Crece preocupación local por incremento del desempleo

Por: Roberto Fernández 09:40 PM 2016-04-27

Un aumento de los desocupados en los hogares de la Región del Bío Bío, así como del temor a perder el empleo, reveló la última Encuesta de Percepciones Económicas que realiza Corbiobío y cuyos resultados fueron informados ayer.

De igual forma, se constata un empeoramiento de las expectativas respecto de la evolución de la economía regional hacia los próximos periodos, con una percepción negativa respecto de los efectos que sobre el crecimiento y el empleo muestran un conjunto de políticas implementadas por el Gobierno en el ámbito económico.

La medición, aplicada vía telefónica a 1.109 personas entre el 13 y el 20 de abril, en 18 comunas de la región, entre ellas Chillán, Chillán Viejo y San Carlos, tiene un margen de error muestral de 2,9%, con un nivel de confianza de 95%.

Mercado laboral
Un 33,4% afirmó que algún miembro del hogar se encuentra sin trabajo, cifra superior al 31,7% de octubre de 2015. De éstos, un 42,9% corresponde a un jefe o jefa de hogar (39,2% en octubre), lo que se ve mitigado por una baja en el desempleo correspondiente a egresados con enseñanza media incompleta, de 7,6% en octubre a 3,8% en abril.

En opinión del economistas del Centro de Estudios de Corbiobío, Ariel Yévenes Subiabre, “una hipótesis plausible dice relación con que el empleo se ha vuelto relativamente más precario, generándose una mayor cantidad relativa de puestos de trabajo en aquellas áreas que exigen menor formación académica y experiencia, siendo a la postre empleos con menores dosis de productividad y que tienen menor impacto relativo en la distribución de beneficios a través del empleo”.

Asimismo, se destaca un importante incremento en el temor a perder el empleo en los próximos meses, y a su vez, una reducción importante de la incertidumbre respecto de lo mismo. Quienes sienten un temor alto o muy alto se incrementaron desde 12,9% a 15,8%.

“En la práctica, todo indica que las incertidumbres respecto de la evolución económica tienden a disiparse, instalándose no obstante una visión más bien pesimista respecto del devenir futuro, aun cuando también se incremente la respuesta a un temor muy bajo”, explicó Yévenes.

Un 49,7% (2,1 puntos más que en octubre) dijo que no hay oportunidades de encontrar trabajo en los próximos seis meses, versus un 40,9% (un punto más que en octubre) que piensa lo contrario. En ese sentido, 72,3% piensa que el Gobierno no ha hecho lo necesario para disminuir el desempleo.

Expectativas
Un 61% sostuvo que la economía regional está estancada (5,7 puntos más que en octubre), mientras que un 27,6% cree que está retrocediendo y un 10,6%, que está progresando.

Por otra parte, un 71,8% estima que no es un buen momento para comprar una vivienda (en octubre era 55,4%) y un 79,4% considera que no es un buen momento para adquirir un automóvil (71,7% en octubre).

“Si a los datos anteriores se agrega la visión generalizada respecto al retroceso o situación de estancamiento que se percibe en una diversidad de ámbitos consultados, tales como la disminución de la pobreza, desigualdad y cesantía en conjunto a la mayor capacidad de crecimiento de la economía regional, el resultado es una percepción bastante negativa respecto a las reales posibilidades de un despegue económico pronto de la región”, aseveró Yévenes.

Políticas públicas
Otro elemento que destaca en la encuesta es la percepción negativa respecto de los efectos que están teniendo o tendrán en el crecimiento y el empleo algunas políticas económicas implementadas por el Gobierno.

Por ejemplo, un 56,3% cree que la reforma laboral afectará el empleo en la Región del Bío Bío, mientras que en octubre un 55,3% tenía esa postura.

En tanto, un 25,3% cree que se está retrocediendo en políticas de apoyo a las Pymes y un 27,9% piensa que se está avanzando.

Por otra parte, un 40,3% afirma que se está retrocediendo en políticas de apoyo a la clase media y solo un 16,2% considera que se está avanzando.

De igual forma, un 58% cree que la reforma tributaria está afectando el empleo en la región, aunque esta cifra es menor a la de octubre (60,2%).

Al respecto, Yévenes dijo que “es notorio el sostenimiento elevado respecto a que la reforma tributaria estaría afectando a la economía regional y a su vez, el incremento que se da en la percepción de que la reforma laboral afectará la generación de empleo en la región. Por cierto, ello alimenta también una expectativa más bien negativa respecto del devenir económico regional en los próximos periodos, sosteniéndose a su vez la impresión de que el Gobierno no está haciendo lo necesario para disminuir el desempleo”.

Endeudamiento
Un 47,2% reconoció que está endeudado para mantener a su familia, exhibiendo un aumento de 1,9 puntos respecto de octubre de 2015. De éstos, un 52,8% está endeudado en tres o más veces su sueldo (en octubre era 39,8%).

En cuanto a las razones para dicho endeudamiento, un 44,3% se explica para cubrir necesidades básicas, un 19,5% por salud y un 16,4% por educación.

Al respecto, Yévenes expuso que “continúa preocupando el alto nivel de endeudamiento que se registra en la región, evidenciándose una espiral de endeudamiento que ha tendido a agravarse conforme avanzan los últimos meses, toda vez que si bien se reduce en 3 puntos el endeudamiento al doble del sueldo, se registran importantes incrementos de 7, 3 y 4 puntos en un endeudamiento que alcanza a tres, cuatro y cinco veces el sueldo, respectivamente. Más aún, ello preocupa toda vez que dicho endeudamiento obedece esencialmente a cubrir necesidades básicas, lo que revela que la generación de ingresos actuales en la economía regional apenas alcanzaría a satisfacer porciones de necesidades vitales de las familias”.

Gráfica: Jaime Castro

Comentarios