Los diablos postergados que claman por minutos

Por: Rodrigo Oses Fotografía: V. Orellana 07:45 PM 2018-03-02

El portero Franco Cabrera llegó con cartel de titular, pero ha debido esperar su opción.

“Yo vine a Ñublense a jugar, para eso entreno con todo, para cuando me toque jugar, ganarme la titularidad y no soltarla más”, confiesa el portero Franco Cabrera, en declaraciones al espacio “Camarín Rojo”, de Ñublense TV.

El exportero de Coquimbo Unido, es uno de los tres refuerzos de Ñublense que hasta el momento no ha sumado minutos en el esquema de Emiliano Astorga.

En similar situación está el defensa central Nicolás Vargas, quien tras brillar en O’Higgins, perdió presencia en el fútbol chileno y tuvo una pobre temporada en Coquimbo Unido.

Vargas arribó a la pretemporada de Constitución con sobrepeso, pero se ha puesto a  punto con la ilusión de recuperar el terreno perdido.

“Soy aguerrido, que no da ninguna pelota por pedida. Fuerte en la marca y hábil con el balón. Juego de central por ambos lados y también de contención. Me llamaron y me dijeron que había una posibilidad, y pregunté cómo se habían armado y si querían pelear el ascenso, me dijeron que sí, así que no lo dudé un segundo y acepté”, confesó a su arribo el defensor forjado en O’Higgins, que incluso, entrenó en el equipo A y B en la antesala del choque de mañana entre Cobresal y Ñublense.

De España a Chillán
Y finalmente, quien no ha sido ni siquiera considerado en las citaciones de los cuatro partidos que se han disputado, es el atacante de 20 años, Xabier Santos.

El joven atacante militó en el Extremadura de España y también registra un paso por el Granada B. A este último club llegó en julio de 2015, tras ser fichado por el Udinese, elenco que de inmediato lo cedió a préstamo. El nacido en Ovalle, se formó en la conocida Academia de Fútbol Kiko Rojas, de la nortina ciudad. Pronto el club amateur Salamanca se fijó en él, convirtiéndose en figura de esa institución. En 2010 pasó a las divisiones menores de Universidad Católica.

“Puedo jugar de extremo por derecha y me gusta encarar”, recalcó a la hora de autodescribirse.

Reglamento pasa la cuenta
Si bien son los únicos de los 11 refuerzos que no han visto acción, Emiliano Astorga ha reiterado que el reglamento que exige presencia de jugadores sub-20 y sub-23 en cancha y banca por cada partido, ha dificultado la citación de jugadores que podrían estar jugando o siendo alternativa.

“Hay jugadores que han quedado fuera de la nómina porque tengo que llevar un sub-20 y dos sub-23, así lo exige el reglamento, y eso complica a la hora de armar la nómina” para cada partido, subrayó Astorga, quien de todos modos, a diferencia de la temporada pasada, considera que todos los refuerzos están preparados para aportar cuando sea necesario.

Comentarios