Los desafíos en materia cultural de la nueva Región de Ñuble

Por: Carolina Marcos Fotografía: La Discusión 2018-03-10

La habilitación del Centro Cultural Municipal y el financiamiento del Teatro son algunos de ellos

También han surgido otras ideas como la instauración de un museo y el apoyo a iniciativas desde fondos concursables

La nueva Región de Ñuble espera a la zona con nuevos desafíos en materia cultural. Ellos dicen  relación con temas ligados a la  infraestructura y gestión, entre varias otras que son materia pendiente en una ciudad con amplia tradición cultural, patrimonial y social. 

Lejos de la nueva identidad que la Región de Ñuble entregará a sus habitantes, también se encuentran los temas relativos al desarrollo de diversas instancias que se establecerán definitivamente en Chillán. Una de ellas es la oficina regional del Ministerio de las Culturas y las Artes, la que si bien está en teoría desde hace años en la ciudad, en la práctica nunca tuvo a sus directores regionales trabajando desde Chillán. Durante este tiempo, la oficina en Chilán se ha preocupado de algunos trámites específicos de la repartición como el pago de los sueldos de los funcionarios de toda la Región del Bío Bío.

Esta oficina se instauró en el 2008 como una forma de indemnizar a la Provincia de Ñuble por no haber ganado la Sede Nacional del Consejo de la Cultura y las Artes, título con el que finalmente se quedó Valparaíso. 

En relación a ese estamento, se espera también que suban considerablemente los números tanto las postulaciones a los Fondos Concursables, como  de ganadores locales. Y en el mismo tenor, que los artistas y gestores culturales locales puedan acceder de mejor forma a los fondos que entrega el Gobierno Regional a través de los llamados FNDR. Los desafíos recién comienzan. 

Consolidación del Teatro Municipal
El principal de los anhelos llegó hace casi ya dos años con la habilitación del Teatro Municipal, una obra que debió esperar casi siete décadas para abrir sus puertas y que durante el último tiempo ha demostrado que el elefante blanco que en la otrora fue, es una postal del pasado. 

Pero aún queda una deuda pendiente y es cómo se asegura su financiamiento. Durante los últimos años, y a pesar que se habían solicitado recursos al Gobierno Regional, la certera idea independentista de Ñuble dejó la discusión para septiembre de este 2018, cuando entre en vigencia la región. Así lo han hecho ver diversas autoridades regionales tanto del Gobierno como del Ministerio de las Culturas y las Artes, quienes han advertido de que este tema se zanje cuando Ñuble cuente con sus propios recursos. La idea es, que tal como el Gore del Bío Bío lo ha hecho con el recién inaugurado Teatro Regional de Concepción, Ñuble pueda asegurar una partida de recursos para el espacio local.

El director de la Corporación Cultural Municipal, Fernando Bórquez, ha sido un fiel defensor de la iniciativa, aunque ahora cifra sus expectativas en lo que pueda hacer el futuro Consejo Regional de Ñuble. El Teatro Municipal requiere aproximadamente mil millones al año para funcionar. De esta cifra, por lo menos por este 2018, el municipio ya aportó poco más de 400 millones de pesos, tal como lo confirma el propio Bórquez. “Lo que se plantea es claramente una situación que tienen todos los teatros, un aporte fuerte del municipio y otro del Gobierno Regional. Es hasta cierto punto comprensible, no justificable, que el actual Gobierno Regional, haya recortado recursos a la zona a la espera de que Ñuble cuente con los propios”, precisa. 

“En el segundo semestre empieza a funcionar nuestro Core y esperamos que nos entreguen un aporte importante que no nos dio el otro Core, del cual solo recibimos el aporte de los más de cinco mil para terminar el Teatro. Esperamos (y vemos disposición) que ellos sí nos aporten porque estamos funcionando al mínimo y lo hemos hecho bien, no podemos ampliar muchas cosas, pero el equipo ha funcionado muy bien”, asume Bórquez. 

A todo lo anterior se suma la terminación del Centro Cultural que quedará en la parte de atrás del Teatro Municipal y para el que ya se comprometieron 1.040 millones de pesos por parte del Ministerio de Las Culturas y las Artes. Bórquez reconoce que desde la Corporación Cultural no se manejan las fechas para concretar este segundo anhelo, pero que los trabajos que empezarán este año debieran estar listos a 2019. 

Este Centro Cultural pretende convertirse en el epicentro artístico de la Región de Ñuble, acogiendo a todas las disciplinas culturales, con espacios para ensayos, talleres y un sinfín de posibilidades. Con esta segunda fase, el Teatro Municipal abordará todas las disciplinas existentes en la zona. 

Museo y Archivo Regional
Quirihue está llevando la delantera a Chillán en relación a este tema de fundar un museo que concentre el acervo cultural, la memoria y las tradiciones de toda una zona. Pero hay un grupo de historiadores inquietos con la posibilidad. Uno de ellos es Alicia Romero, quien desde hace tiempo viene planteando la necesidad de contar tanto con un museo como con un archivo de carácter regional, sobre todo considerando el rico bagaje cultural que tiene Ñuble, con su larga lista de héroes y artistas, con sitios históricos, con hitos que ninguna otra zona de Chile tiene. “Ñuble lo tiene todo”, dice al otro lado del teléfono desde Santiago. 

“La Región de Ñuble y su capital regional, Chillán con 437 años de historia, necesitan de estos espacios culturales con el cual cuentan la mayoría de las regiones del país. Su pasado histórico, agrícola y cultural no se encuentra reunido en ningún espacio en su conjunto, hoy en día.  La tierra de Ñuble, posee una identidad histórica y cultural que ha aportado al país grandes hombres como lo fueron los padres de la patria y otros artistas y literatos, quienes más tarde, colocaron a Chile en el concierto internacional”, argumenta la historiadora.

“La Cuarta Región y su capital  La Serena, consiguieron, después de muchos años de constituirse en región, la Biblioteca Regional más grande de Chile y la Región de Aysén logró su Museo Regional, ambos durante el año 2017”, explica.

Alicia va más allá y plantea que el sitio en donde se emplazó el Grupo Escolar cumple todos los requisitos que el lugar requiere. “El Museo Regional necesitaría en su edificación espacios nuevos construidos con esos fines: salas de exposición de acuerdo a estándares internacionales, bodegas de almacenamiento, salas de restauración, auditorio (o un posible anfiteatro al aire libre), biblioteca para atención de público, oficinas, ascensor, accesos para minusválidos, servicios higiénicos, estacionamientos, tienda, cafetería, recepción, etc. El sitio tiene el espacio suficiente para construir un edificio de esa envergadura”, lanza justo en los días en que las autoridades discuten en torno al futuro del espacio.

Generar marca y audiencias
Desde hace muchos años, y desde que se generó la oportunidad cierta de contar de una vez por todas con un Teatro Municipal terminado, es que se viene hablando de la creación de audiencias dispuesta a consumir material cultural en todos sus géneros. Hace algunos años, el gestor cultural y productor, fundador del Festival de Cine Documental de Chillán y ex director de Cecal UdeC, Cristian Venegas, estuvo a cargo de la elaboración de un diagnóstico y Plan Comunal de Cultura el que arrojó algunos datos clave para abordar el tema: Hay oferta cultural, pero concentrada en el centro; existe falta de asociatividad y vinculación entre los distintos actores de la ciudad; los espacios físicos que existen carecen de las condiciones necesarias para la realización de actividades y las ideas de agruparse, aunque existen, nunca logran concretarse entre artistas y gestores.

Es el propio Venegas quien completa el diagnóstico de cara a la implementación de la nueva región. “Hay muchos desafíos en materia cultural para Ñuble y sus comunas, sin embargo a la hora de las prioridades resulta urgente promover una marca regional en materia de servicios y creaciones artísticas para estimular, entre otras cosas, nuevas audiencias que permitan aumentar la participación cultural en la comunidad, generando oportunidades de desarrollo para los artistas y proyectando las ventajas comparativas de la región más allá de su frontera”, dice.

El patrimonio y su conservación también debieran tener un papel fundamental dentro de la nueva forma de pensar la cultura en Ñuble. Al respecto, la directora de Cecal UdeC, María Soledad Castro argumenta que “debemos reconocer nuestra región desde el presente y no desde el pasado como una región cultural, llena de artistas y de espacios donde mostrar y desarrollar, arte, danza, teatro. Identificar nuestro patrimonio, y pensar cómo valorarlo de aquí en adelante con mirada de futuro”.

Al respecto, se ha avanzado. Quizás ahora la mirada debiera estar en cómo se materializan algunas ideas que se han lanzado en años anteriores, como por ejemplo, convertir a la Copelec de calle Maipón (ícono de la arquitectura moderna) en un museo de la electricidad que permita el paso libre de chillanejos y turistas a las instalaciones, entre tantas otras iniciativas como darle un punto final al Teatro O’Higgins (hoy en manos de privados y con incierto futuro). 

Talentos del mañana
Desde hace años se discute la posibilidad de mejorar el funcionamiento de la Escuela Artística Claudio Arrau, la que en la actualidad no puede albergar a la gran cantidad de niños y jóvenes que cada año postulan a las diversas disciplinas que se ofrecen. Basta recordar a nuevos talentos como el tenor Vicente Muñoz o la pianista Daniela Saavedra. 

Tal como lo planteó el Premio Municipal de Arte, docente y artista Julio Utreras en la edición especial de aniversario de LA DISCUSIÓN en febrero pasado, sería prudente pensar en la Universidad de las Artes de Ñuble, un espacio que sea capaz de agrupar todas las manifestaciones de la ciudad y permitir que los niños y jóvenes con talentos artísticos no tengan que emigrar de la ciudad, como alguna vez lo hizo el propio Claudio Arrau León. 

Desafíos que comenzarán dentro de pocos meses más a convertirse en una realidad y necesidades que, si bien persisten desde hace décadas, hoy podrían materializarse.

Comentarios