Óscar Gebríe llega a acuerdo por accidente fatal en 2017

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mario San Martin 2018-03-07

El empresario sancarlino Óscar Gebríe podría ver concluido el proceso judicial en su contra por el delito de cuasidelito de homicidio y cuasidelito de lesiones graves, como causante de un accidente vehicular que resultó con un motorista fallecido y la acompañante y novia de este con lesiones que la dejaron en riesgo vital, el pasado 10 de diciembre.

Esto porque las familias del joven fallecido, Fredy Guajardo, de 19 años, y la de Andrea Ayala, la copiloto, accedieron a una propuesta económica que el empresario les hizo a través de su abogado defensor, Ricardo Robles, para llegar a la instancia judicial de acuerdo reparatorio con lo que se pondría fin al proceso persecutorio.

El pasado lunes 5 de marzo se realizó una audiencia en el Juzgado de Garantía de San Carlos para explorar esta posibilidad, sin embargo se debió suspender para el próximo 16 de abril debido a la oposición del Ministerio Público, bajo el argumento que aún quedaban pendientes los resultados de peritajes que permitirán confirmar o descartar que Gebríe, quien conducía una camioneta esa noche, estuviera en estado de ebriedad.

De ser así, se estaría ante un delito con pena de crimen que impediría legalmente cualquier opción de acuerdo reparatorio.

“Para entrar a discutir una eventual salida alternativa ante el tribunal, que es quien finalmente la aprueba, es fundamental tener finiquitada esa línea de investigación. Y para nosotros esa línea de investigación aún no está terminada, ya lo dijimos en la audiencia, existen órdenes de investigar y declaraciones pendientes”, estableció el fiscal Rolando Canahuate.

Sin embargo la investigación enfrenta la complejidad de la ausencia de una alcoholemia realizada dentro de un tiempo efectivo, ya que una vez que se produjo el accidente en la Ruta N-31, Gebríe huyó del lugar sin prestar ayuda a las víctimas ni dar aviso a las unidades de emergencia como exige la ley.

Es precisamente esa huida la que hoy tiene a Gebríe imputado en una causa penal y arriesgando ciertas sanciones especiales contempladas en la Ley Emilia promulgadas en septiembre de 2014, como la pérdida de su licencia de conducir o penas privativas de libertad, lo que se ve remoto por la falta de antecedentes penales.

Es más el imputado, quien es hijo del alcalde de San Carlos, Hugo Gebríe, escondió su camioneta Ssang Yong en un predio rural llamado La Arboleda, a unos 5 kilómetros del punto de impacto, para intentar eludir la acción de la justicia.

Fue gracias a la información de un testigo, quien vio llegar al empresario al lugar con la camioneta destrozada en la parte delantera e incluso sin una rueda, quien informó a Carabineros sobre el lugar en la que esta se encontraba, lo que motivó su detención.

Reparar el mal causado
Por parte del perseguido, el abogado Robles explicó que “estamos tranquilos con lo de los peritajes, confiamos que se podrá llegar a este acuerdo que por lo demás es de gran ayuda para las familias afectadas”.

Respecto a Gebríe, su defensor aseguró que “ha manifestado públicamente que para él lo principal es poder reparar el mal causado y ya se hizo cargo de todos los gastos médicos y de otros tipos en los que han tenido que incurrir las familias, tanto del joven que perdió la vida, como la de la joven que hasta hace no mucho tiempo estuvo hospitalizada”.

Andrea Ayala, en conversación con LA DISCUSIÓN, el pasado 22 de febrero, aseguró que “los gastos de hospitalización fueron más de cuatro millones de pesos, que en estos momentos no tenemos de dónde sacar” y confirmó que necesitaría de terapias físicas y sicológicas.

Comentarios