“Esta etapa será distinta, con un Gobierno que se proyecta”

Por: Isabel Charlin 10:05 AM 2018-03-11

A las 0 horas de hoy comenzó la labor del nuevo delegado Presidencial para la instalación de la Región de Ñuble, Martín Arrau García-Huidobro. No asistirá a las ceremonias de asunción del intendente del Bío Bío ni de los consejeros regionales, pues ya tiene agendadas reuniones, y espera trasladarse hasta Quirihue -si es que alcanza-, para analizar en terreno las posibilidades de contar con un edificio que albergue a la futura Delegación de Itata, única provincia que no cuenta con infraestructura para este fin.

Mañana lunes se reunirá con el equipo de la Delegación, el cual se fortalecerá con profesionales que ya está contactando -todos con raigambre en la zona-, y tiene agendadas varias reuniones con ministros, subsecretarios, y el Presidente Piñera, a quien  le entregará  su Plan de acción de aquí a septiembre, el cual espera dar a conocer a la comunidad dentro de las próximas dos o tres semanas.

“He tenido bastante tiempo para revisar la información entregada por la delegada saliente, Lorena Vera, y estamos trabajando en este nuevo plan de trabajo para el cual tenemos menos de seis meses. Lo presentaremos el lunes en La Moneda”, sostuvo Arrau.

- Tanto usted como Lorena Vera han coincidido en la importancia de manejar las expectativas respecto del proceso de instalación. ¿Cómo conciliará los requerimientos expresados por la comunidad, con el tema presupuestario?

- Hay que ser mucho más responsable con el manejo de las expectativas. Cuando uno habla con la gente hay dos tipos de opinión respecto de la región: la primera, que esto será una panacea, y sin duda traerá beneficios, pero en el largo plazo. Muchos esperan que en septiembre les cambie la vida y eso no va a ser así. En segundo lugar están quienes opinan de una forma más negativa, que no son pocos, que piensan que esto es un negociado para apitutar más gente, más cargos públicos, etc., y también hay que hacerse cargo de eso siendo muy prudente en el manejo de los fondos públicos. El manejo de las expectativas es una balanza que debe manejar estos dos componentes, hacer ver a la gente que esto es un proceso gradual, que va a tomar muchos meses y que inicia en septiembre con la instalación de la Intendencia, Gobernación y algunos servicios y ministerios, lo cual haremos con absoluta prudencia. La idea es que la gente vea que estamos utilizando bien los fondos públicos, pero al mismo tiempo, no se olvide cuál fue el objetivo de crear esta región, algo de largo plazo, mejorar las políticas y planes. Queremos un efecto real sobre la señora que hace la cola en el hospital, o sobre la calidad de la educación en una escuela rural.

- De las 16 seremías que propuso instalar la anterior Delegación, ¿Cuántas finalmente estarán operativas en septiembre? ¿Disminuirán ese número?

- Desconozco cuál era el plazo planteado por Lorena Vera para instalar esas 16 seremías. Nosotros ahora estamos abocados a un proceso de corto plazo, de aquí a septiembre, y esa expectativa de 16 seremías y 1.200 ó 1.400 nuevos funcionarios no corre. La verdad es que son otros los planes. El 6 de septiembre contaremos con Gobierno Interior, Gobernaciones, Gobierno Regional, y estamos priorizando entre cinco y seis ministerios, y algunos servicios. En muchos casos, es más relevante la presencia del servicio que del ministerio. Sin duda que para la región son importantes Agricultura, Educación, Salud, Vivienda, Desarrollo Social, Economía y quizás Cultura. Creo que por ahí nos vamos quedando, es lo que proyectamos ahora, pero sin duda puede haber algún ajuste. 

- ¿Esto tiene que ver directamente con la capacidad presupuestaria?

- Tenemos que ser mucho más responsables, porque en el presupuesto 2018 solo un ministerio asignó dineros para la provisión septiembre-diciembre de la Región de Ñuble. El resto no tiene un peso para la instalación y operación de sus servicios en Ñuble, por lo que deberemos instalar el tema en cada uno de estos ministerios, priorizar, y ellos tendrán que reasignar fondos, que es desvestir un santo para vestir a otro. Hay que ser muy responsables, eso es parte de nuestro trabajo y ya lo hemos programado, de manera que para el 2019, contemos con todos los fondos. Es más, ese presupuesto se comienza a preparar ahora, en pocos meses más. Hay hartas dificultades, por un lado está el tema de las expectativas, y por otro, la restricción presupuestaria porque no se hizo la pega en cuanto a proyectar correctamente los fondos. También está la presión propia del tiempo. Tenemos mucho trabajo, pero para eso estamos.

- ¿Qué evaluación hace de la labor efectuada durante los primeros seis meses de instalación?

- Tenemos la fotografía bastante clara. Creo que ha habido la mejor de las voluntades, pero son trabajos totalmente diferentes. Lo que ellos realizaron fue algo bastante más social, de despliegue territorial, versus lo que nos toca hacer que es ejecutar. Para ella (Lorena Vera) fue difícil afrontar el proceso de cambio de Gobierno, sin duda para un equipo que va de salida, después de haber perdido una elección no es fácil; versus uno que va entrando y se quiere proyectar en el tiempo. La información que ella nos entregó nos sirve, es un aporte, pero nosotros hoy tenemos que trabajar en función de metas, cartas Gantt y tareas específicas.

- ¿Cree que habrá una mejor disposición desde los ministerios que hasta ahora?

- Es que ahí creo que el Presidente Piñera no se equivocó. A mí me nombró junto a los intendentes, lo que ha sido un gran espaldarazo. Tengo línea directa con la mayoría de los ministros, por lo que tener este “nivel de intendente” en cuanto al nombramiento nos facilita mucho las cosas. 

- ¿Seguirá en el lugar arrendado por la Subdere, o se trasladará a trabajar a la actual Gobernación?

- Por ahora nos mantendremos en la oficina e iremos viendo con el correr de los días. El trabajo es bastante intenso, y el equipo tendrá que ser un poco más grande. Estamos entrevistando profesionales con un muy buen perfil técnico en las áreas del Derecho, Presupuesto, Administración, Contabilidad, Territorio, Arquitectura y Comunicaciones; jóvenes, porque este trabajo será muy arduo, priorizando que sea gente de Ñuble, porque tenemos capital humano para autodeterminarnos.

- ¿Se mantendrán algunos integrantes del actual equipo?

- Es difícil decirlo ahora, porque el lunes me reuniré con ellos. Dependerá de la calidad profesional y habrá que evaluarlo.

- ¿Estos nuevos funcionarios de la Delegación tendrán cierta proyección en el territorio? ¿Instalarán y luego ejecutarán?

- Lo que vaya a pasar en septiembre es de exclusiva potestad del Presidente, pero sin duda uno se imagina que si alguien colabora en este proceso y es un buen profesional y se necesita gente para la Intendencia y las futuras gobernaciones, sería natural que se quedaran. Pero es solo una expectativa por el momento. Ojo, que parte del equipo estará en los ministerios. Esperamos contar con delegados ministeriales para la instalación de la región en las carteras priorizadas. Es una idea que he logrado instalar en los ministerios, que ojalá funcione.

Etapa ejecutiva

- Lorena Vera conformó, mientras fue gobernadora, una instancia consultiva público-privada, que opera hasta ahora, a cargo de la Delegación. ¿Continuará esta mesa?

- Respecto de la entrega de información y de los procesos que llevó adelante Lorena Vera, hemos tenido la mejor disposición por parte de ella. Pero la verdad es que lo que ella hizo y lo que nosotros tenemos que hacer son cosas totalmente diferentes. A ella le tocó una etapa más de diagnóstico, de socialización, de conversación, y nosotros tenemos menos de seis meses para ejecutar, para implementar. Tendremos que ser sumamente ejecutivos, ágiles y prudentes con el gasto, pero también comunicar y tener cercanía con la gente. Yo ya me he comunicado con actores relevantes de la sociedad de Ñuble, con gremios y otros, y sin duda que seguiremos en ese tono, pero en general estas mesas son cosas más lentas. Nosotros necesitamos mucha más velocidad en este proceso para poder cumplir la misión.

- ¿Procesos que están en curso, como el convenio con Flacso y la próxima licitación de un estudio sobre Áreas Metropolitanas se revisarán? ¿Son prioritarios para esta Delegación?

- Este lunes tenemos la primera reunión en la Moneda. Yo ya me reuní con la gente de Flacso, me hicieron llegar algunos antecedentes, los que encontré muy interesantes. Pero la verdad es que son estudios necesarios para una etapa posterior. Es más, el estudio de Flacso se entrega en diciembre. Es información muy importante para quien asuma como intendente, para iniciar los trabajos de planificación de la región, de planes estratégicos, etc. Pero en esta etapa de instalación, la verdad es que debemos ver cuáles son las necesidades de la gente, poner énfasis en eso. Los estudios son temas paralelos.

- ¿Podrían postergarse?

- Podrían postergarse o continuar. Es un tema que tenemos que analizar en las próximas semanas.

- Los alcaldes de Ñuble han sido muy insistentes en cuanto a instalar reparticiones públicas en sus comunas. ¿Es viable?

- Hay que controlar y manejar las expectativas. Los beneficios de crear la región, más que instalar o no servicios en determinadas comunas, viene dado por la focalización de recursos, el diseño de planes o políticas públicas adecuadas. Más allá de abrir o no una oficina de Fosis en determinada comuna, esto pasa por tener mejores políticas. Por eso debemos cambiar este foco de dar más empleo público o de asistencialismo, hacia un mejor diseño de políticas públicas de largo plazo.

- ¿Cómo beneficiará a Ñuble la nueva ley de traspaso de competencias?

- Aumentar el nivel de regionalización y de toma de decisiones siempre es positivo, pues permite lograr soluciones más adecuadas a la realidad del territorio. Pero también eso tiene un costo. Por eso hay que ir balanceando, y no ir llenándonos de servicios y funcionarios. Herramientas como el plan de ordenamiento territorial es algo en lo que Chile estaba en deuda, éramos de los pocos países de la OCDE en donde una termoeléctrica se podía ubicar en plena zona productiva, por ejemplo.
 

- Existe preocupación entre los consejeros regionales de Ñuble respecto del tratamiento presupuestario que se le dará a Ñuble en estos seis meses que seguirá dependiendo de Bío Bío. ¿Cómo enfrentará esta situación?

- Lo hemos conversado con el intendente Jorge Ulloa. Tenemos una reunión la próxima semana, y la idea es que dentro de la División de Administración y Finanzas de Bío Bío se instale una unidad que trabaje para Ñuble, que no solo vea las asignaciones de estos meses, sino que también se preocupe del traspaso, en septiembre, de bienes, saldos de caja, deudas, todo lo que dice la ley. Lo que no puede pasar es llegar a septiembre sin haber hecho eso. Debemos comenzar a trabajar hoy en los balances de Ñuble.

Comentarios