“El desarrollo urbano de Chillán ha sido desordenado los últimos años”

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 07:30 PM 2018-03-03

Casi tres décadas ​viviendo en Chillán tiene el arquitecto Pedro Ramos, nacido en la nortina ciudad de Arica.

Tres años inactivo se mantuvo el Colegio de Arquitectos en Ñuble, gremio que, dada la relevancia del quehacer de los profesionales que la conforman, es un actor relevante en la discusión local sobre el crecimiento de la región.

Luego de una serie de reuniones previas en las que evaluaron la importancia de su presencia como gremio, los arquitectos locales decidieron revivir el órgano, comprometiéndose a aportar ideas de desarrollo urbano, sin dejar de entregar su mirada crítica sobre la realidad chillaneja y ñublensina.

El pasado lunes se reconstituyó oficialmente la Delegación Zonal Ñuble del Colegio de Arquitectos, que abarca a las 21 comunas de la naciente Región XVI y agrupa a 45 profesionales del ramo.

La directiva quedó liderada por Pedro Ramos (presidente) y completan el trío dirigencial Alejandra Paredes (tesorera) y Ana Vergara (secretaria).

Establecer un contacto directo entre sus pares, mantener una cercanía con las direcciones de obras municipales y fomentar la buena construcción de los planes reguladores comunales, son algunos de los objetivos planteados por el colegio, según explica el líder y principal representante.

Si bien Pedro Ramos admite que en su momento hubo cierto grado de displicencia al interior de la organización, el arquitecto de 56 años oriundo de Arica y radicado en la capital de Ñuble desde hace casi tres décadas, confía en que se han instalado nuevos aires en el colegio, impulsado sobre todo por lo que promete la instalación de la región.
 

-¿Qué pasó con el gremio  a nivel local, por qué se desarticuló?
-El colegio fue disminuyendo su participación; creo que no había mucha motivación en las direcciones anteriores y funcionó hasta hace tres años. A nivel nacional también se está reintegrando porque pasó por una crisis que no conozco a fondo, pero hay mucho ánimo y hasta ahora ya se instalaron 20 delegaciones y solo faltan cuatro en el país.
 

-¿Qué los motivó a reorganizarse nuevamente?
-La conformación de la Región de Ñuble involucra una serie de proyectos que compromete a la actividad gremial como arquitectos, en todo lo que es el aspecto urbanístico ya sea en infraestructura pública, habitacional, el tema ambiental y otros; creemos que es una gran oportunidad para nosotros, ya que siempre tenemos algo que decir al respecto. 
 

-¿Cuáles son las prioridades que han detectado en Ñuble?
-Hay diferentes inquietudes respecto a la nueva región que plantean nuestros colegas arquitectos en las reuniones que hemos tenido; como la interconexión vial, el desarrollo urbano teniendo como base los planes reguladores que se tienen que perfeccionar, mantener una cercanía y buena relación con las Direcciones de Obras Municipales, entre otros.
 

-¿Cuál es la mayor preocupación que tienen de Chillán actualmente?
-Creo que uno de los principales problemas es el Plan Regulador Comunal, ya que limita mucho la construcción vertical. En Chillán no hay terrenos de gran envergadura para desarrollar proyectos que alcancen la altura que el Plan Regulador permite; son terrenos que alcanzan los ocho o 12 metros de frente y con la nueva reglamentación técnicamente impide que los edificios puedan levantarse más allá de los siete metros. Es decir, 15 metros en el centro y en la periferia de las cuatro avenidas se limita solo a siete metros. Me da la sensación que después del terremoto de 1939 quedó un cierto temor de crecer en altura; en Chillán, como capital regional, se debe consolidar este desarrollo y permitir que se hagan las enmiendas para que el crecimiento sea más planificado y cambiando las condiciones que hoy tenemos.
 

-¿Qué aprensiones tienen con el Plan Regulador Comunal?
-Queremos aguardar todos los temas que perjudican a la ciudad hoy en día, que es la planificación urbana a través de un Plan Regulador que no fue bien confeccionado o pensado. En un momento tal vez cumplió con su requerimiento, pero hoy se ve que está creando cierta disconformidad con las empresas constructoras para poder construir una ciudad más ordenada, amigable, social y el documento en algunos momentos limita este crecimiento confortable.

-¿Podría generarse un conflicto en permitir edificios en altura junto a propiedades patrimoniales o de interés de conservación como los muchos que hay en el centro de Chillán?
-Pienso que se podrían generar algunos conflictos, pero lo importante acá es mirar el futuro de la ciudad y rescatar lo que sea patrimonio. La conformación del colegio también tiene como finalidad discutir estos temas y aportar a la autoridad las apreciaciones que tengamos respecto a esta situación. En materia de estudio nos vamos a preocupar seriamente en establecer esta relación de las nuevas edificaciones y el patrimonio, que entiendo hay preocupación de rescatar estos tipos de edificios.

-¿Cómo ve que ha sido el desarrollo urbano de Chillán en los últimos años?
-Esto se ha discutido constantemente y también es tema de preocupación, porque hay un crecimiento que se puede entender como desordenado. No hay una buena planificación general de la ciudad, hay sectores que están quedando aislados de alguna manera porque no hay una conexión vial expedita para poder conectar todos estos con el resto de la ciudad.
 

-¿Cuáles son esos lugares que ustedes ven que están quedando más postergados?
-El más crítico creo que es el sector oriente, con sus nuevas poblaciones y villas que se han construido desde la Avenida Los Puelches hacia la cordillera. Hay una evidente falta de planificación urbana respecto al crecimiento habitacional y la conectividad vial; estos dos puntos no han sido abordados a nivel general, como planimetría y como proyectos pensando en el futuro de la ciudad. Uno de los temas principales del colegio hoy en día es poder intervenir o reunirnos con la autoridad para plantear todos estos inconvenientes.

-¿Qué opinión le merece la disposición de áreas verdes y espacios públicos en general?
-Las áreas verdes son muy escasas en la ciudad y no muy bien planificadas. Es necesario ejecutar políticas de consolidación de las áreas verdes en los sectores poblacionales, que permitan a sus habitantes momentos de distracción. Se deben recuperar los espacios subutilizados, pensando en una ciudad que apunte al futuro, ya que ahora nos estamos quedando un poco desfasados en el progreso a diferencia de otras ciudades como Los Ángeles, Talca, Rancagua o Temuco.

Presentación
Pedro Ramos afirma que una de las principales actividades oficiales del gremio será reunirse con el jefe de la Dirección de Obras del Municipio de Chillán, respondiendo así a la invitación que le hiciera la propia oficina edil. El vocero de los arquitectos de Ñuble comenta que aquella instancia, que podría darse en los próximos días, será aprovechada solo para presentarse ante la Casa Consistorial.

Comentarios