Lanzan libro del terremoto a ocho años del sismo

Por: Carolina Marcos Fotografía: Sandra Morales 08:50 PM 2018-02-26

La chillaneja Sandra Morales se encontraba en Dichato la madrugada del 27 de febrero del 2010. Según relató hace algunos años a LA DISCUSIÓN, su familia salvó del posterior tsunami casi por milagro puesto que el auto en el que se trasladaban fue arrastrado por las aguas hasta que el destino decidió que viviría para contarlo. 

Toda esta experiencia está contenida en el libro “Terremoto 2010... El camino a mi gran sueño”, texto que será lanzado esta tarde en una ceremonia que se desarrollará en el Museo Claudio Arrau con una invitación abierta a la comunidad para conocer la historia de Sandra y el gran escape que protagonizó junto a su familia. 

Algo que sin duda no todas las personas que se encontraban esa madrugada en Dichato pueden contar. 

“Estábamos a una cuadra de llegar a nuestra casa cuando nos pesca la primera ola. Nos detuvimos ahí porque estaba cortado el puente Villarrica, que estaba próximo a nuestra casa, donde volvíamos después de salir a bailar, para saber de nuestros hijos. Yo veo una masa tremenda que viene, nos iba a pasar, eran unos seis metros, yo dije ‘hasta aquí llegamos’”, recordó respecto de los hechos que la motivaron a iniciar este libro. 

“Pasaron dos segundos en que nos alcanzó la ola y ya estábamos sobre el mar. El auto se fue como una hoja de papel, flotó, nos levantó y arrastró como 300 metros. La primera fue la ola más chica. Después empezó a recogerse, nos arrastró un poco y se detuvo, ahí nos bajamos del auto y si no nos tomamos de un árbol, el agua nos lleva”, recordó la autora en el 2015 y cuando recién había concluido el trabajo que lanzará esta tarde en Chillán. 

La vida es una oportunidad
Y es que seguramente la vida a Sandra le ha mostrado variados caminos. La intención de este libro, advierte, es precisamente entregar un testimonio que sirva a otras personas. “A los 28 años tuve un derrame cerebral, estaba embarazada de mi hijo, por lo que la vida me ha dado hartas oportunidades, así las siento, como oportunidades”, precisa. 

“Después de mi derrame todavía no aprendía, volví a caer al sistema, no valoré todo lo que tenía y seguía postergando mi felicidad. Ya después del tsunami fue diferente, yo no me acuesto ningún día sin haber hecho algo que a mí me gusta. Ahora no me acuesto sin haber comido o hecho algo que de verdad me gusta, trato de postergar lo menos posible las cosas con esa cuota de algo que me hace feliz”, comenta la también instructora de yoga.

El lanzamiento está programado para esta martes a las 20.00 horas en el museo ubicado en Calle Claudio Arrau 558 y será presentado por el arquitecto José Miguel González. Además, en el lugar se montará una muestra fotográfica con imágenes de la época. La música estará a cargo de la mezzosoprano Carola Hormazábal, quien será acompañada al piano por  Wilma Alarcón. 

Comentarios