Ganadería cierra 2017 con baja histórica

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 01:35 PM 2018-02-17

La producción de carne en vara de ganado bovino en la Región del Bío Bío experimentó una disminución de 26,3% en diciembre de 2017, respecto de igual mes de 2016, al totalizar 2.184 toneladas. Con esto, el rubro cerró uno de sus peores años, con una caída de 32,9% en comparación con los resultados de 2016, lo que representa una merma de 9.716 toneladas, según cifras del INE.

Todas las categorías influyeron en la disminución de la producción de carne en vara de bovinos, siendo las más significativas: novillos, con 4.718,0 toneladas menos (31,6%) y vaquillas, que bajaron en 2.925,3 toneladas (42,5%).

Esta caída se debe a la menor producción de ganado bovino, no solo en la Región, sino que también a nivel nacional.

Ferias
Según el INE, en 2017 se remataron 948.712 cabezas de ganado bovino en el país, disminuyendo en 6,5%, vale decir, 65.904 animales menos respecto al año anterior.

En la región, se transaron 153.723 cabezas de bovinos, mostrando un decrecimiento de 7,4%, con 12.299 cabezas menos respecto a 2016.

Las principales categorías de bovinos que incidieron negativamente fueron: vacas gordas (27,9%), menor en 5.541 cabezas; terneros y terneras (7,4%), inferior en 3.354 cabezas; y vaquillas (11,5%), con 3.247 cabezas menos.

En cambio, las categorías de ganado bovino que influyeron positivamente fueron toros y torunos (4,2%), superior en 152 cabezas; y novillos para engorda (0,1%).

Mataderos
En 2017, el ganado bovino beneficiado en mataderos de la región totalizó 76.859 cabezas, mostrando un retroceso de 37,0% en comparación con el año anterior, con 45.125 cabezas menos.

Todas las categorías de bovinos incidieron en el retroceso acumulado, principalmente novillos (34,8%), con 20.478 cabezas menos; vaquillas, inferior en 44,6%, al restar 14.501 animales; y vacas gordas, que cayeron un 28,7% con 4.165 animales menos.

Crisis del sector
El presidente de Aprocarne Ñuble y de Fedecarne, Carlos González Mufdi, advirtió que el año pasado, que calificó como el peor del rubro, se acentuó una crisis que se viene observando en los últimos cinco años, fruto del sacrificio de vientres en un contexto desfavorable para el sector, con una fuerte competencia de carne importada y la pérdida de competitividad en el uso del suelo frente a otros sectores como la fruticultura.

“La ganadería está o va en camino a una crisis total, la baja en la producción de los últimos cinco años se ha ido acentuando porque cada año tenemos menos ganado, es cosa de ver las estadísticas del aumento que tenemos de matanza de vientres, en las ferias locales, es asombroso, eso ha llevado a que en los últimos cinco años ha ido disminuyendo la cantidad de animales que se están transando y por consiguiente, la baja en la vara es una consecuencia de ello. Ahora bien, hay que decir que la caída en la producción de carne en vara no ha sido tan acentuada como debiera ser porque ahora se están matando novillos mucho más gordos que antes”.

González destacó que esta crisis se observa en un contexto marcado por el aumento sostenido de las importaciones de carne y el avance de los huertos de fruta. “A mí me preocupa mucho nuestra región, porque como bien se sabe, fue una de las que más creció en superficie de frutales, lo que quiere decir que muchas tierras agrícolas que estaban destinadas a cultivos o a ganadería, se fueron a fruta, y eso sigue en una constante en que los productores se han salido de la ganadería y de los cultivos tradicionales buscando rubros más rentables, para qué hablar lo que está ocurriendo con el trigo”.

El timonel de los ganaderos hizo hincapié en la importancia de la seguridad alimentaria para el país. “No podemos vivir solo de fruta, tiene que haber un equilibrio, mire el caso de Nueva Zelanda, que si bien son grandes productores de fruta, también son grandes productores de carne. En Chile hay zonas donde el Estado debiera potenciar la ganadería, en el caso de Ñuble, en el secano, en Ninhue, Quirihue o San Nicolás, donde no hay riego, o también en la precordillera”.
El dirigente gremial añadió que el difícil panorama que enfrentan los ganaderos ha llevado a algunos a vender sus tierras, las que no pocas veces son adquiridas por forestales, otro rubro que compite por el suelo en la zona.

González anunció que solicitará una entrevista con el futuro ministro de Agricultura, Antonio Walker, para analizar la crisis del sector ganadero a nivel nacional.

Comentarios