$3.317 millones le costaron a Ñuble los accidentes de tránsito en 2017

Por: Felipe Ahumada 11:05 AM 2018-02-25

Los más de 2.657 accidentes de tránsito registrados en Ñuble en el 2017 dejaron pérdidas económicas estimadas en $3.317.910.288, considerando daños a vehículos y en tratamientos médicos y servicios de salud, incluyendo atenciones forenses. El dinero que suele ser costeado por víctimas, causantes o los seguros es superior al que significó la edificación de la 6ª Comisaría de Carabineros de Chillán Viejo ($2 mil 463 millones) y es prácticamente  equivalente a lo que recibe la Municipalidad de Chillán por concepto de permisos de circulación ($3 mil 680 millones).

Y es casi cuatro veces más si se compara con el costo de la implementación del Plan Comunal de Seguridad de Chillán, el que incluyó instalación de luminarias led, cámaras de seguridad, alarmas comunitarias, la compra de un dron, la adquisición de cinco vehículos para patrullaje, la puesta en marcha de la escuela de formación de líderes vecinales y la creación de una aplicación para celulares, que requirieron de un total de $746 millones.

Si amplificamos los guarismos a una tasa nacional, se obtiene como pérdida al 2% del PIB anual de Chile, según las estimaciones hechas en 2017 por la OMS.
No se debe perder de vista que, según Carabineros y las investigaciones realizadas por la SIAT en cada accidente fatal o con lesionados en riesgo vital, las conclusiones afirman que el 95% de estos siniestros son mera falla humana.

No solo la incidencia de siniestros vehiculares influye en el elevado monto, sino la creciente  carestía de reparaciones en talleres y los insumos  y servicios médicos. De todas formas, en Carabineros destacan que las diversas campañas de concientización, la Ley Emilia y la administración de unidades fiscalizadoras mediante georreferenciación de puntos críticos en la región, han hecho que los accidentes con resultados fatales y de lesionados en riesgo vital haya presentado por segundo año consecutivo una caída, con 77 casos en 2015; 74 en 2016 y 64 en 2017.

La capitán Daniela Hormazábal, jefa de la Subcomisaría de Investigación de Accidentes deTránsito (Siat) Ñuble, adelanta que “para este año y los siguientes mantendremos todas esas estrategias, pero queremos añadir una serie de charlas y campañas educativas orientadas a niños y adolescentes, es decir, a nuestros futuros conductores, porque si se les enseña a ser cuidadosos y respetuosos de la ley antes de que aprendan a manejar, las posibilidad de que san conductores responsables es mucho más alta que la posibilidad de obtener buenos resultados cambiando hábitos en conductores ya formados”.

Siempre en el plano de faltas a la Ley de Tránsito, solo en el Primer Juzgado de Policía Local de Chillán, su juez Ignacio Marín estimaba un promedio de 20 infracciones diarias y a lo menos 10 accidentes dentro del radio urbano. “Las personas parecen no entender que un vehículo mal estacionado puede, en efecto, generar accidentes, o por obstaculizar la visibilidad del resto de los conductores o por diversas otras razones”, explicaron en la SIAT.

Los accidentes y sus costos

En la página del Conaset se detalla que en términos de costos de salud, un lesionado leve incurre en un promedio de 105 mil pesos (3.91 UF). Para las lesiones menos graves, los costos se incrementan a 305 mil pesos en promedio (11.36 UF). En caso de fallecimiento los costos promedios por atención previa, servicio de Urgencia y en el Servicio Médico Legal bordean los 424 mil pesos (15,82 UF).

Pero donde el gasto se dispara es para los lesionados graves, quienes deben permanecer por días y hasta meses en clínicas u hospitales en tratamientos intensivos. Aquí las cifras se empinan por los 2 millones 280 mil pesos. Un ejemplo es el de Andrea Ayala Silva, quien en diciembre de 2012 iba como copiloto de su novio, Fredy Gajardo en una moto que fue colisionada por el empresario sancarlino Oscar Gebríe, quien conducía una camioneta.  El empresario huyó del lugar (sería formalizado en enero del 2018), pero Fredy murió y su novia quedó con riesgo vital.

“Estuve hasta el 10 de enero en el hospital, pero todavía debo seguir haciéndome resonancias, scanners y otros tratamientos que seguirán por al menos seis meses. Ya los costos son de más de cuatro millones y aún no sé cómo los vamos a pagar. Con el abogado estamos viendo una manera de que Gebríe responda”, dijo.

Más extremo fue el caso de Verónica, quien en 2014 sufrió un accidente cuando el auto que conducía fue impactado a más de 120 kilómetros por hora por un conductor en estado de ebriedad. “Que esté viva es un milagro”, dice su esposo, el ex oficial del Ejército Manuel Reyes, quien dice que su mujer quedó con daños motrices a causa de un daño axonal difuso, además de la fractura de todas las costillas, la pelvis, los pómulos y extremidades, con compromiso de varios órganos. “El tratamiento nos costó 406 millones, el seguro de Ejército nos cubrió el 70%, la justicia condenó al causante a pagar otros 60 millones y el resto, nos dejó encalillados al punto que me hijo tuvo que suspender dos años de universidad. Lo triste, es que a una persona sin recursos un accidente así le significaría la muerte sin dudas”. Este año ya van 8 personas fallecidas en Ñuble.

Comentarios