Lo dieron todo arriba del cuadrilátero de Chillán

Por: Rodrigo Oses 2018-03-04

 “Estuvo un poco sucia la pelea, porque el rival me abrazaba mucho, no pude hacer mi mejor pelea, pero marqué más puntos”, reflexionó Marcelo Verdejo, joven púgil chillanejo, tras superar por votación unámime a Nicolás Salcedo del Club Rocky de Talcahuano, en la novena y última pelea que selló la velada boxeril disputada la noche del sábado en el cuadrilátero del Estadio Nelson Oyarzún.

El boxeo de la mano de la Asociación Chillán que encabeza el novel dirigente, Pablo Rojas, sigue levantando y esta vez fueron boxeadores de San Carlos, Chillán y Talcahuano los que demostraron que el deporte de los puños sigue vigente.

“Ya llevo nueve peleas, de ellas siete ganadas, pero ya lo lograré”, sentenció Verdejo, que a fines de mes competirá en el Nacional Juvenil.
Nocaut aplaudido

En tanto, el público aplaudió a rabiar el nocaut que Nelson Vera le provocó a Pablo Díaz, en el primer asalto y que generó la recomendación de los jueces de finalizar el combate.

“La estrategia era tirar dos o tres golpes y retroceder. Era matar o morir, pero acerté un derecho”, sentenció Vera, de 37 años.

Comentarios