“El Presidente nos ha pedido ser rápidos y ejecutivos"

Por: Isabel Charlin 10:25 AM 2018-03-11

Paola Becker Villa cerrará por dentro las oficinas de la Gobernación de Ñuble. Oficinas que seguirán funcionando, pero ya no como dependencias provinciales, sino regionales. Ella será, a partir de hoy y hasta el próximo 5 de septiembre, la última gobernadora de Ñuble, por lo que a diferencia de sus antecesores, tendrá una labor mucho más acotada, resolutiva y cortoplacista. Así, por lo menos, se lo ha transmitido el intendente de Bío Bío, Jorge Ulloa.

A la vez, le tocará trabajar conjuntamente con el delegado Presidencial, Martín Arrau, con quien asegura tener la misma buena disposición para hacer bien el trabajo en el territorio.

“Tenemos distintos estilos, está claro, pero tenemos la misma buena disposición. A mí me toca una fase terminal, y él debe proyectar la que comienza. Nuestras pegas son distintas, pero complementarias”, aseveró.

- ¿Cuál es el mandato del Presidente Piñera para la gobernadora de Ñuble?

- El Gobierno de Sebastián Piñera será de unidad. Su programa está abocado a varios temas, y tendremos que darle bajada en la provincia. En mi caso, se termina una provincia y nace una región, mi labor será culminar esta etapa de la mejor manera, y la del delegado, constituir la nueva región, también bajo la mirada de este nuevo Gobierno, cuyo mandato, repito, es trabajar en unidad. Estamos a la espera de instrucciones, a partir del domingo tendremos reuniones de Gabinete y se nos darán plazos perentorios respecto de diagnósticos y priorizaciones que iremos trabajando en conjunto con el intendente Ulloa y con el Gobierno.

- ¿Cómo se articulará el trabajo con el intendente del Bío Bío, Jorge Ulloa?

- Ya me reuní con él por primera vez, y creo que será una relación muy positiva y cercana. Yo no lo había conocido en el ámbito político, no nos habíamos encontrado, y estuvimos viendo y trabajando los principios orientadores del Gobierno y en lo que nos vamos a enfocar. Me dio la impresión que él tiene una muy buena disposición a trabajar directamente con la Provincia de Ñuble. Me pidió una carta de trabajo lo más cortoplacista posible. Tiene una visión muy acabada de ambas regiones. Creo que podemos estar tranquilos, el intendente de Bío Bío va a ser un socio más y vamos a trabajar bajo los principios inspiradores del Gobierno de Sebastián Piñera.

- ¿Cuál será su rol como gobernadora, para velar porque no disminuya la asignación presupuestaria para Ñuble durante estos meses? Ya hay signos de que así será.

- Él me pidió una coordinación directa y comunicación diaria si fuese necesario. Me pidió una carta de trabajo en el corto plazo, y trabajaremos en conjunto las priorizaciones. Le hice partícipe de la disposición de Ñuble de trabajar codo a codo en el contexto región, y en estricto rigor, tengo la confianza que trabajaremos muy de la mano. Tenemos que estar tranquilos, él, como quien encabeza el Gobierno Regional, tendrá mucho que decir e injerencia en el destino de los recursos.

Agenda Presidencial

- ¿Es la disponibilidad del recurso hídrico uno de los principales temas que desde Ñuble debieran ponerse en la Agenda Presidencial?

- Las priorizaciones las fija el Presidente de la República. En este caso, el Presidente ha recorrido la zona, la conoce y tiene muy claro qué es más importante. A nosotros nos corresponde identificar las urgencias, y trabajarlas en conjunto con el nivel central. Yo creo que el Presidente no va a dejar ningún flanco, nos ha pedido que en nuestra gestión seamos lo más rápidos y ejecutivos para dar soluciones.

- Uno de los temas que se tomará la agenda de Gobierno, y cuya bajada local le tocará enfrentar a usted, es la inmigración. ¿Cómo ve este tema en Ñuble?

- Es una situación a nivel nacional que obedece a políticas públicas y a una mejor legislación. Hay que abordarlo de manera macro, verlo desde arriba y ser capaces de bajar las soluciones en el más corto plazo acá. Seguramente habrá que perfeccionar lo que hay, los servicios que se entregan en la Gobernación, Registro Civil y PDI, circunscrito todo esto a las políticas públicas que emanen desde la Presidencia.

- Otro programa importante en la zona que ha liderado el Gobierno Central es la Zona de Rezago del Itata. ¿Está confirmada su permanencia?

- Por supuesto, tiene presupuesto vigente y presupuesto proyectado a tres años. Dentro de la información que me entregó el gobernador saliente, Álvaro Miguieles, está todo lo referente al programa Zona de Rezago. Nos interesa potenciarlo, ha sido transversalmente bien el evaluado, y el Presidente así lo ha manifestado.

- Luego del traspaso de mando, ¿cuál será el primer signo de cambio de Gobierno que podrá notar la ciudadanía? 

- Los estilos de gobernar son distintos. Lo que nos ha pedido el Presidente es que estemos en constante sintonía con la gente y con las comunas. Salir a la calle, escuchar, tratando de darle soluciones concretas a la gente es el mandato. Es la parte ejecutiva, la concreción de las soluciones, lo que más nos ha pedido el Presidente. En eso pondremos el pie en el acelerador. También nos ha pedido que trabajemos con todas las miradas posibles. Nuestra impronta será la unidad y el trabajo en terreno de forma proba. El Presidente ha manifestado su preocupación porque se promueva la probidad en todos los servicios públicos.

- Quienes sean nombrados en cargos provinciales en Ñuble ¿tendrán la primera opción para encabezar después los servicios regionales?

- No me atrevería a decir sí o no, va a depender mucho de la cartera, de la experiencia, de las proyecciones. Incluso, de los currículum de cada nombramiento. Uno puede tender a pensar que quienes sean nombrados a nivel provincial, tengan la posibilidad de proyectarse a nivel regional, pero también estarán sujetos a la evaluación que se pueda hacer en estos seis meses. No porque asuma alguien en la provincia va a tener asegurado el puesto después en la región. No debiera ser ésa la mirada, pero no soy yo la llamada a determinarlo, no tengo injerencia en ningún nombramiento. 

Comentarios