectativas.

Con una semana de diferencia, correspondió dar a conocer el nombre de la nueva autoridad provincial, que en el caso de Ñuble, recayó en la RN, Paola Becker.
Su misión será distinta, le corresponderá ejercer como última jefa provincial del territorio, y a diferencia de Martín Arrau, su expertise es preferentemente política. Durante nueve años se desempeñó como brazo derecho del alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, tanto en la labor administrativa, como electoral, en terreno. Previamente trabajó en el Senado, junto a la bancada RN.

Ambos han manifestado su intención de trabajar en equipo. Reconocen tener distintos estilos, pero apuestan por la complementariedad. Es más, trascendió que Martín Arrau y su equipo se trasladarían pronto a trabajar al edificio de la Gobernación, como una forma de potenciar el proceso; dar señales de unidad y generar ahorro a la vez.

Proyecciones

Pero a la nominación del intendente(a), en septiembre, se suma un nuevo desafío para los partidos, y sus principales representantes. En octubre de 2020, se efectuarán las primeras elecciones de gobernadores regionales (actuales intendentes), y desde luego que la primera opción para ser candidato será para quien sea designado en septiembre, y alcance a estar trece meses en el cargo, pues de competir, deberá renunciar en octubre de 2019 (un año antes de los comicios).

Otra elección que se efectuará también en 2020 será la municipal. Dependiendo de la decisión que adopte el actual alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, Chile Vamos querrá contar con una carta fuerte para postular a dicho cargo, la cual podría salir perfectamente de entre el delegado o la gobernadora.

Sin duda, la evaluación que haga La Moneda de la labor de ambos personeros durante los próximos seis meses, determinará su futuro político. El anhelado trabajo en equipo en pos de un bien superior, como es posicionar a la nueva Región de Ñuble, debiera redundar en una difícil decisión para el Presidente Piñera, y no en una lucha entre partidos por quedarse con el premio mayor.

Comentarios