Economía regional confirma recuperación

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 10:05 PM 2018-02-22

Un alza de 3,1% en el cuarto trimestre de 2017 registró el Indicador de la Actividad Económica Regional (Inacer) en Bío Bío, según informó el INE, con lo que el crecimiento de la economía durante el año pasado llegó al 1,3%.

La cifra confirma la recuperación de la región, en sintonía con el escenario nacional, dejando atrás la desaceleración.

De las 14 regiones que mide el Inacer, las mayores alzas del trimestre las registraron Magallanes (17,1%), Los Lagos (11,2%) y Tarapacá (8,6%), y solo dos regiones exhibieron una contracción: Atacama (-8,2%) y Aysén (-1,5%).
Año 2017

Al analizar el cierre del 2017, se observa que los principales sectores que incidieron positivamente en el resultado fueron: electricidad, gas y agua; servicios sociales, personales y comunales; transporte y comunicaciones; servicios financieros y empresariales.

Mientras, los sectores que presentaron crecimiento, pero en menor medida, fueron: comercio, restaurantes y hoteles; propiedad de vivienda y pesca.

Por su parte, construcción; silvoagropecuario; industria manufacturera y minería influyeron de manera negativa en la comparación anual.

Recuperación
El seremi de Economía, Iván Valenzuela, afirmó que “si uno ve la tendencia debería ser positivo el primer trimestre de este año, porque las proyecciones de crecimiento para la economía mundial están en 3,9%, la economía de Chile debería crecer sobre el 3%, por lo tanto hay indicios de que la actividad podría estar repuntando”.

“Este Inacer viene a revertir la situación de caída que tuvimos los dos últimos trimestres de 2016 y el primero de 2017”, dijo.

“En el último trimestre de 2017 -continuó- la región creció 3,1%, lo que es superior al promedio nacional, que se expandió un 2,9% en el mismo periodo. Y si yo tomo el promedio del Inacer de los últimos cuatros años, en la Región del Bío Bío tuvimos un 2,1%, lo que también es superior al promedio del país, que fue 1,8%, que es algo que no se daba hace mucho tiempo, porque normalmente Bío Bío crecía menos. Y este pequeño crecimiento ha llevado a que el desempleo haya disminuido”.

Valenzuela destacó la incidencia que tuvieron sectores como energía, servicios como salud y educación, y los servicios financieros, lo que está ligado a un aumento de las ventas del sector inmobiliario, “lo que es una buena noticia, porque la construcción ha estado bastante decaída”. 

En esa línea, planteó que la reducción de los stocks de vivienda, por las mejores tasas de interés y la mayor confianza de los consumidores, contribuirá a dinamizar el sector construcción.

También destacó el transporte, con un importante aumento de los flujos de pasajeros, lo que está asociado al dinamismo del turismo.

Añadió que “el comercio también hizo lo suyo, con un incremento de las ventas automotrices y en hoteles y restaurantes”.

Sin embargo, sectores estratégicos para Ñuble, como la industria manufacturera o el silvoagropecuario aún muestran números negativos. “El sector forestal ha tenido un leve incremento, gracias a mejores precios de la celulosa, pero no se ven mayores volúmenes, porque hay menos materia prima para producir”, sostuvo el seremi.

La autoridad también hizo hincapié en la contracción del sector agropecuario, con la excepción de la fruticultura, “lo que nos muestra las transformaciones que se están dando en el sector, con una reconversión desde los cultivos tradicionales a la fruta, lo que está asociado a la demanda mundial”.

Comentarios