Calidad de vida urbana

Por: 08:55 AM 2018-02-28

Chillán fue calificada con nota 5,0 -en una escala de 1 a 7- por los propios chillanejos en un sondeo de calidad de vida realizado a nivel nacional por GFK Adimark y cuyos resultados se conocieron esta semana. Con este resultado, la capital de Ñuble ocupó el puesto 11 en un ranking de 24 ciudades consideradas en la encuesta, superando a Puerto Montt, Talca y Valparaíso.

Los habitantes evaluaron dimensiones como acceso a productos en el comercio (5,2), medios de transporte (5,1), acceso a buena educación (4,7), precios de los productos (4,7), áreas verdes (4,6), tráfico automovilístico (4,4), seguridad (4,2), acceso a buena salud (4,2), cantidad y calidad de trabajo disponible (4,1), acceso a entretención (4,0) y contaminación (3,9).

Resulta curioso observar cierto conformismo de los chillanejos en temas clave y respecto de los cuales existe consenso que es necesario mejorar, como áreas verdes, empleo, tráfico vehicular y entretención, todas evaluadas con nota sobre 4, pese a que las deficiencias son evidentes. 

Basta pensar en la nula oferta de parques en la comuna, en la congestión vial de las principales arterias, en las altas tasas de desempleo y en los bajos salarios o en la escasez de panoramas familiares el fin de semana, para concluir que los habitantes de Chillán están muy lejos de gozar de una buena calidad de vida.

No sorprende la preocupación por la contaminación, que a estas alturas es un tema prioritario, pero sí sorprende que en Chillán no sean más estrictos a la hora de evaluar la ciudad, probablemente por un cariño mal entendendido, por conformismo o ignorancia.

A diferencia de otros estudios, como el Índice de Calidad de Vida Urbana de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), que analiza datos oficiales sobre conectividad, vivienda, salud y medio ambiente, condiciones laborales y ambiente de negocios, entre otros, este sondeo es una herramienta subjetiva, por lo que sus resultados podrían variar dependiendo del contexto en que se aplique o de la muestra escogida. En el estudio de la CChC, Chillán logró en 2017 ubicarse en el puesto 39 de un total de 93 comunas evaluadas, al sumar 43,8 puntos.

Se podrá argumentar que Chillán ha logrado mejorar en algunos aspectos y que todo depende del prisma con que se mire, pero es innegable que la ciudad tiene bastante que avanzar para estar al nivel de una capital regional, una tarea que demanda el trabajo conjunto del municipio, del Gobierno Regional, del Gobierno Central, del mundo empresarial y la academia, pero principalmente, de su gente. Son los chillanejos los que deben ser capaces de alzar la voz y exigir con fuerza de sus autoridades una mayor preocupación por esos aspectos que no superan la nota 5, que son casi todos.

La urbe tiene que enfrentar los desafíos que el crecimiento demográfico le está planteando, con instrumentos de planificación adecuados, con una eficiente gestión de proyectos y con un énfasis especial en la proyección de la futura capital regional como centro de servicios.

Comentarios