Los retos que plantea al nuevo Gobierno la Región de Ñuble

Por: Jorge Chávez 09:55 AM 2018-03-11

A diferencia de su primera experiencia entre los años 2010 y 2014, esta vez el flamante Presidente de la República, Sebastián Piñera, asume los destinos del país con una nueva configuración territorial, debido a la creación de la Región de Ñuble y sus tres provincias: Diguillín, Itata y Punilla. La naciente Región XVI, que aún se encuentra en proceso de instalación, propone una serie de desafíos a la nueva administración, que van desde la misma puesta en marcha del gobierno regional y de las distintas reparticiones públicas, hasta el garantizar que las políticas y programas destinados a Ñuble, generen condiciones económicas y sociales propicias para su afianzamiento como nueva unidad geopolítica y su posterior crecimiento y desarrollo.

A juicio de la académica del Departamento de Administración Pública y Ciencia Política de la Universidad de Concepción (UdeC), Jeanne Simon, uno de los mayores retos de las autoridades gubernamentales es evitar que sus líneas de acción orientadas hacia Ñuble ocasionen nuevas formas de centralismo, en donde la intercomuna y San Carlos se queden con la mayor cantidad de recursos, menoscabando los intereses de las otras 19 comunas.

“La crítica en la manera de gestionar los recursos desde Concepción hizo que se diera la separación del Bío Bío, es por eso que la tarea deberá ser mejorar lo mal que se hizo; no se trata de hacer un borrón y cuenta nueva, sino que identificar las cosas buenas de la experiencia anterior para enfrentar la serie de problemas que caracterizan a la Región de Ñuble. La amenaza es que se puedan concentrar los recursos en lo que sería el área metropolitana (Chillán, Chillán Viejo y San Carlos) y seguir dejando al margen los territorios más aislados como San Fabián de Alico, la Zona de Rezago del Itata, entre otros”, comenta Jeanne Simon.

Necesidades en infraestructura vial, empleo, medio ambiente y agua, son solo algunas que urgen cubrir en la novel región que oficialmente comenzará a funcionar a partir de inicios de septiembre próximo.

1. Instalación regional

Seis meses tendrá el actual Gobierno para cumplir con instalar 86 servicios regionales, entre los que se destacan la Intendencia, el Gobierno Regional, las tres gobernaciones provinciales y 16 Secretarías Regionales Ministeriales (Seremis). Lorena Vera, quien hasta el viernes se desempeñó como delegada Presidencial a cargo del proceso, explicó que las demás Direcciones Regionales (56) y otras reparticiones del Estado (9) se van a habilitar de acuerdo a las necesidades de las carteras, pudiendo concretarse en el último trimestre de este año o derechamente el 2019.

Para el consejero regional de Renovación Nacional (RN), Javier Ávila, sin lugar a dudas este se presenta como el mayor reto que tendrá el Gobierno con Ñuble. La autoridad afirma que dependerá del enfoque que le dará a su trabajo el delegado presidencial designado (Martín Arrau), basado en parte en los insumos que le entregue Flacso, que realiza el Estudio de Línea Base para la futura Estrategia de Desarrollo Regional.

2. Embalse Punilla

Con la construcción del embalse Punilla el Estado considera regar mas de 70 mil hectáreas de terrenos cultivables en Ñuble y generar 94 mega watt, para lo cual se invertirá 500 millones de dólares. A juicio del diputado electo de RN, Frank Sauerbaum, la mega obra, que fue adjudicada el 14 de enero pasado a la empresa italiana Astaldi, tiene atrasos en su ejecución que incluso podrían poner en riesgo el ambicioso proyecto.

Si bien en su momento Martín Arrau, cuando ocupaba el cargo de presidente de los regantes del Río Ñuble, lamentó que no se haya acelerado las obras del embalse, mostró su confianza de que durante el mandato del Presidente Piñera el proyecto avance de manera concreta.

3. Zona de Rezago

La coordinadora del Programa de Gestión Territorial de las Zonas Rezagadas del Valle del Itata, Oriana Burgos, asegura que existe la disposición del Jefe de Estado de mantener la política de ayuda instalada el año 2015.

“El Presidente Piñera ha manifestado en diferentes medios de prensa que sabe del programa y que está de acuerdo en continuarlo. A todo esto, además existe una ley del fortalecimiento de las regiones, que indica que los gobiernos locales tienen la capacidad de establecer nuevas zonas de Rezago, además de seguir trabajando en las que ya tienen, como es en nuestro caso”, precisa.

4. Contaminación 

Según los resultados de la última Encuesta Nacional de Medio Ambiente realizada por el ministerio del ramo dados a conocer en febrero pasado, la contaminación del aire y la basura son los mayores problemas ambientales de los habitantes de Ñuble.

Pese a que en la capital regional y Chillán Viejo se está ejecutando desde fines de marzo del 2016 el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA), a causa de la saturación por humo de leña domiciliaria, en los dos primeros años la aplicación de las medidas han sido poco efectivas en cuanto a la reducción de la polución, debido a que los recursos económicos no han sido suficientes para masificar el recambio de estufas y la aislación térmica de viviendas, tal y como lo mandata el PDA. En rigor, la efectividad y éxito del documento de descontaminación radica especialmente en la cantidad de dinero que dispongan las reparticiones públicas involucradas en el texto.

5. Nuevo hospital

En octubre pasado comenzaron oficialmente las gestiones para la futura construcción del hospital, una de las mayores obras que serán ejecutadas en Chillán y que permitirá disponer de un recinto asistencial acorde a las necesidades de la nueva región.

De acuerdo al programa de trabajo establecido por la empresa INSO Chile, que se adjudicó la edificación, cinco años tomará finalizar la obra, lo que significa que en el mandato del Presidente Piñera el Ministerio de Salud deberá velar por el normal desarrollo del contrato de construcción, pero no sería el que lo inaugure.

6. La costa y salmoneras

Siete proyectos de desarrollo ascendentes en $6.300 millones, garantizó el Gobierno Regional del Bío Bío para el borde costero de Ñuble, luego de celebrarse un convenio de programación con la Dirección de Obras Portuarias que durará hasta el año 2022. Los recursos comprometidos en diciembre último representan solo el 6,6% del dinero total que se destinará para el territorio birregional, quedando el grueso del presupuesto ($88.700 millones) para ser gastados en las tres provincias del Bío Bío.

A la preocupación de las comunas costeras ñublensinas por mejorar la infraestructura de su costa, se le suma la inquietud que ha despertado el posible arribo de criaderos de salmones, los que podrían amenazar la flora y fauna del Santuario de la Naturaleza. 

La oficina de Medio Ambiente de la Municipalidad de Cobquecura tiene planeado presentar ante el Ministerio de Medio Ambiente un plan de expansión de la actual área protegida, en la que se encuentra inmersa el Monumento La Lobería, lo que prohibiría la eventual instalación de cualquier actividad industrial.

7. Estrategia de Desarrollo

Para la profesora de la UdeC, Jeanne Simon, los lineamientos para el desarrollo ñublensino deben basarse en coordinación, colaboración y una debida planificación de las políticas públicas pensadas para la zona, garantizando así que todos tengan las mismas oportunidades y el mismo acceso a los beneficios del Estado, no importando el lugar de residencia.

“Una de las ventajas que tiene Ñuble es que nacerá con las nuevas facultades que le entrega la nueva ley de fortalecimiento de las regiones, ya que empezará su vida sin muchos de estos obstáculos institucionales; es decir la región será un verdadero programa piloto en varios temas. La burocracia del Estado es compleja y uno tiene que tener la capacidad de gestionar de manera ágil todos los proyectos de financiamiento, porque si no al final no va a favorecer mucho la construcción de la región y va a generar frustraciones porque hay mucha expectativa”, indica.

8. La cárcel

Tras el terremoto de febrero del 2010, los cuestionamientos sobre la ubicación actual de la cárcel (en pleno centro de la ciudad) no han cesado, a tal punto de que en el Gobierno del entonces Presidente Sebastián Piñera, comenzó a evaluarse un nuevo emplazamiento. Pese a que se han barajado algunas posibilidades, hasta el momento no se ha avanzado de manera concreta en la definición del mejor lugar, todo esto por el hecho de que nadie quiere tener de vecino a un centro penitenciario.

Al respecto, el pasado domingo Hernán Larraín, quien estaba a una semana de asumir su cargo de ministro de Justicia mencionó al diario “El Mercurio”: “Algunas cárceles se han demorado, como la de Talca y Copiapó, pero deberían salir luego y hay que resolver el tema de Chillán, donde hay un proyecto aprobado, pero, de nuevo, está el problema de concretar su ubicación”.

9. Desempleo

De acuerdo al último informe entregado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la tasa de desempleo en Ñuble durante el trimestre noviembre-enero fue de 7,5%, lo que demuestra que la reactivación económica no ha llegado, toda vez que la cifra es superior en 0,5 puntos a igual periodo del año anterior. La estadística local confirma que la naciente región es la tercera con mayor desocupación del país, después de La Araucanía y Antofagasta.

Pese a que la zona ya no muestra el peor índice de cesantía del país, como sí lo tenía en el pasado trimestre mayo-julio con 8,7%, a juicio del analista del Observatorio Laboral Ñuble, Héctor Garrido, la tasa de desempleo en Ñuble es alta y preocupante por la disminución de la fuerza laboral y del número de ocupados.

En ese sentido, uno de los principales desafíos para las actuales autoridades será mejorar los indicadores de inversión y de empleo, para lo cual se requerirá duplicar los esfuerzos para incrementar el nivel de industrialización de la economía local.

10. Conectividad

Ñuble tiene una red vial que se extiende en 4.682 kilómetros de caminos. Sin embargo, solo 1.118 kilómetros, es decir un 23,7%, cuenta con pavimento ya sea hormigón, asfalto o capa de protección; una cifra baja en comparación con el promedio nacional, que es de 40%.

Excepto la construcción e inauguración a fines del 2016 del moderno puente Confluencia, las mejoras en esas estructuras han estado orientadas mayormente en trabajos menores. Las reparaciones han consistido en mantener activos antiguos viaductos de madera, de hecho el año pasado el Gobierno le dio mantención a 20 pasos vehiculares.

Para el diputado electo Gustavo Sanhueza, el reto del Gobierno será lograr la priorización de proyectos de infraestructura pública para Ñuble, considerando el grave déficit que existe en conectividad vial, tanto en la capital regional como en comunas.

Comentarios