Cursan infracciones a supermercado por rotulado de carne brasileña

Por: Roberto Fernández Fotografía: Gentileza Carlos González 2018-03-02

La carne de origen brasileña estuvo el año pasado en el ojo del huracán, con el caso “Carne débil”.

A raíz de una denuncia del presidente de Aprocarne Ñuble, Carlos González, por el incorrecto rotulado de la carne al vacío de procedencia brasileña, personal del SAG realizó fiscalizaciones a los supermercados Jumbo de Panamericana Norte y de Vicente Méndez, el pasado miércoles 28 de febrero, en los cuales se cursaron infracciones por mala rotulación, al presentarse como carne de origen argentina, confirmó ayer el profesional del Servicio, Ramón Vera.

Vera precisó que se trata de cortes al vacío de lomo liso de vacuno, y que si bien se trata de una falta, el producto no representa un riesgo sanitario. Explicó, además, que los antecedentes están en manos del departamento jurídico del SAG, el que determinará la multa luego de escuchar los descargos del denunciado.

En ese sentido, el profesional sostuvo que durante las fiscalizaciones, la empresa manifestó que se trataba de un error.

Denuncia
Carlos González, quien ha denunciado malas prácticas de rotulado en ocasiones anteriores, contó que el domingo 25 de febrero notó la inconsistencia del rotulado y advirtió al personal, tras lo cual retiraron los cortes de carne que exhibían el problema.

“No es primera vez que se intenta ocultar o disfrazar la procedencia de la carne brasileña en el retail, para engañar a los consumidores, quienes todavía tienen en su retina el escándalo de los mataderos brasileños el año pasado, cuestionados por el uso de agentes químicos. Recordemos que las ventas de carne brasileña a Chile bajaron un 35% en esa ocasión”.

El llamado caso “Carne débil”, llevó a varios países, como Estados Unidos, China y Chile, a cerrar sus mercados en marzo de 2017 a las importaciones de carne desde Brasil, por la denuncia policial que reveló el uso de químicos y adulteración de etiquetas para maquillar cortes vencidos, así como sobornos a los fiscalizadores para ocultar severos problemas sanitarios en los planteles.

González sostuvo que la carne argentina es de reconocida mejor calidad que la brasileña, por las razas de su ganado, por lo que “ocultar la procedencia de la carne para engañar al consumidor es inaceptable”.

El dirigente también apuntó sus dardos al SAG, “que con suerte fiscaliza a los supermercados una vez al mes, pero profiadamente se aboca a controlar a los carniceros, eso es discriminatorio. Yo entiendo que el SAG no hace más fiscalizaciones porque no tiene recursos, pero el trato debiera ser más ecuánime”.

Comentarios