Delegados coinciden en que se deben manejar las expectativas

Por: Isabel Charlin Fotografía: Delegación Presidencial 09:55 PM 2018-03-10

Documento de 120 páginas resume el trabajo realizado en los últimos seis meses

Ambos personeros coinciden en que el proceso será gradual y deberá adecuarse a la realidad presupuestaria. Nueva autoridad adelantó que ampliará el equipo

Un informe de más de 120 páginas fue el que la delegada presidencial para la instalación de la Región de Ñuble, Lorena Vera, le entregó este viernes a su sucesor a partir de este domingo, Martín Arrau. 

El documento da cuenta del estado actual en que se encuentra el proceso y el trabajo que se realizó con cada ministerio. Entre los temas que se mencionan, destacan la formulación e implementación de lineamientos de desarrollo; de estrategias para promover la participación ciudadana, y el fortalecimiento y el desarrollo territorial. Además, se dio cuenta sobre la inversión pública en el territorio y el funcionamiento en general de la Delegación Presidencial junto con la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo, así como también el trabajo que existe con las edificaciones de las futuras gobernaciones e Intendencia

Labores realizadas
Por medio de recursos de la provisión AGES (Apoyo a la Gestión Subnacional) de la Subdere, se logró implementar la oficina de la delegación, y realizar cuatro iniciativas, tres de las cuales están en ejecución.

Se trata de los cuatro encuentros ciudadanos efectuados en Chillán, San Carlos, Quirihue y Bulnes ($20 millones), los que se efectuaron entre noviembre y diciembre; ejecución de los aspectos operativos de la delegación ($200 millones), los que contemplaron arriendo y habilitación de dependencias; contratación de personal, bajo la modalidad de honorarios; arriendo de vehículo y posterior reemplazo por uno institucional, y la destinación de $15 millones para la realización de eventos o actividades masivas. Durante el período de Lorena Vera solo se llevó a cabo el seminario sobre Áreas Metropolitanas, por lo que de este presupuesto quedan disponibles $14.661.000.

La Subdere destinó también $220 millones para contratar el estudio de línea base para la futura Estrategia de Desarrollo Regional, que se encuentra ejecutando Flacso; $55 millones para el proyecto “Fortalecimiento de capacidades municipales para la formulación de iniciativas de inversión orientadas a la formación de la cartera regional”, y $120 millones para el estudio y diagnóstico sobre Áreas metropolitanas en la Región de Ñuble. Estas últimas dos iniciativas se encuentran en la tramitación administrativa para su licitación.

Junto con estas acciones, la delegación recopiló testimonios acerca de la experiencia de instalación de las regiones de Arica y Los Ríos; se logró una articulación con el Ministerio de Desarrollo Social para realizar un curso de preparación y evaluación social de proyectos para funcionarios municipales en conjunto con Cepal; se actualizaron los códigos oficiales para la región y sus provincias y comunas, a partir de un decreto exento de enero de 2018, mediante el cual se aprobó la modificación de la codificación asociada a la nueva región, lo cual permitirá su separación en las estadísticas oficiales; y se realizaron actividades ampliadas ligadas al trabajo de la mesa público-privada en Coelemu y Chillán, sobre Turismo, Logística y Educación.

Durante septiembre de 2017 y marzo de 2018, además, se solicitaron estadísticas oficiales sobre la nueva región a diversas reparticiones públicas; se comenzó a organizar el proceso para el Anteproyecto Regional de Inversiones (ARI); se lanzaron el sitio web y las redes sociales de la delegación y se estableció vínculo con los 21 alcaldes del territorio, quienes en su mayoría, solicitaron la instalación de reparticiones públicas en sus comunas.

Próximas tareas
Al delegado entrante (quien presentará en los próximos días su propio plan de acción), le tocará, entre otras cosas, definir los perfiles de cargos (incluyendo bases); organizar los concursos para la provisión de cargos, definir y habilitar las dependencias a utilizar y el equipamiento requerido; y planificar acciones de capacitación.

Entre las recomendaciones que la actual delegación plasmó en el documento entregado este viernes, destacan la constitución de un comité consultivo para mantener a los actores regionales informados respecto del proceso; probar nuevas formas de intervención desde los ministerios y servicios públicos; generar una estrategia regional para la atracción de inversiones; utilizar las herramientas del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo, y adelantar la elaboración de convenios de programación, en especial, con el Ministerio de Obras Públicas.

Manejar las expectativas
“El trabajo realizado con el equipo me deja muy satisfecha, se trata de un grupo acotado, pero muy dispuesto, con mucho compromiso, y eso se ve reflejado en la idea de instalar la región”, sostuvo Lorena Vera, quien insistió en que “la capacidad de instalar la institucionalidad pública será gradual, y en eso todos debemos ser responsables. Cada cosa debe ser en su justa medida, es muy posible que no se pueda instalar todo como lo soñamos, pero lo que hay que hacer es luchar y trabajar para que se instale la mayor cantidad posible, y darle una visión de planificación a este territorio, de capacidad de tomar decisiones, que tenga una mirada de mediano y largo plazo. La institucionalidad pública es una cosa y es importante, pero no es, ni certifica a futuro el desarrollo de la región”, aseveró.

Martín Arrau, en tanto, quien comienza sus funciones este domingo, informó que ya lleva un par de semanas interiorzándose sobre el trabajo de la delegación.

“Para nosotros es un tremendo desafío implementar esta región que el 6 de septiembre tiene que estar operando. Como bien dijo Lorena Vera, esto debe ser algo gradual, paso a paso, y para nosotros significa una gran responsabilidad y así lo tomamos. Sabemos que tenemos mucho trabajo en los meses que quedan”, dijo.
Respecto del rol que cumplirá el Gobierno entrante en este proceso de instalación, Arrau recalcó que “estamos recién empezando, el Gobierno parte el lunes, pero el compromiso está. Durante esta semana me he reunido con más de 10 ministros y subsecretarios y el tema de Ñuble está, existe un grado de compromiso. Recién a partir del lunes habrá certezas presupuestarias, todos sabemos que recibiremos un Gobierno complicado desde el punto de vista financiero, ya se ven algunos déficit de ejecución presupuestaria de aquí a fin de año; por tanto, todas las reasignaciones y buenas voluntades que necesitamos, pues no se consideró a Ñuble en los presupuestos ministeriales 2018, se hacen más complicadas. Tenemos una labor muy difícil en cuanto a lobby y a posicionar el tema en los diferentes ministerios”, manifestó.

El nuevo delegado anunció además que aumentará el número de funcionarios de la delegación (actualmente son cinco más un chofer), sugerencia que vino de la propia Lorena Vera, “pues el tema que se viene es de ejecución, y se necesita más gente”, sentenció.

Comentarios