Trump prohíbe polémico dispositivo en armas

Por: 10:50 AM 2018-02-21

Enfrentado a la ola de indignación generada por el sangriento tiroteo de días atrás en Florida, el Presidente de Estados Unidos Donald Trump propuso el martes prohibir un dispositivo para armas que fue utilizado en 2017 en Las Vegas para provocar una masacre.

Según un sondeo publicado el martes por el Washington Post y ABC, más de seis de cada diez estadounidenses estiman que la Casa Blanca y el Congreso no hacen lo necesario para prevenir los cada vez más habituales tiroteos masivos.

La movilización de numerosos estudiantes que lograron escapar a la matanza perpetrada el 14 de febrero en una escuela secundaria de Parkland, al norte de Miami, continúa suscitando un alto interés en los medios de prensa nacionales, reviviendo un debate que durante largo tiempo permaneció estancado.

Respaldado firmemente por la National Rifle Association (NRA), el poderoso lobby de las armas de fuego, el Presidente intenta equilibrar un tema candente.

Al evocar el tiroteo de Las Vegas, que provocó la muerte de 58 personas en octubre, Trump anunció el martes que había pedido al Departamento de Justicia prohibir los dispositivos, conocidos como “bump stocks”, empleados por el asesino de Las Vegas, que permiten a un fusil disparar ráfagas semiautomáticas.

“Firmé una directiva que solicita al fiscal general proponer reglamentaciones con el fin de prohibir todos los mecanismos que transforman a armas legales en fusiles automáticos”, dijo el mandatario en la Casa Blanca.

“Estos textos deberían estar terminados próximamente”, agregó.

La presidencia, legisladores republicanos e incluso la NFL habían afirmado en octubre que esos mecanismos deberían ser sometidos a mayores controles.

Sin embargo, cinco meses después no se ha producido novedad alguna al respecto en el Congreso.

El “bump stock” es una culata móvil que utiliza la energía del retroceso del arma para imprimir un movimiento de vaivén extremadamente rápido al fusil, cuyos proyectiles se recargan al mismo ritmo.

Comentarios