"En Ñuble se debe tener la mejor disposición para construir acuerdos"

Por: Susana Núñez 11:40 AM 2018-02-25

A pocos días de dejar su cargo para dar paso al nuevo Gobierno, el intendente regional Rodrigo Díaz  repasó los cuatro años de su gestión ininterrumpida, donde no solo evaluó su desempeño, sino también su futuro laboral. Una vez fuera de la administración, espera trabajar con organizaciones no gubernamentales (ONG) tal como lo hizo en el pasado, y en lo político, seguir activo en su rol de militante democratacristiano, descartando por hoy participar en la elección popular de intendente, sosteniendo que “es tiempo que las personas jóvenes vayan tomando responsabilidades”, como dijo a un medio el senador Ignacio Walker, a quien cita y expresa su admiración.

En conversación con LA DISCUSIÓN la autoridad destacó haber contribuido a diversificar la matriz productiva que permitió impulsar el  crecimiento de la región, el cual había estado bajo el promedio nacional en las dos últimas décadas. También reconoció que le hubiese gustado avanzar en transporte, una materia donde es deseable, a su juicio, transferir mayores competencias a la regiones para agilizar los procesos de licitación.

A nivel local, la construcción de la Región de Ñuble será parte de la herencia que dejará a la administración de Chile Vamos, desde donde en el último tiempo han surgido voces discrepantes en torno a los plazos y a la capacidad técnica del proceso encabezado por la delegada Lorena Vera.

-¿Ha existido un atraso e incapacidad técnica en el proceso como ha criticado la oposición?
-Se ha hecho un diagnóstico de lo que se necesita y de los recursos, se ha conversado con  ministerios, y por cierto, lo que vendrá es un nuevo equipo que asume el Gobierno y que debe contar con el tiempo para implementar esta línea de base que ha sido construida. Más allá de las discusiones contingentes de la política, diría que se ha actuado con suma responsabilidad, con la visión de que no podía ser un Gobierno saliente el que tenía que dejar amarradas las manos de uno entrante, se han dejado todos los elementos para que el Gobierno entrante pueda hacerse cargo de la tarea con un tiempo similar al que tuvo la creación de las antiguas regiones.

-Existe la sensación en la comunidad de que la nueva Región de Ñuble será una oportunidad para operadores políticos. ¿Se valorará el mérito en la incorporación del capital humano?
-Aspiro a que este nuevo proceso creciente de mayor selección se desarrolle a través de procesos concursables. También entiendo que las nuevas autoridades tengan una fracción de personas que corresponda a equipos de confianza política (…)Me hago cargo que esa desconfianza de la ciudadanía hacia la política existe, pero creo que es un poco injusta (…)Los partidos no tenemos la cantidad suficiente de militantes que se requieren para cubrir toda la complejidad de la cantidad de profesiones y técnicos que se requieren.

-¿Cómo visualiza el nuevo territorio y sus polos de desarrollo?
-Esta región tiene que apostar a proveer servicios de calidad tanto a las personas que están viviendo acá como a quienes vienen a invertir. Debe apostar a lo académico,  hay un potencial que no tiene nada que envidiar a Valdivia, Temuco o Talca. Además, lo artístico y cultural tiene un peso relevante.

-¿Qué sugiere a los ñublensinos para el desarrollo de la unidad administrativa?
-Los diálogos tienen que ser de buena calidad y contenido, eso implica que se debe tener la mejor disposición para construir acuerdos, a buscar reciprocidad y a entender que todas las actividades humanas y económicas deben ser compatibles. Habrá que perseverar en el trabajo para asegurar riego, habrá que seguir avanzado en Punilla y concluir lo que se ha avanzado en el embalse Zapallar que va a quedar en condiciones para ser llamado licitación.

-El alcalde Sergio Zarzar acusó cierta mezquindad de su Gobierno para ejecutar obras...
-Todo alcalde aspira a lograr más cosas en su periodo, el problema del intendente es que tenemos que atender 54 alcaldes en el caso de Bío Bío y él tiene muchos barrios que atender, pero si uno piensa está el Teatro de Chillán, el aeródromo, el estadio Quilamapu, están las comisarías y la hospedería del Hogar de Cristo. Sergio fue una de las personas que más nos ayuda en entregar terrenos para generar jardines infantiles, estamos canalizando las aguas que escurrían en la ciudad para evitar inundaciones, ahora, por cierto, que nos quedan cosas pendientes y asumo que una persona con la simpatía y sagacidad política como Zarzar estará pidiendo a su coalición una mejor posición. Si uno analiza en Ñuble quién se lleva la mayor cantidad de la torta, es Chillán.

-¿Cómo fue la relación con la Presidenta Michelle Bachelet?
-De mucha gratitud por haber confiado la responsabilidad, la más hermosa en el plano público. De lealtad, le agradezco los espacios para plantearle los temas relevantes y apoyar determinadas iniciativas.

-Su opinión sobre el subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry y los nombres que se barajan para el cargo de delegado presidencial en Ñuble...
-El Presidente electo está nombrando a personas que estima que van a ayudar a materializar su proyecto político y es muy acucioso en la selección en cualquiera de los niveles que sea. Hay que ver cómo se desempeñan y uno en el caso de ciudadano de oposición y como democratacristiano tiene que estar dispuesto a colaborar en cosas que vayan en beneficio del país, y hay personas que tendrán que fiscalizar aquellas cosas perfectibles.
 

Comentarios