Muere menor de 15 años al colisionar moto que conducía

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 09:45 AM 2018-02-26

Caso revela el hábito de enseñar a niños de sectores rurales a manejar, lo que según la SIAT, tiene aspectos negativos. Es el tercer motorista fallecido este año.

El menor fue trasladado por el SAMU al hospital de San Carlos, sin embargo, falleció en el trayecto por la gravedad de las lesiones. 

Como J.A.S.M., de 15 años, fue identificada la víctima fatal de un accidente de tránsito registrado a las 00.50 horas de la madrugada de ayer en el kilómetro 2 de la Ruta N-15, en el sector Chacay.

Conforme al parte policial, el menor era el conductor de una motocicleta Takasaki que colisionó de manera frontal con una camioneta Toyota Hilux cuya conductora M.A.M.G, de 32 años, y con domicilio en Ñiquén, circulaba con toda su documentación al día y en normal estado de intemperancia.

Tras la colisión, fue la propia conductora quien dio aviso a las unidades de emergencia, por lo que el SAMU al llegar al lugar se encontró con el adolescente aún con signos vitales.

“Sin embargo, cuando antes de que llegaran al hospital de San Carlos, donde era trasladado, el menor de edad llegó sin vida”, explicó el teniente Christian Jorquera, de la Subcomisaría Investigadora de Accidentes de Tránsito (SIAT) de Carabineros Ñuble, quienes comenzaron los peritajes de rigor por orden del Ministerio Público de San Carlos.

Menores en accidentes
Éste es el segundo caso de accidentes de tránsito con resultado de muerte ocasionado en Ñuble en menos de cuatro meses, curiosamente ambos hechos involucran a adolescentes de 15 años y en el mismo sector de Ñiquén.

El anterior, del 6 de octubre de 2017, dejó a una mujer de 56 años de edad, domiciliada en Belén Chico, luego que cayera desde el borde del tractor en el que viajaba, siendo aplastado por la máquina de trabajo agrícola que conducía su hijo adolescente, evidentemente, sin licencia para conducir.

Y un tercer caso, pero ocurrido en 2016 en el sector del puente Cato, fue protagonizado por una niña de sólo 10 años quien conducía un vehículo menor llevando de copiloto a un trabajador de 32 años, contratado por su familia para faenas de construcción.

Según lo informado por la SIAT, la niña accedió a la pista desde un predio familiar, sin calcular correctamente la distancia que tenía respecto a un bus que venía en dirección a Chillán, siendo colisionada por alcance, lo que dejó al trabajador en riesgo vital.

El que estos tres casos investigados por la SIAT hayan ocurrido en sectores rurales de la comuna, no reviste una sorpresa para los expertos en investigación de siniestros carreteros.

“Lamentablemente, en estos sectores es muy común que los adultos les enseñen a menores, incluso de muy corta edad, a manejar motos, camionetas, vehículos livianos o tractores, muchas veces con la idea de que mientras antes aprendan a manejar, serán mejores conductores a futuro, lo que no necesariamente es cierto”, explica el teniente Jorquera.

A juicio del experto, la instrucción casera en materia de conducción de vehículos, “suele tener el problema de que los malos hábitos o las mañas y las deficiencias técnicas de quien enseña se transmiten al que aprende, y eso luego es muy difícil de corregir, además la madurez de un menor para salir a manejar no es la suficiente con los riesgos evidentes que esto conlleva”, completó.

Nueve fallecidos en 2018
La muerte de este adolescente es la novena que se registra en la Región de Ñuble en lo que va del 2018 y a tres días del término de febrero, lo que arroja un promedio de cuatro fallecidos por mes.

Hasta el 25 de febrero de 2017 la cifra de fallecidos en accidentes de tránsito fue de siete personas, cinco de ellas en enero.
De los casos de este año tres han tenido como víctimas a motoristas.

Comentarios